Unidad para la Calidad

Como establece la LOMLOU y los reales decretos que la desarrollan, todas las titulaciones oficiales de las Universidades han de someterse a un proceso de acreditación, tanto en el momento de presentar la propuesta de desarrollo de la titulación (verificación o acreditación inicial) como una vez están completamente implantadas (acreditación), pasados seis años para los grados y cuatro años si se trata de másteres. El hecho de que una facultad disponga de un Sistema de Aseguramiento Interno de la Calidad (SAIC) facilita la verificación y, sobre todo, el seguimiento y la acreditación de los títulos oficiales de grado y máster que se impartan en ella, dado que el SAIC atiende a los requerimientos normativos para superar los procesos de evaluación. De hecho, la ANECA considera evaluado positivamente el punto 9 de la memoria de verificación de un título si el SAIC de la facultad ha obtenido, al menos, la aprobación de su diseño. En una fase posterior, tener certificada la implantación del SAIC es un requisito para que la facultad aspire a obtener la Acreditación Institucional.

El aseguramiento de la calidad se define como la atención sistemática, estructurada y continua a la calidad en términos de su mantenimiento y mejora. En el marco de las políticas y procesos formativos que se desarrollan en las universidades, el aseguramiento de la calidad ha de permitir a estas instituciones demostrar que se preocupan por la calidad de sus programas y títulos y que se comprometen a poner en marcha los medios que aseguren y demuestren esa calidad y mejora continua.