En esta sección podréis poneros al día sobre la actualidad investigadora de la Universidad de Murcia. A través de noticias, reportajes en profundidad y entrevistas de personalidad, mediante un lenguaje sencillo pero sin perder un ápice de rigor, os acercamos a nuestros investigadores y a su importante trabajo.  

null Entrevista a Manuel Saorín Castaño, un matemático de los pies a la cabeza

Manuel Saorín Castaño

Trayectoria profesional de Manuel Saorín Castaño

Su trayectoria profesional se remonta al año 1981, cuando se licencia en la 2ª promoción de Matemáticas en la Universidad de Murcia, consiguiendo una beca de investigación al año siguiente y compatibilizando sus estudios con la impartición de una asignatura. Dos años después de presentar su tesis,  consigue en 1989 la plaza de profesor titular y seguidamente se marcha a la Universidad de Iowa (EEUU) como investigador.  Toma posesión de la cátedra en Murcia en 1995.

Durante todos estos años ha ido alternando sus obligaciones en la Universidad de Murcia con estancias en diferentes universidades tanto americanas como europeas.

¿Cómo fueron sus comienzos en la investigación?

"Cuando terminé mis estudios no tenía claro lo que era la investigación en matemáticas".

Me gustaba el álgebra, así que cuando terminé mis estudios me dejé aconsejar por José Luis Gómez Pardo, investigador principal del grupo. Al principio no fue fácil porque era el único que llevaba temas de álgebra y tenía una larga lista de jóvenes investigadores que querían trabajar con él. El 90% de los componentes del actual grupo de investigación lo ha tenido como director de tesis.

Para mí fue difícil tomar una decisión con respecto a mi futuro, ya que las becas de investigación eran muy pobres (en aquel entonces 35.000 pesetas al mes) en comparación con los sueldos en otros trabajos. Sin ir más lejos, mi hermano pequeño, al que le dí clases en la Universidad, consiguió su plaza de profesor titular de secundaria dos años antes de obtener yo la mía.

Sin embargo, tenía claro que, aún siendo difícil, era lo que quería. Por supuesto, no me arrepiento de mi decisión.

¿Cuáles son las principales líneas de investigación que viene desarrollando actualmente?

Las líneas de investigación del grupo están próximas entre sí, cada línea está liderada por diferentes personas y las trabajamos generalmente 3 ó 4 investigadores. Como investigador principal las coordino y realizamos seminarios conjuntos para contrastar resultados. Las líneas son éstas: a) Representaciones de  álgebras, b) Unidades de anillos de grupo, c) Teoría de anillos, d) Álgebra homológica, e) Códigos y criptografía, f) Geometría algebráica.

Las líneas que más producen en la actualidad son las de representaciones de álgebras,  teoría de anillos y las unidades de anillos de grupo. Las dos últimas de la lista son de nueva creación y pueden tener mayor aplicabilidad en un futuro, como es el caso de la genética, donde se está trabajando con códigos para estudiar el genoma, utilizando algoritmos algebraicos. Para el descifrado de mensajes también se utilizan códigos, que han de ser lo suficientemente complicados para que nadie pueda descifrarlos a excepción del receptor. Una de las herramientas utilizadas es la criptografía que consiste en usar la descomposición de números en producto de primos.

Manuel Saorín Castaño

Principalmente trabajo en representaciones de álgebras y álgebra homológica, tocando también la línea de teoría de anillos. Soy posiblemente el investigador más versátil de mi grupo.

¿Las nuevas tecnologías han mejorado el trabajo en el campo de las matemáticas?

En cuanto a las nuevas tecnologías, el uso de Internet y del ordenador nos ha ayudado al manejo de la información, pero no de manera determinante a los estudios algebraicos que realizamos. Los resultados que obtenemos no se basan en el ordenador, excepto en algunos estudios de anillos de grupo. Nuestra herramienta es la biblioteca (o CADI) de la Facultad,  donde tenemos fondos propios, además de  las bases de datos en Internet sobre temas específicos.

En la actualidad, el rápido acceso a la información y la gran cantidad de medios nos ha permitido formarnos mejor y hacer estudios de forma rápida y con mayor calidad, aunque también el nivel de exigencia es mayor.

¿El perfil del investigador ha cambiado?

Estamos viviendo un momento en el que las ciencias en general y las matemáticas en particular han mejorado en nuestro país. En mis comienzos, a mediados de los 80,  se pretendía poner a España en el lugar que le correspondía mejorando el nivel de la ciencia. Había un sentido de la responsabilidad con la sociedad para mejorar la calidad de la investigación, aprovechando las ayudas que se otorgaban para aprender técnicas y métodos que después pudieran ponerse en marcha en España.

Hoy en día, la gente joven no tiene ese nivel de compromiso, en lo que se refiere a muchas facetas de la vida. Sin embargo, su preparación es mejor, ya que tienen más posibilidades de formarse, de salir al extranjero y de aprender.

¿Cuáles son los retos para las Matemáticas españolas en el futuro?

