En esta sección podréis poneros al día sobre la actualidad investigadora de la Universidad de Murcia. A través de noticias, reportajes en profundidad y entrevistas de personalidad, mediante un lenguaje sencillo pero sin perder un ápice de rigor, os acercamos a nuestros investigadores y a su importante trabajo.  

null "Investigar supone alegrarte cuando los resultados alcanzados son buenos y aceptar la decepción cuando no lo son"

Redacción: Delfina Roca Marín

Alfonsa García Ayala, Catedrática Biología Celular e Histología y Vicedecana de la Facultad de Biología de la Universidad de Murcia, trabaja en la mejora de la producción de la acuicultura mediterránea mediante el uso de herramientas biotecnológicas, y lo hace al frente de uno de los grupos de Excelencia de esta institución docente.

La acuicultura es el conjunto de actividades, técnicas y conocimientos aplicados a la cría de organismos acuáticos, incluidos peces, moluscos, crustáceos y plantas. La cría supone la intervención humana para incrementar la producción; por ejemplo, concentrar poblaciones de peces, alimentarlos o protegerlos de los depredadores. Asimismo, la cría supone tener la propiedad de las poblaciones que se estén cultivando. Se trata por tanto de un cultivo de estas especies en cautividad.

¿Podría hacernos una breve descripción de su trayectoria profesional?

Soy licenciada en Ciencias Biológicas (1982) y Doctora (1986) por la Universidad de Murcia (UMU). Realicé la Tesis Doctoral sobre Endocrinología de Quelonios bajo la dirección de la Profesora Blanca Agulleiro en el Departamento de Citología e Histología. Una de las especies objeto de mi estudio fue la tortuga mora, especie que se encontraba en peligro de extinción. Tras la defensa de la Tesis Doctoral me interesé por la regulación hormonal de la reproducción de peces por lo que realicé una estancia post-doctoral en la Universidad de Utrecht (Holanda), bajo la dirección del Profesor Jan Peute dentro del grupo de Endocrinología Comparada de Peces, puntero en el estudio de la reproducción de peces en la década de los 80.

A mi vuelta a la UMU y en calidad de Profesora Asociada, inicié una nueva línea de investigación en el Departamento de Biología Celular sobre la regulación neuro- endocrina de la reproducción de peces que fue financiada con un proyecto europeo en la década de los 90.

En 1992, como Profesora Titular de Universidad, me incorporé al grupo de investigación liderado por el Profesor Meseguer, centrado en el estudio del Sistema Inmunitario de Peces Teleósteos, por lo que mi actividad investigadora se amplió al estudio de la respuesta inmunitaria de peces.

Fue en 2008 cuando consiguí la plaza de Catedrática de Universidad en el área de Biología Celular y, actualmente, lidero un Grupo de Excelencia en el que están llevando a cabo la mejora de la producción de a acuicultura mediterránea mediante el uso de herramientas biotecnológicas.

"Mi actividad profesional está muy ligada a la Universidad de Murcia".

¿Cuándo y cómo surgió su interés por la investigación científica?

En realidad yo nunca me había planteado ser científica. Sin embargo, el estudiar Biología me hizo interesarme por la experimentación animal y el razonamiento científico. Los años que pasé como alumna interna del Departamento de Citología e Histología fueron decisivos ya que, comencé a realizar investigación y resultaba muy gratificante cuando, tras muchas horas de trabajo, obteníamos resultados novedosos que nos hacían iniciar una nueva investigación. También es cierto que teníamos un buen ambiente de trabajo y compañerismo. En muchas ocasiones, especialmente antes de las vacaciones, el trabajo acababa con alguna celebración. Todas esas vivencias me llevaron a decantar mi vida profesional hacia la investigación.

¿Cuáles son las principales líneas de investigación en las que ha trabajado?

En la actualidad estoy involucrada en varios proyectos de investigación autonómicos, nacionales y europeos, todos ellos encaminados a la mejora de las condiciones de cultivo de peces de consumo de elevada importancia económica como son la dorada y la lubina. La dorada, debido a sus características biológicas, representa un modelo de estudio experimental excepcional, ya que es de puesta estacional y sufre un cambio de sexo.

La línea de investigación a la que dedico más tiempo es a determinar el efecto de los estrógenos y andrógenos, naturales y sintéticos, en la respuesta inmunitaria y en la reproducción de la dorada. Actualmente se está estudiando el efecto de un componente de la píldora anticonceptiva. Es un estrógeno de larga vida que cambia el patrón de comportamiento reproductor de los peces.

También colaboro en el desarrollo de nuevos protocolos de vacunación que mejoren los sistemas actuales y que sean más respetuosos con el medio ambiente y refuercen su sistema inmunitario. Los peces, en cautividad, sufren estrés biológico lo que puede llegar a causarles la muerte o a que sean más susceptibles a enfermedades, poniendo en peligro su capacidad reproductora.

