Servicio de Psicología Aplicada (SEPA)

Publicador de contenidos

null Violencia hacia personal de enfermería en urgencias y salud mental

Violencia a personal de urgencias

EL PERSONAL DE ENFERMERÍA MÁS EXPUESTO A VIOLENCIA ES EL QUE TRABAJA EN URGENCIAS Y SALUD MENTAL

Esta conclusión se deriva de un estudio representativo llevado a cabo en los hospitales del Servicio Murciano de Salud (SMS) de España, que analizó la frecuencia de exposición a las distintas conductas violentas en cada uno de los servicios hospitalarios.

Este estudio fue realizado por el Servicio de Psicología Aplicada de la Universidad de Murcia, y se llevó a cabo con una muestra de 518 profesionales de enfermería de cuatro servicios hospitalarios: Salud Mental, Urgencias, Hospitalización Médica y Materno-Infantil.

Las conclusiones que se obtuvieron fueron que la violencia afecta en mayor medida al personal de enfermería de Salud Mental y de Urgencias. Además, se encontró que la violencia no física fue más frecuente en Urgencias (por ejemplo, insultar), mientras que la física fue más frecuente en Salud Mental (por ejemplo, golpear objetos o dar portazos, empujar o escupir).

La violencia en el trabajo se define como "aquellos incidentes en los cuales los trabajadores sufren abusos, acoso sexual, amenazas o ataques en circunstancias laborales, los cuales arriesgan su seguridad, bienestar o salud".

Aunque en varios sectores laborales exista violencia hacia los trabajadores, la salud mental es un ámbito con notable mayor riesgo de sufrir agresiones. Este riesgo está, además, aumentando progresivamente. La razón de este hecho podría ser que estos trabajadores mantienen una estrecha proximidad física, tanto con los pacientes como con sus familiares. Investigaciones afirman que los profesionales de enfermería de salud mental están consideradas como el grupo profesional con la más alta probabilidad de sufrir una agresión. Este también es el caso del personal de enfermería de las Unidades de Emergencias.

Este estudio analizó las manifestaciones hostiles de los usuarios hacia los profesionales hospitalarios, con el objetivo de determinar la frecuencia de exposición a las distintas conductas violentas.

Si contemplamos la totalidad de las agresiones sufridas por el personal de enfermería, se encuentra que la violencia no física es más común que la física. En concreto, la agresión verbal es la más observada. Las consecuencias de la exposición ante esta violencia no física son, mayoritariamente, el agotamiento emocional de los trabajadores y la presencia de malestar psicológico.

Los autores de este estudio han encontrado un hecho positivo e importante, pues podría mejorar la perspectiva de futuro de este gran problema. Se encontró que la experiencia de la persona en el puesto de trabajo está relacionada con tasas más bajas de violencia. Por tanto, los investigadores consideran oportuno la aplicación de planes de entrenamiento, con la finalidad de proporcionar a los profesionales las habilidades de comunicación necesarias para gestionar situaciones conflictivas. Esta propuesta podría conducir a la reducción de un número considerable de agresiones.

Llor-Esteban, B., Sánchez-Muñoz, M., Ruiz-Hernández, J., & Jiménez-Barbero, J. (2016). User violence towards nursing professionals in mental health services and emergency units. The European Journal Of Psychology Applied To Legal Context, 8(2).