Grado en Traducción e Interpretación

El Grado en Traducción e Interpretación se ocupa de formar profesionales para solventar de forma eficaz problemas de comunicación derivados del desconocimiento de otras lenguas, tanto en el lenguaje hablado como el escrito, en tiempo real o diferido; en todo tipo de situaciones y contextos. Además pueden dedicarse a la formación de nuevos profesionales o al perfeccionamiento y especialización en técnicas de traducción e interpretación. Esta titulación da una respuesta eficaz a la creciente globalización económica, social y cultural, donde las Tecnologías de la Información y de la Comunicación han posibilitado un crecimiento cada vez más rápido de los contactos a nivel mundial. 

Los Graduados/as en Traducción e Interpretación pueden dirigir su carrera profesional hacia las siguientes salidas profesionales: 

  • Traducción especializado en determinados aspectos (científico, legal, comercial, turístico, arte, literatura…). Las posibilidades son tantas como necesidades hay de comunicación entre personas de diferentes idiomas. 
  • La traducción e interpretación jurada. Su labor es la de dotar de autenticidad y fehaciencia a la traducción de lo que se ha expresado oralmente o por escrito en otra lengua. 
  • Formación de lenguas extranjeras en la enseñanza reglada y/o no reglada y de Español para extranjeros.
  • Traducción audiovisual. Especialidad que no se limita a un sistema de traducción audiovisual sino que debe ser capaz de trabajar con todos ellos (doblaje, subtitulado y voice-over) 
  • Mediador lingüístico y cultural. En este caso se facilita no sólo la comunicación y el entendimiento mutuo, sino también la integración de personas pertenecientes a minorías étnicas.
  • Intérprete de enlace. Esta especialidad favorece la comunicación en tiempo real entre personas que no comparten el conocimiento de los idiomas que hablan. Los ámbitos habituales son el institucional y el empresarial, aunque existen ya posibilidades de realizar interpretaciones de tipo más personal gracias a las nuevas tecnologías.
  • Trabajo editorial, como traductor, lector, redactor, corrector o revisor, tanto en el campo de la adecuación de la transferencia idiomática como el del estilo. 
  • Gestión de proyectos lingüísticos, en el área de la lexicografía, terminología y aplicación de las tecnologías de la comunicación e información. 
  • Localización de software se podría definir como la traducción y adaptación de una aplicación de software y páginas web a un local específico para que responda a las necesidades de un usuario en un mercado meta, extranjero. Para esta profesión existe una gran demanda profesionales tanto a nivel nacional como internacional, sin embargo es un mercado muy abierto y con mucha competencia mundial.