Servicio Externo de Ciencias y Técnicas Forenses

Atrás

Tesis sobre violencia de usuarios hacia profesionales de Salud Mental

Tesis María

Profesionales de Enfermería y no sanitarios del Ámbito de la Salud Mental, los más expuestos a violencia por parte de usuarios

El 53% de los profesionales de Salud Mental se exponen anualmente a manifestaciones de violencia física, mientras que más del 90% lo están a violencia no física (verbal y paraverbal)

 

El 11 de Julio de 2017, tuvo lugar la lectura de la Tesis Doctoral "Violencia de usuarios hacia los profesionales de Salud Mental”, defendida por Dña. María Sánchez Muñoz y dirigida por los doctores D. José Antonio Ruiz Hernández y D. Bartolomé Llor Esteban.

El tribunal estuvo compuesto por el Dr. Ramón Arce Fernández (Universidad de Santiago de Compostela), el Dr. Ismael Loinaz Calvo (Universidad de Barcelona), y el Dr. José Antonio Jiménez Barbero (Universidad de Murcia), que otorgaron a la doctoranda la calificación de Sobresaliente "Cum Laude" por unanimidad.

Esta Tesis Doctoral explora la violencia de usuarios percibida por los profesionales de Salud Mental de la Región de Murcia, ya que el riesgo de violencia laboral presenta una especial importancia en este ámbito, tal y como reflejan diversos estudios (Llor Esteban, Sánchez Muñoz, Ruiz Hernández & Jiménez Barbero, 2017; Magnavita & Heponiemi, 2012).

Los objetivos del estudio han sido: 1) conocer la exposición de los profesionales de Salud Mental dependientes del Servicio Murciano de Salud (SMS) a manifestaciones hostiles de los usuarios, según variables sociodemográficas y laborales; 2) analizar la relación entre dicha exposición a conductas hostiles y la presencia de posibles consecuencias, tales como variaciones en la satisfacción laboral, el burnout y el bienestar psicológico; 3) adaptar la escala Healthcare-workers´ Aggresive Behaviour Scale-Users (HABS-U), desarrollada en el ámbito hospitalario, al contexto de Salud Mental, así como probar sus propiedades psicométricas; 4) y por último, determinar el grupo profesional y el programa de intervención de Salud Mental que registra mayores niveles de violencia.

Para realizar el estudio se administró en una primera fase, un cuestionario autoaplicado y anónimo (HABS-U), a cuatro servicios hospitalarios (Psiquiatría, Urgencias, Materno-Infantil y Hospitalización Médica, siendo la población de estudio 518 enfermeros y auxiliares de enfermería provenientes de 4 hospitales públicos de la Región de Murcia. En una segunda fase, se llevó a cabo la adaptación de la escala mencionada a la población de Salud Mental. Empleando una metodología cualitativa y cuantitativa en una muestra de 371 profesionales de Salud Mental del Servicio Murciano de Salud.

La adaptación del instrumento generó una escala (Healthcare-workers´ Aggresive BehaviourScale-Users Version Mental Health [HABS-U-MH]) compuesta por 10 ítems, distribuidos en dos factores (violencia no física y violencia física), con excelentes propiedades psicométricas.

El análisis de las variables sociodemográficas y laborales, muestra que existen diferencias significativas en las agresiones recibidas según sexo, edad, antigüedad en el puesto y profesión. En este sentido el perfil de mayor riesgo fue mujeres, jóvenes, con poca antigüedad en el puesto y pertenecientes a profesionales de enfermería y no sanitarios.

Respecto a los servicios hospitalarios, el primer estudio reveló que las manifestaciones físicas son más frecuentes en servicios de Salud Mental y las no físicas en Urgencias. En el segundo estudio, la comparación entre programas de Salud Mental mostró que la mayor tasa de violencia se registra en las Unidades de Hospitalización Breve y de Media Estancia, donde suelen encontrarse pacientes descompensados.

Los resultados concluyen que la distribución del riesgo de exposición a la violencia no es homogénea dentro del personal sanitario, siendo especialmente alta en Salud Mental, por lo que es fundamental establecer medidas preventivas en los grupos profesionales y servicios más expuestos. La escala adaptada a esta población se muestra útil para estudiar las diferentes manifestaciones hostiles de los usuarios, tanto físicas como no físicas.