Publicador de contenidos

La crisis sanitaria obliga a modificar aspectos en su distribución geográfica, el uso de infraestructuras y la movilización del personal necesario para prevenir riesgos de contagios
10:09 18/05/2020
La crisis sanitaria obliga a modificar aspectos en su distribución geográfica, el uso de infraestructuras y la movilización del personal necesario para prevenir riesgos de contagios

La Comisión Organizadora de las Pruebas de Acceso a la Universidad (COEBAU), integrada por representantes de las consejerías de Universidades e Investigación y Educación y Cultura y de las universidades públicas de la Región de Murcia, ha acordado las medidas excepcionales necesarias para el correcto desarrollo de las mismas, en el actual marco de crisis causada por la COVID-19.

Se trata del primer acto multitudinario programado en la Región desde la instauración del estado de alarma y responde al acuerdo adoptado por el Gobierno central con las comunidades autónomas en el sentido de que se celebren las pruebas ordinarias con anterioridad al verano. Las circunstancias derivadas de la crisis sanitaria por la pandemia COVID-19 obligan a modificar numerosos aspectos en la realización de las mismas: su distribución geográfica, el uso de infraestructuras, la movilización de personal, además de otras cuestiones de índole organizativa y, obviamente, todo lo relacionado con la salud y la prevención de riesgos.

Para ello se han elaborado numerosos documentos de trabajo, entre los que destacan los informes emitidos por las autoridades sanitarias, que avalan las medidas adoptadas. Su conjunto permite tener una imagen real de una EBAU totalmente diferente de cualquiera vivida hasta ahora, y en la que la tradicional garantía de igualdad de trato al alumnado comparte protagonismo con la seguridad sanitaria, con arreglo a los estándares fijados por las autoridades competentes.