"Trabaja principalmente en la respuesta inmunitaria de los peces, es decir, cómo el animal se enfrenta a las situaciones que le ocurren"

Recientemente nos estamos involucrando en el análisis de estos efectos en el pez cebra, considerado como especie modelo de vertebrados, con la idea de generar conocimientos básicos, imposibles de obtener en las especies objeto de cultivo industrial, y utilizables tanto en el desarrollo de la acuicultura como en la sanidad y bienestar animal.

La investigación de su grupo es tanto básica como aplicada y va dirigida a las empresas acuícolas dedicadas a la cría de peces para el consumo humano.

"La investigación básica de calidad antes o después se convertirá en aplicada. No nos debemos obsesionar con que todo lo que se haga en la Universidad tenga aplicación inmediata".

¿Qué destacaría del trabajo de su grupo de investigación?

Aunque cada uno de los proyectos que realizamos son importantes, el proyecto que para mí ha tenido una mayor trascendencia, por el momento tan decisivo en mi vida profesional en el que lo realizamos, y porque en él me inicié como investigadora principal, fue el proyecto europeo centrado en los problemas reproductivos de la lecha mediterránea durante el periodo 1993-1998. La lecha, también conocida como seriola, era una especie prioritaria en la unión europea, por su elevado interés económico basado en su rápido crecimiento, debido a que se mantiene bien en cautividad y al buen precio que tenía en el mercado. Sin embargo, por problemas desconocidos hasta ese momento, no se reproducía en cautividad (privada de su libertad).

Este proyecto lo realizamos en colaboración con el Centro Oceanográfico de Murcia perteneciente al Instituto Español de Oceanografía y supuso el establecimiento de unas condiciones de cultivo de las lechas que permitían la obtención de puestas, es decir, su reproducción en cautividad. Este proyecto fue muy bien valorado por la Unión Europea a la que se transmitió todos los resultados que se obtuvieron.

Me gustaría destacar que los estudios que se hacen en peces suponen un esfuerzo adicional para los investigadores debido a la carencia de marcadores específicos y, en muchos casos, es necesaria la puesta a punto de la metodología de trabajo necesaria.

En nuestro grupo, iniciado por el profesor Meseguer, son varios los investigadores que también lideran proyectos de investigación y contratos (Victoriano Fco Mulero y Mª Ángeles Esteban). Es un equipo que trabaja bien y que aúna esfuerzos, desarrollando tanto proyectos regionales y nacionales como contratos con entidades privadas.

"Para nosotros no es tan importante el qué hacemos como el qué podemos hacer. Todos los proyectos que desarrollamos son importantes porque nos permiten trabajar".

Ser grupo de excelencia ha supuesto la posibilidad de aunar y consolidar la investigación que veníamos realizando los diferentes miembros del grupo de investigación. También es muy importante y facilita mucho nuestra labor el conseguir financiación. Supone un reconocimiento a la trayectoria investigadora del grupo y una cierta proyección, a nivel regional y nacional. 

¿Qué repercusiones tiene la investigación del grupo a nivel de medio ambiente y de la sociedad en general?

Nuestra investigación trata de mejorar la producción de la acuicultura mediterránea, concretamente de las dos especies de mayor producción en nuestra Región, dorada y lubina, lo que se ha de traducir en que estos pescados tengan un mejor precio en el mercado y sean un alimento más saludable. En la actualidad hay 16 empresas de acuicultura en la Región que, en conjunto, producen más del 60% de la dorada que se come en España. Hay que ser concientes que la acuicultura se perfila como la única posibilidad de cubrir la demanda de pescado en un futuro próximo ante el gran descenso que está sufriendo en los últimos años la pesca extractiva.

Una de las líneas de investigación que mayor repercusión tiene a nivel medio ambiental está encaminada a determinar la repercusión de los contaminantes acuáticos en los peces por lo que estamos analizando el nivel de estos contaminantes en las aguas de nuestras costas, donde mayoritariamente se encuentran ubicadas las granjas de explotación acuícola. 

Desde su perspectiva como investigadora de un centro público de investigación ¿qué medidas considera necesarias para fomentar la actividad investigadora? 

Para fomentar la actividad investigadora hay que aumentar la cantidad y la calidad de la investigación que se realiza. Esto se puede abordar desde varios puntos de vista. Por una parte, a  nivel humano hay que fomentar la formación de jóvenes investigadores con becas y contratos pre y post-doctorales. Pero, sobre todo, hay que hacerles sentir que ser investigador es una buena profesión. Por ejemplo, la mayoría de los alumnos que ganan las Olimpiadas en Biología estudian Medicina o alguna titulación de las áreas socio-sanitarias. 

"Cubierto lo básico para la investigación, es necesaria la incentivación. La gente joven necesita sentir que lo que hace es un buen modo de ganarse la vida."

