Atrás

La UMU publica la segunda edición del ‘Manual de buenas prácticas ortográficas’ de Ramón Almela

El catedrático emérito de Lengua Española de la UMU incluye en esta edición novedades como una sección dedicada al léxico futbolístico referido a mujeres y otra sobre tratamientos protocolarios
14:31 - 02/12/2019
El catedrático emérito de Lengua Española de la UMU incluye en esta edición novedades como una sección dedicada al léxico futbolístico referido a mujeres y otra sobre tratamientos protocolarios

La Universidad de Murcia, a través de EDITUM, ha publicado la segunda edición del ‘Manual de buenas prácticas ortográficas’ de Ramón Almela, que incluye dos nuevas subsecciones. 

La primera se titula ‘Léxico futbolístico referido a mujeres’ y se propone una adecuación actualizada del léxico habitual del fútbol cuando lo practican las mujeres. En palabras de Almela, “se escribe y se habla con frecuencia de fútbol femenino, pero no de fútbol masculino”, dando por sentado que el fútbol es “de por sí” masculino y que el fútbol practicado por mujeres es un añadido. Tal y como explica el autor, “no es adecuado poner apellido de género al fútbol pues, sea cual sea el sexo de quienes lo jueguen, los modos de jugarlo son los mismos; como tampoco se puede poner apellido de género a los organismos que lo dirigen: no existe la Real Federación Española de Fútbol Femenino ni hay una Real Federación Española de Fútbol Masculino”.

La segunda subsección nueva, titulada ‘Tratamientos protocolarios’, pone el foco de atención en el cuidado, no solo del contenido, sino también de las formas cuando escribimos. “En textos privados nos tratamos de la manera que en cada caso tengamos por costumbre, pero en textos públicos es conveniente que nos atengamos a las fórmulas regladas” comenta el catedrático. “En las palabras genéricas que se empleen y en las ideas que se profieran hay que guardar el respeto que toda persona merece; pero si nos dirigimos  o mencionamos  a alguien que ocupa un cargo institucional en la sociedad, es necesario adoptar el léxico que las distintas regulaciones indican. No se trata de un culto a la persona, sino de un respeto oficial a quienes tienen una responsabilidad pública”, concluye Almela.

 


Datos de contacto

Gabinete de prensa