Rector entre 1990 y 1994

Juan Roca defendió una universidad coincidente con la que defendía Ortega y Gasset: como institución transmisora de cultura, como formadora de futuros profesionales y como centro de investigación. 

Durante su mandato, la Universidad de Murcia sobrepasó por primera vez los 30.000 alumnos, y los profesores alcanzaron la cifra de 1.500.

En su período se construye la Escuela Politécnica Superior, La Escuela Técnica Superior de Ingenieros Industriales, la de Ingenieros Agrónomos y la de Trabajo social, segregándose los estudios de Psicología y Ciencias de la Educación en las Facultades de Psicología y de Educación, y la de Ciencias (Químicas y Matemáticas) en sendas facultades de Matemáticas y Química, concluyéndose además el nuevo aulario del campus de Espinardo, anexo a la facultad de Mademáticas. También se creó un nuevo servicio, el de Gestión Adadémica, con el fin de coordinar todos los centros y afrontar los nuevos retos. 

Al final de su mandato entraba en funcionamiento algo que entonces suponía toda una novedad, pero que acabaría convirtiéndose en algo consustancial al trabajo de profesores y personal de administración y servicios: entraba en funcionamiento el correo electrónico. Corría el año 1993.

Asímismo, se registró un notable incremento en el número de departamentos y se consolidaron ciertas tendencias de nuestra universidad apuntadas en años anteriores, como el incremento de las relaciones internacionales y la firma de un número cada vez mayor de convenios y acuerdos con instituciones y empresas.