También es importante incentivar la investigación con complementos salariales acordes a la producción científica; la Universidad en alguna ocasión ha adoptado algunas medidas como la contratación de profesores asociados para incentivar la investigación del profesorado. En  2011 disfruté de una de estas plazas lo que me permitió desarrollar una importante labor investigadora. 

Sin embargo, la docencia de los grados está suponiendo una mayor dedicación a los alumnos que no consta en ningún sitio y que sobrecarga de trabajo al profesorado, y, lógicamente, afectada de forma negativa a la investigación. Creo que las Universidades y el gobierno autonómico y nacional deben de apostar "claramente" por el fomento de la investigación. 

¿Considera que su grupo está preparado para las nuevas demandas, es decir, sigue la tendencia a abrirse al mercado empresarial?

La transferencia de conocimiento al sector productivo es una iniciativa importante, pero no debemos equivocarnos, toda la investigación no puede ser aplicada. Lo importante es hacer investigación de calidad y la aplicación al sector empresarial vendrá por si sola aunque sea a medio o largo plazo.

Nuestro grupo de investigación, de hecho, trabaja con varias empresas de la Región dedicadas a la crianza y comercialización de dorada y lubina y con la empresa murciana de productos fitosanitarios Probelte, con la que ha desarrollado varias patentes de productos para mejorar el proceso de vacunación de los peces y con la Fundación Marcelino Botín.

También colaboramos, desde la década de los 80, con el Centro Oceanográfico de Murcia y los resultados que obtenemos sobre la mejora de la producción acuícola son directamente utilizados por ellos.

"Hay que convencer a los empresarios de que no todo es un resultado inmediato, sino que hay que apostar por una continuidad de resultados de investigación. La Universidad debe utilizar su potencial humano." 

En la actualidad, ¿considera que su trabajo es reconocido teniendo en cuenta su gran labor como investigadora, docente y como Vicedecana de la Facultad de Biología? 

El reconocimiento existe a varios niveles. A nivel personal estoy satisfecha con el trabajo que realizo ya que, en la actualidad, desempeño actividad en las tres tareas propias de los universitarios: docencia, investigación y gestión. 

Las actividades que desempeño como Vicedacana van encaminadas a dar a conocer la Facultad de Biología (grados, másteres, investigación, profesorado, salidas profesionales, etc.) a la sociedad y, en especial, a los alumnos de enseñanzas no universitarias.  

"Principalmente lo que hago es dar a conocer la facultad al exterior, tarea que es muy necesaria, ya que somos un ente público."

La actividad más emblemática de la Facultad de Biología, en ese sentido, es la Semana de Biología. En ella se imparten conferencias, algunas por alumnos egresados de la facultad, mesas redondas de interés para los alumnos, como las de salidas profesionales, y las Jornadas de Puertas Abiertas, en las que recibimos alumnos de 6º de primaria, ESO y Bachiller para los que organizamos actividades científicas, que son recibidas con gran aceptación. También participamos, junto con la CARM y el Colegio Oficial de Biólogos de la Región de Murcia, en la organización de la Olimpiada Regional de Biología y para el año 2012 nos han solicitado organizar en Murcia la Olimpiada Nacional de Biología. 

Colaboramos con la UMU en la organización e impartición en el Campus Científico de Verano Mare Nostrum financiado por el Ministerio de Ciencia e Innovación con el proyecto Biotecnología y que está dirigido a alumnos de 4º de la ESO y 1º de Bachiller, en el Campamento Científico. Concretamente en la 2ª edición, celebrada el año 2011 en el CEMACAM de Torreguil, fui la Directora. 

Participo en fomentar las actividades de investigación especialmente en lo que hace referencia a los másteres. Este año hemos organizado las II Jornadas de Iniciación a la Investigación que ha tenido una buena aceptación. 

Además, en la actualidad, soy la Coordinadora de Calidad de la Facultad de Biología y hemos hecho un gran esfuerzo para establecer el Sistema de Garantía de Calidad del centro. 

En mi opinión existe un reconocimiento social que, sin embargo, no se correlaciona con el reconocimiento económico aunque tal vez no sean las fechas más adecuadas para decir esto. 

"Es mucho trabajo, pero la experiencia me gusta. Me permite hacer nuevos contactos y conocer mejor la Universidad. Aligera la mente y abre posibilidades tanto en la docencia como en la investigación".

¿Supone un gran esfuerzo compaginar su vida laboral con su vida familiar? 

Sí, si se tienen tres hijos y en edades tan variadas como los míos, 21, 17 y 9. Hace falta una buena organización y apoyo familiar. Tengo la suerte de tener un marido muy participativo en casa y nos complementamos para el cuidado de los hijos. 

Muchas veces me gustaría tener más tiempo libre pero esta necesidad, en la mayoría de las ocasiones, queda compensada porque estoy trabajando en algo que me gusta y satisface. No me importa trabajar siempre que haya un buen ambiente.

Alfonsa Ayala