Servicio de Psicología Aplicada (SEPA)

Publicador de contenidos

null Violencia de usuarios en Atención Primaria

Violencia en Atención Primaria

LA VIOLENCIA EN ATENCIÓN PRIMARIA EN LA REGIÓN AFECTA EN MAYOR MEDIDA AL PERSONAL NO SANITARIO

Esto se desprende de un estudio representativo llevado a cabo por la Universidad de Murcia en 39 centros de Atención Primaria de la Región de Murcia.

Según un estudio llevado a cabo por el Servicio de Psicología Aplicada de la UMU[i], en el que han participado más de 570 trabajadores, entre personal médico, personal de enfermería y personal no sanitario (administrativos, celadores,...), es el colectivo de profesionales no sanitarios, el más vulnerable a los comportamientos violentos de los pacientes. Son los primeros y los últimos en enfrentarse a las frustraciones de los usuarios.

La Organización Mundial de la Salud refiere que en el ámbito sanitario se producen uno de cada cuatro incidentes laborales violentos. Los objetivos de este estudio han sido conocer la frecuencia de exposición de los profesionales a indicadores hostiles y determinar el colectivo más expuesto a la violencia por parte de los usuarios.

La Organización Internacional del Trabajo define la violencia en el trabajo como "incidentes en los que los trabajadores sufre malos tratos, amenazas o ataques en circunstancias relacionadas con su trabajo y que ponen en peligro, implícita o explícitamente, su seguridad, bienestar o salud".

De acuerdo con las formas de expresión, la violencia en el trabajo se clasifica en: (a) violencia no física, en referencia al abuso verbal, amenazas, lenguaje irónico, miradas despectivas,...; y (b) violencia física, relativa a la intimidación física, daños a las personas, o expresión violenta mediante la rotura de mobiliario, puertas,...

Según concluye este estudio, la distribución de la violencia de usuarios no es homogénea entre los diferentes grupos profesionales de Atención Primaria, siendo el personal no sanitario el que, de manera significativa, se encuentra más expuesto. Así mismo, el instrumento diseñado puede ayudar a la detección de profesionales que están sufriendo algún tipo de violencia por parte de los usuarios, y ser útil para evaluar la eficacia de programas de intervención.

Los profesionales que se han visto expuestos a este tipo de violencia pueden desarrollar cuadros de ansiedad y depresión que, con frecuencia, conducen a bajas laborales. El equipo investigador de este estudio ha desarrollado e implementado un innovador programa de intervención específico que ha mostrado ser muy eficaz en la prevención y resolución de estas alteraciones. Más información en www.um.es/web/sepa



[i] Ruiz-Hernández, J. A., López-García, C., Llor-Esteban, B., Galián-Muñoz, I., & Benavente-Reche, A. P. (2016). Evaluation of the users violence in primary health care: Adaptation of an instrument. International Journal of Clinical and Health Psychology16(3), 295-305.