La Fundación ONCE para la Cooperación e Inclusión Social de Personas con Discapacidad nace en febrero de 1988 como un instrumento de cooperación y solidaridad de los ciegos españoles hacia otros colectivos de personas con discapacidad para la mejora de sus condiciones de vida. Además de la propia ONCE están presentes en la fundación las principales organizaciones de personas con discapacidad de España. Mención especial merece el CERMI (Comité Español de Representantes de las Personas con Discapacidad), la plataforma que agrupa a las principales organizaciones de personas con discapacidad de España, y que reúne a más de 3.000 asociaciones y entidades que representan a los 3,8 millones de personas

 El objetivo principal de Fundación ONCE es la realización de programas de integración laboral-formación y empleo para personas con discapacidad, y accesibilidad global, promoviendo la creación de entornos, productos y servicios globalmente accesibles. Esta institución goza de reconocimiento nacional e internacional en el ámbito de la discapacidad, por toda la labor que lleva años realizando a favor de la inclusión social y laboral de las personas con discapacidad y en defensa de los intereses de los 50 millones de ciudadanos europeos con discapacidad. Constantemente promueve, organiza y gestiona, publicaciones, debates y encuentros, congresos de especialistas para aportar soluciones a cuestiones que afectan a la discapacidad y realiza todo tipo de inversiones en innovación tecnológica, recursos humanos y capital social para mejorar la calidad de vida las personas con cualquier tipo de discapacidad. 

 Su relación con la UMU comenzó en el año 2004, con la subvención concedida por parte de la fundación para el estudio de accesibilidad general. Gracias a ellos fuimos la primera institución pública de la Región de Murcia en evaluar la accesibilidad de todas sus instalaciones. Posteriormente, comenzamos la colaboración en el Programa Campus Inclusivo desde sus inicios en 2011, siendo la única universidad que lo ha realizado en todas sus ediciones. Este programa ha permitido a 160 estudiantes de secundaria y bachillerato con discapacidad y/o apoyo educativo conocer nuestra universidad y convertirse, posteriormente, en nuestros estudiantes.

 Gracias a la Fundación ONCE, la UMU ha podido ofrecer a sus estudiantes con discapacidad, desde hace tres cursos ya, prácticas prelaborales remuneradas, siendo la universidad española a la que más plazas se le han otorgado (17 en este curso). Hasta la fecha, 54 estudiantes con discapacidad de la UMU se han podido beneficiar de este programa. Asimismo, y desde su creación hace tres años, la UMU participa en el programa Unidiversidad de FONCE, financiado por el Fondo Social Europeo, en el que se inserta la actividad formativa Todos Somos Campus cuyo objetivo es la formación prelaboral de personas con discapacidad intelectual.

 En definitiva, se puede afirmar sin miedo al error que la Fundación ONCE ha sido una de las principales valedoras de la Universidad de Murcia. Gracias a su continuo apoyo y colaboración hemos podido realizar gran parte de las acciones sociales que nos caracterizan e identifican como una de las universidades más inclusivas, tanto a nivel nacional como internacional.