Universidad de Murcia

Margarita Lozano

Investida el 22 de mayo de 2015 Margarita Lozano

Padrino Dr. D. Joaquín Cánovas.

Nacida el 14 de febrero de 1931. Hija de militar destinado en Tetuán, su infancia transcurre en Lorca (Murcia), donde tiene vínculos familiares y adonde vuelve en su madurez para establecer su residencia.

A los 19 años se traslada a Madrid e inicia estudios de moda y diseño que pronto abandona para desarrollar su vocación teatral. No tarda en convertirse en actriz predilecta de Miguel Narros, que la dirige en algunos de los montajes más importantes y arriesgados de la época como Fedra, de Miguel de Unamuno (1957); Las tres hermanas, de Antón Chéjov (1960); La señorita Julia, de August Strindberg (1961) y La camisa, de Lauro Olmo (1962). También trabajan juntos en El caballero de Olmedo, de Lope de Vega y La dama duende, de Calderón de la Barca.

Para el cine interpreta papeles secundarios en Alta costura (Luis Marquina, 1954), El lazarillo de Tormes (César Fernández Ardavín, 1959), Un ángel tuvo la culpa (Luis Lucia, 1960) -por la que obtiene el premio del Sindicato Nacional del Espectáculo a la mejor actriz- y, sobre todo, Viridiana (Luis Buñuel, 1961), en la que interpreta a la fiel criada Ramona que acaba jugando una partida de cartas con Francisco Rabal y Silvia Pinal.

Reduce su actividad profesional en España a partir de 1963, después de rodar Los Tarantos, dirigida por Francisco Rovira Beleta y protagonizada por Carmen Amaya, y Los farsantes, ópera prima de Mario Camus sobre la vida de unos cómicos ambulantes en la que su personaje dignifica un humillante striptease.

El productor Carlo Ponti la conduce al cine italiano y allí emprende una segunda carrera que interrumpe voluntariamente por su matrimonio y posterior vida familiar en varios países africanos. De esta primera etapa italiana destacan Por un puñado de dólares (Sergio Leone, 1964), Diario de una esquizofrénica (Nelo Risi, 1968) y Pocilga (Pier Paolo Pasolini, 1969).

En la década de 1980 regresa al cine de la mano de los hermanos Taviani, que la dirigen en La noche de San Lorenzo (1982), Kaos (1984), Good morning, Babilonia (1986) y El sol también sale de noche (1990).
En 1986 Manuel Gutiérrez Aragón la recupera para el cine español con La mitad del cielo, donde encarna a una abuela vigorosa y entrañable que parece tener poderes mágicos y por la que logra el Premio ACE (Nueva York) a la mejor actriz de reparto. En 1987 graba para televisión Lorca, muerte de un poeta, de Juan Antonio Bardem.


Su vuelta puntual al teatro se produce junto a Miguel Narros en las obras Largo viaje hacia la noche, de Eugene O'Neill (1988) y La vida que te di, de Luigi Pirandello (1998).

Amplía sus estancias en España sin abandonar el cine italiano. En 2002 interviene en las películas Octavia, de Basilio Martín Patino y Nos miran, junto a Icíar Bollaín y Carmelo Gómez. Y entre 2005 y 2007 se despide con éxito de los escenarios encarnando a la tiránica protagonista de La casa de Bernarda Alba, de Federico García Lorca, en un montaje dirigido por Amelia Ochandiano

Audiovisuales