  • Número de estudiantes: La estimación inicial de estudiantes, 7.200, muy probablemente pueda incrementarse de forma excepcional hasta al menos los 8.000. Se han hecho previsiones para soportar ese aumento.
  • Distanciamiento: En el interior del aula, en posición de examen habrá una distancia mínima de 2 metros entre estudiantes en todas las direcciones, es decir, 2,5 puestos libres a derecha e izquierda y, si se trata de aulas con bancadas fijas, una bancada libre completa delante y otra detrás (normalmente es un solo puesto a derecha e izquierda y ninguno delante ni detrás).
  • Deslocalización de las sedes:   Se reduce drásticamente la movilidad en el territorio regional, creando sedes y subsedes que “acercan” la EBAU a las casas de los estudiantes y evitan grandes desplazamientos, utilizando para ello el criterio de localidad y microcomarca. Los 1.800 estudiantes que no se desplazaban de su lugar de residencia habitualmente pasan a ser 3.750; los 2.500 que recorrían entre 6 y 10 kilómetros se reducen a 1.600; los casi 400 que recorrían entre 21 y 25 kilómetros se reducen a una cuarta parte; y ninguno se va a desplazar más de 31 kilómetros; cuando antes lo hacían cerca de 800, siendo solo 22 los que recorrerán entre 26 y 30 kilómetros. Esta medida supone reducir los kilómetros recorridos por el alumnado de 77.500 a 33.000 (un 56% de reducción).
  • Desplazamientos: Se recomienda que todo el alumnado que pueda llegar a la sede andando, lo haga. Quienes no puedan evitar que les traigan en coche, se ruega que solo sea para el estricto desplazamiento, de forma que los acompañantes abandonen la zona lo antes posible, evitando aglomeraciones y permitiendo el acceso de terceros. En este sentido, es conveniente que evitar que los acompañantes sean población de riesgo. Se solicitará la colaboración de los ayuntamientos con el fin de poder gestionar adecuadamente los flujos de estudiantes y su confluencia hacia las sedes.
  • Sedes:  Las nueve sedes tradicionales, que se correspondían con otros tantos edificios, aumentan hasta 24. Se establecen nuevas sedes/subsedes en Águilas, Mazarrón, Totana, Archena, Mula, Yecla, Alcantarilla, San Javier (en el campus universitario de la UMU) y El Algar, que se suman a las de Lorca (donde se incorpora también el campus universitario de la UMU), Jumilla, Cieza y Caravaca. Además, el campus universitario de Espinardo pasa de disponer tres sedes a cinco y en la ciudad de Murcia se abre una sede en el campus de La Merced y otra en el IES El Carmen. En Cartagena las dos sedes clásicas (Industriales y Telecomunicaciones) se refuerzan con  el edificio de la Facultad de Ciencias de la Empresa (antiguo  C.I.M.). Quedan además en reserva dos centros de grandes dimensiones y refrigerados, el IES Alfonso X el Sabio y el Instituto Maristas de la Merced, para el caso de que la matrícula creciese mucho más de lo esperado, y que han ofrecido sus instalaciones. A los responsables académicos de todos esos edificios hay que hacer un especial reconocimiento. La adscripción de centros a sedes sigue el criterio de la proximidad geográfica y, además, el alumnado de la misma localidad (menos Murcia y Cartagena, por razones obvias) se va a concentrar en una única sede, la comparta o no con otros orígenes poblacionales. Estas 24 sedes se denominarán con una numeración única precedida de la letra “R”, homenaje a dos actitudes colectivas: “Resistencia ante el virus” y “hacemos Región”.
  • Refrigeración: Se ha establecido como prioridad que todo el alumnado pueda disponer de una refrigeración adecuada en aquellas localidades en las que en estas fechas sea previsible que se puedan alcanzar temperatura de más de 27ºC en el interior del aula. A tal fin, todas las sedes universitarias disponen de aire acondicionado, y en el caso de centros de bachillerato se han seleccionado aquellos que disponen igualmente de este tipo de instalaciones. Allí donde no ha sido posible o el número de espacios con aire acondicionado es insuficiente, se ha previsto la colocación temporal de instalaciones que suplan esta carencia, para lo cual se están efectuando las gestiones oportunas.
  • Llamamientos: Pasar lista en la puerta del aula no es posible este año. Se sustituye por citar al alumnado en puntos de encuentro en los exteriores de cada sede, uno por aula y materia, desde donde serán conducidos de manera ordenada y escalonada directamente a las aulas, distribuyéndose en el exterior en torno a las diferentes entradas al edificio y guardando en todo momento las medias de distanciamiento social. Cada estudiante recibirá un documento individualizado que contendrá información precisa sobre los puntos a los que ha de acudir para cada examen, acompañado de un plano informativo, que estarán convenientemente numerados y señalizados. La salida se realizará también de forma escalonada.
  • Mascarillas:  Se establece el uso obligatorio de mascarillas. A este  respecto, cada estudiante deberá traer aquella a la que esté más acostumbrado, más allá de que la organización disponga de una reserva suficiente que garantice que ninguna persona esté en los puntos de encuentro, pasillos o aulas sin este elemento de protección.
  • Guantes y gel: Si bien su uso está permitido, la opción recomendada desde Sanidad es que el alumnado traiga su propio dispensador de hidrogel y lo use antes y después de cada examen. El objetivo es evitar la concentración de estudiantes en torno a los dispensadores de que dispongan los edificios y que sean tocados por muchas personas en un muy corto intervalo de tiempo.
  • Aseos:  En el caso de que dispongan de varios lavabos y urinarios, se clausurarán la mitad para favorecer el distanciamiento de 2 metros, advirtiéndose de la necesidad de mantener esa distancia. Se reforzará la limpieza de los aseos de manera sustancial, pudiendo reforzarse estas instalaciones en casos puntuales.
  • Comida/bebida: Se recomienda que el alumnado que tenga previsto comer en la propia sede, o en sus inmediaciones, traiga comida propia y al menos una botella de 1,5 litros de agua. Se debe tener en cuenta la limitación del aforo en establecimientos de restauración que puede dificultar mantener las distancias de seguridad y despachar con la suficiente celeridad en los mismos, más cuando hablamos de tantas personas. Se está estudiando el modo de poder facilitar el acceso agua fresca, una vez que las fuentes están clausuradas y se desaconseja completamente beber de los grifos, no por la calidad del agua sino por el uso continuo de los lavabos. En las sedes en las que sea necesario, por la procedencia geográfica del alumnado, se habilitarán espacios al aire libre y con sombra para que puedan comer siguiendo como criterio prioritario el del distanciamiento.
  • Casos afectados por la COVID-19: En el caso de que un estudiante padezca, o haya padecido, síntomas de coronavirus, debidamente documentados, y esté en régimen de aislamiento o cuarentena, la organización desplazará personal específico para que pueda realizar el examen, tratándose en este caso de personal sanitario convenientemente protegido. Si en la propia sede un estudiante plantease dudas sobre un posible contagio por presentar síntomas compatibles con los del coronavirus, se le brindará la posibilidad de examinarse en un espacio aislado a tal fin en la propia sede, activándose un protocolo que incluye una intervención especializada de personal específico y la inmediata comunicación con la familia para que contacte con su centro de salud o el teléfono de emergencia de referencia, en su caso.
  • Limpieza:  Las mesas empleadas en las pruebas, que estarán marcadas con un adhesivo, se limpiarán con desinfectante al finalizar cada examen, complementándose todo ello con las tareas generales de desinfección de las instalaciones, según establece la normativa vigente en relación con la crisis del COVID19.
  • Adaptaciones: El alumnado al que se haya dictado una resolución de adaptación que conlleve su reubicación en las antiguas sedes 1 o 2, por disponer de tiempo adicional o cualquier otra medida que haya obligado a esa reubicación, deberá seguir acudiendo a examinarse a los edificios ya indicados: Aulario Norte del Campus de Espinardo y Escuela Técnica Superior de Ingenieros Industriales en el Campus Muralla del Mar, respectivamente.
  • Normas:  Se repartirán al alumnado instrucciones precisas sobre el obligado comportamiento durante las pruebas y medidas preventivas que deben seguir en todo momento.
  • Señalización:   Se instalarán anuncios informativos sobre medidas de seguridad e higiene en numerosos puntos de cada sede y se identificarán las zonas y dirección de paso, puntos de encuentro, etc, de forma clara y visible.

