Grado en Odontología

El Grado en Odontología tiene un caracter eminentemente práctico, cuya salida profesional habitual es el ejercicio privado de la profesión ya sea mediante la creación de una consulta dental propia o en asociación con otros odontólogos/as. El Graduado/a en Odontología puede ejercer su profesión de forma inmediata a la terminación de sus estudios pero se recomienda que complemente su formación en algunas de las especialidades existentes (cirugía, ortodoncia, periodoncia, etc..).

El ejercicio como profesional liberal, conlleva una inversión inicial para la puesta en marcha de la clínica dental. El/la odontólogo/a tiene la función, no sólo de diagnosticar y curar enfermedades bucales, sino de educar para la prevención de anomalías y patologías futuras, tanto en clínicas particulares como a nivel público, llevando a cabo el asesoramiento sobre las medidas de salud pública a tomar para prevenir las enfermedades y preservar o fomentar los buenos hábitos de higiene bucal. Su gran formación médica le capacita para la toma de decisiones y la asunción de responsabilidades profesionales derivadas de su ejercicio. Posee gran autonomía, capacidad de aprendizaje y predisposición a la formación continua en los últimos avances en técnicas e instrumental médico.