Un grupo de investigación de la UMU descubre un nuevo mecanismo que causa trombosis

13:17 12/09/2022

El trabajo propone el desarrollo de nuevas pruebas funcionales y genéticas para diagnosticar la deficiencia de antitrombina, una proteína que, en su ausencia, puede causar la trombosis grave.

El grupo de Hematología y Oncología Clínico-Experimental del Departamento de Medicina (IMIB) de la Universidad de Murcia (UMU) ha identificado un nuevo mecanismo implicado en la deficiencia de antitrombina, una proteína que causa la trombofilia congénita más grave, es decir, la pretensión de desarrollar trombosis  temprana y/o recurrente. Estos hallazgos, publicados en la prestigiosa revista Blood y liderados por el investigador de la Universidad de Murcia (UMU), Javier Corral, perfeccionan el diagnóstico de este desorden y contribuyen a un mejor manejo clínico de los pacientes portadores con el objetivo de evitar el primer evento trombótico o su recurrencia. 
 
En este trabajo se demuestra que la deficiencia de antitrombina está infravalorada. Además, se propone el desarrollo de nuevas pruebas funcionales y genéticas para su diagnóstico, ya que detectarla y tiparla correctamente ayuda al médico en el manejo clínico tanto de pacientes sitntomáticos como de familiares asintomáticos.
 
Defectos de glicosilación, posible causante de la deficiencia de antitrombina
 
La antitrombina es una proteína que circula en la sangre cuya función principal es impedir la formación de los coágulos sanguíneos. Este estudio de la UMU ha descubierto su relevancia en desarrollo de la trombosis así como han investigado las causas que provocan su deficiencia. En este trabajo, liderado por la investigadora postdoctoral de la UMU, Maria Eugenia de la Morena-Barrio, se muestra  que los defectos de glicosilación, es decir, cadenas de azúcares que se unen, en este caso, a una proteína, pueden tener consecuencias que afectan la actividad y estabilidad de la antitrombina, propiciando el desarrollo de eventos trombóticos. 
 
Nuevas variantes en el gen que codifica la antitrombina
 
El equipo de investigadores, que cuenta con colaboración de grupos noruegos y franceses,  ha identificado dos nuevas variantes en el gen que codifica la antitrombina. 
 
Estas variantes se identificaron mediante sistemas de secuenciación masiva en cuatro pacientes no relacionados que presentaron trombosis tempranas y recurrentes; y que, además, presentaban una actividad de antitrombina aparentemente normal, según los métodos diagnósticos rutinarios. 
 
Sin embargo, estas alteraciones reducen la capacidad de a la variante de antitrombina de inhibir al primer elemento de la cascada de la coagulación, lo que justificaría el descontrol de la coagulación y el riesgo trombótico de estos pacientes. 
 
Estos resultados explican por qué estas alteraciones pasarían desapercibidas en los laboratorios hospitalarios y consolidan que la deficiencia de antitrombina es un desorden infradiagnosticado.
 
Además, este estudio mostró el papel que tienen los aminoácidos lisina cercanos a la secuencia de N-glicosilación en el deterioro de la adición de estos azúcares, un proceso biológico clave para muchas proteínas.
 
 
Más información
 
De la Morena-Barrio ME, Suchon P, Jacobsen EM, Iversen N, Miñano A, de la Morena-Barrio B, Bravo-Perez C, Padilla J, Cifuentes R, Asenjo S, Deleuze JF, Trégouët DA, Lozano ML, Vicente V, Sandset PM, Morange PE, Corral J. Two SERPINC1 variants affecting N-glycosylation of Asn224 cause severe thrombophilia not detected by functional assays. Blood. 2022 Apr 29:blood.2021014708.

doi: 10.1182/blood.2021014708. 
 

Fuente


Delfina Roca Marín
delfina@um.es
868 88 80 27
https://www.um.es/web/ucc/

Datos de contacto

Gabinete de prensa
umucomunica@um.es