Con respecto al personal de las pruebas, se están elaborando instrucciones específicas según lo indicado por el Instituto de Seguridad Laboral respecto a la EBAU2020, siguiendo además las medidas dictadas específicamente para este tipo de pruebas por el Ministerio de Sanidad  en colaboración con el Servicio de Prevención de Riesgos Laborales. Estas instrucciones varían según la función que se desempeñe en cada caso, pero seguirá siendo generalizado el uso de mascarilla e hidrogeles, y en el caso de atención a dudas en el examen se prevé el empleo de pantalla facial.

Por último, se están modificando procedimientos internos para adecuar la organización al nuevo escenario y que afectan a la recogida y reparto de exámenes entre los correctores, impresión de enunciados, reducción de la movilidad geográfica de personal, etiquetado y descabezado de exámenes, y así una larga lista de cuestiones de carácter interno que se irán perfilando en los siguientes días por la entidad organizadora de estas pruebas, la Universidad de Murcia, a través de su Vicerrectorado de Estudios. Esta ingente tarea representa para nuestra institución un verdadero desafío y, a la vez, una nueva oportunidad de mostrar a la ciudadanía de la Región de Murcia nuestra disposición a seguir cumpliendo, junto con otras insituciones, nuestro tarea de servicio público de Educación Superior.

 

Imágenes

Fotografía de las pruebas de la EBAU celebradas en 2019

Fotografía de las pruebas de la EBAU celebradas en 2019

Descargar

Datos de contacto

Gabinete de prensa