Grado en Historia

Las características de los Graduados/as en Historia son muy semejantes al resto de las humanidades ya que posee una gran perspectiva humanística, multidisciplinar y global de la realidad social. El matiz esencial estriba en la amplia formación que adquiere en distintas y numerosas áreas de conocimiento, que abarcan desde la prehistoria, arqueología, paleografía hasta la historia del tiempo presente, que le confiere una gran capacidad para relacionar conocimientos. La salida profesional por excelencia de los Graduados/as en Historia es la enseñanza pública, concertada y privada en distintos niveles, para lo que se hace necesario cursar el Master de Formación del Profesorado con el objetivo de adquirir las competencias básicas para el ejercicio de la docencia.

Sin embargo surgen otras opciones profesionales en: la administración pública (local, autonómica, universidades, etc..) archivos públicos o privados, museos arqueológicos, estudio y transcripción de documentos antiguos, turismo cultural, gestión cultural, colaborador en excavaciones arqueológicas, etc.. Las perspectivas de futuro parecen interesantes si no se circunscriben exclusivamente a la docencia. La preparación de los Graduados/a en Historia permite con mayor facilidad la adaptación a distintas ofertas laborales, además de las ya mencionadas. Es recomendable que completen su formación con estudios específicos en Turismo, Museología, Ciencias Políticas, Documentación, gestión del patrimonio histórico y cultural, carrera diplomática, heráldica, etc.. Igualmente se recomienda la disponibilidad geográfica y la adaptación a los cambios tecnológicos que puedan abrirnos campos de actuación futuros.