Pienso que el reto de España en este campo ya no consiste en obtener muchas publicaciones, ya que se ha pasado a un nivel aceptable tanto en las ciencias como en las matemáticas. En la actualidad, muchos investigadores  miran más el índice de impacto que el proceso y el estudio en sí, lo que muchas veces deja a un lado la calidad de la investigación. Se busca el cómo y dónde publicar con el mayor impacto posible, dejando a un lado el hacer matemáticas en sí.

Lo que España necesita ahora es dar un salto cualitativo, de manera que aparezcan ya matemáticos españoles capaces de crear escuela a nivel mundial, abriendo nuevas líneas de investigación en las que se formen las nuevas generaciones. Para conseguir esto, es necesario que los investigadores busquen temas interesantes, difíciles de resolver,  y que trabajen en ellos intensamente, aún a costa de menos publicaciones. Pero ésta es una apuesta arriesgada, que  muchos parecen evitar hoy en día.

Entrevista Manuel Saorín Castaño

Los nuevos líderes matemáticos españoles deben ser capaces de crear escuelas suficientemente fuertes como para que alguno de sus investigadores pueda aspirar a obtener la Medalla Fields, una distinción que concede la Unión Matemática Internacional cada cuatro años a los mejores matemáticos menores de 40 años y que puede considerarse como "el Nobel de las Matemáticas". España aún no ha tenido ni siquiera candidatos para esa distinción, siendo miembros de las escuelas rusa y francesa quienes mayoritariamente la obtienen.

¿Qué aplicaciones tiene y hacia qué sectores va dirigida la investigación del grupo?

Las matemáticas son la ciencia básica para el resto de ciencias como la física, la química, por lo que su aplicabilidad no es tan tangible como puede ocurrir con otras.

La investigación que realizamos es muy básica y podría ir dirigida a cualquier sector, principalmente a la mecánica cuántica, en relación a la teoría de la relatividad y de la permutabilidad. Utilizamos la rama de las matemáticas llamada grupos cuánticos, enmarcada en la teoría de anillos.

Recientemente, algunos miembros del grupo están colaborando con otros grupos de investigación en cuestiones de genoma.

En la actualidad, ¿considera que su trabajo es reconocido?

Creo que hoy en día el investigador está socialmente aceptado y valorado, aunque el reconocimiento social no debe confundirse con estar continuamente en los medios de comunicación. Esto sería contraproducente para nosotros.

A nivel social y político se ha apoyado la investigación durante estos años, pero todavía es necesario un mayor apoyo para que el desarrollo de la carrera del investigador sea más estable, evitando así que los jóvenes se sientan como mano de obra barata.

Es necesario que los investigadores jóvenes puedan ver una continuidad en su carrera como incentivo para su trabajo, apoyando, con garantía de estabilidad, a aquéllos que obtienen buenos resultados en su labor. 

¿Qué supone ser grupo de excelencia?

Ser grupo de excelencia nos ha supuesto más estabilidad, al tener una buena financiación durante más tiempo y, por tanto, más tranquilidad para investigar. Nos ha permitido financiar la investigación de los jóvenes y adquirir fondos bibliográficos para la biblioteca. Ha sido un reconocimiento a la trayectoria del grupo, a nuestras publicaciones y a la producción a través de proyectos de investigación.

"Entre los grupos de excelencia hay bastante competitividad. Es bueno que tengamos desafíos para producir cada vez más y mejor."

¿En su caso, de qué forma está afectando el tema de los grados a la docencia y al trabajo de los investigadores?

Está teniendo un efecto bastante negativo en la investigación, ya que en algunos casos el investigador está dejando de lado su investigación para dedicarse más  a la docencia. Lo de Bolonia es un sistema que ya existía en el mundo anglosajón, en EEUU y en Inglaterra, pero utilizaban el sistema con coherencia. En dichos países, los trabajos a entregar por los estudiantes, que es una de las novedades "boloñesas",   los corrigen los estudiantes de doctorado, con un contrato de Teaching Assistant,   para quitarle trabajo al investigador. Como en España eso no se hace, si el investigador se dedica a las labores docentes, no tiene tiempo para su investigación, que requiere tiempo y esfuerzo, suponiendo un estrés añadido al no poder atenderlo todo adecuadamente.

En la Universidad hay profesores que no se dedican a la investigación, por lo que se deberían distribuir las horas de clase y la carga docente en función del tiempo que cada investigador dedique a investigar, evitando la sobrecarga de trabajo. Hay docentes muy buenos, que deberían dedicarse a eso, mientras que hay otros que son mejores investigadores.

"Si la repartición fuera equitativa, se evitaría la sobrecarga de trabajo y los investigadores rendirían más y mejor a nivel docente e investigador. "

¿Qué le parece la iniciativa de la Universidad orientada hacia la búsqueda de vías de colaboración con las empresas?

Me parece bien, ya que hay que tratar de traer la empresa privada a la investigación de la Universidad en todos lo campos. La investigación de nuestro grupo no es muy aplicada, pero estamos capacitados para el desarrollo de ciertos algoritmos y cálculos que puedan necesitarse.

 

Entrevista Manuel Saorín Castaño

Más información:

Grupo de Investigación: E036-04 ANILLOS