Ir arriba

Dudas frecuentes

Las aclaraciones que aquí presentamos son breves; unas respuestas más extensas se pueden hallar en el libro Manual de buenas prácticas ortográficas.

 

1.- ¿Las mayúsculas llevan tilde?
Pueden llevar tilde igual que las minúsculas, o sea, que el hecho de ser mayúsculas no es razón para que no se les ponga tilde si les corresponde.
2.- ¿Es correcto escribir todas las palabras con mayúscula inicial?
Eso es un disparate. Solo pueden escribirse con inicial mayúscula los nombres propios y la primera palabra que empieza párrafo o detrás de un punto y seguido.
3.- ¿Se puede poner coma entre el sujeto y el verbo?
No; como tampoco entre el verbo y su complemento principal. En ambos casos la excepción se produce cuando se incruste algún elemento entre el verbo y cualquiera de las otras dos funciones.
4.- ¿En qué casos no se debe poner punto?
Detrás del signo de interrogación y de exclamación. Tampoco se añade a los tres puntos suspensivos ni al punto de las abreviaturas.
5.- ¿Es correcto omitir el signo inicial de interrogación y de exclamación?
Eso es un disparate. Va contra los usos del español; es una imitación inadmisible de los usos de otras lenguas.
6.- ¿Van con mayúscula inicial los nombres de cargos: rector, decano, rey…?
No siempre; solamente cuando tienen un uso institucional y cuando no van acompañados del nombre propio: «Su Santidad llegó al aeropuerto de París».
7.- Los días de la semana y los meses ¿van en mayúscula o en minúscula?
En minúscula: jueves, viernes, octubre, marzo
8.- ¿Es lo mismo escribir «2-7-2019» que «2/7/2019? ¿Y es lo mismo escribir «entre los días 6-10» que «entre los días 6/10»?
Comunican casi lo mismo, pero les diferencia un matiz: la barra indica plazo y el guion indica pertenencia; así, es mejor escribir «2-7-2019»; pero cuando se quiere expresar un plazo se escribirá «entre los días 6/10» o «curso 2019/2020».
9.- ¿Da igual poner las comillas altas (“xxx”) que las bajas («xxx»)?
No da igual. Las comillas altas (o sajonas) se emplean para destacar conceptos («Eres muy “listo”»), mientras que las comillas bajas (o latinas) se utilizan en citas («No sabíamos que habías llegado ya») y en títulos de artículos y capítulos («Acerca de las nuevas técnicas»).
10.- ¿Se escribe psicología o sicología?
Ambas son correctas: el uso de una u otra forma depende del gusto.
11.- ¿Oscuro u obscuro? ¿Obstáculo u ostáculo?
En la palabra oscuro y en otras (sustancia, sustituir…) se prefiere simplificar. En otras palabras hay que mantener el grupo: absceso, abstemio, abstenerse, abstraer, obsceno, obstáculo
12.- ¿Cómo se dice transporte o trasporte, traspié o transpié?

1.- En algunas palabras se admiten las dos formas: transbordo, transcendente, transcurso, transformar, transgénico, transgresión, transmitir, transparente, transpirar, transporte, etc., o esas mismas palabras sin la ene (n): trasbordo, trascendente, trasformar, trasgénico, trasparente, trasporte, etc.

2.- En otras palabras se omite la ene (n): trascoro, trasfondo, trasluz, traspié, trastienda, trasnochar, traspapelar, traspaso, trasplante, trastorno

13.- ¿Con una c (c) o con dos ces (cc)

1.- Hay casos de palabras (son pocos) que pueden escri-birse con una c y con dos cc: flácido y fláccido, flacidez y flac-cidez

2.- Ejemplos de palabras con una c: aclamación, concreción, contrición, deflación, discreción, emigración, erudición, evaluación, función, inflación, objeción, relación, secreción, sujeción, etc.

3.- Ejemplos de palabras con dos cc: abstracción, acción, adicción, aflicción, coacción, cocción, confección, construcción, deducción, diccionario, dirección, distracción, elección, ficción, fricción, infección, infracción, jurisdicción, producción, reacción, redacción, reducción, resurrección, satisfacción, succión, sustracción, traducción, transacción, etc., o accesit, acceso, accesorios, accidente, occidente…

4.- Hay varios pares de palabras que tienen una escritura similar, pero diferentes significados; son los siguientes pares: inflación (subida de precios) frente a infracción (incumplimiento), afición (interés) frente a afección (enfermedad), adición (suma) frente a adicción (dependencia)…

14.- ¿Cuándo se mantienen dos vocales seguidas: aa, ee, ii, oo?

1.- Unas veces se mantienen: Isaac, Aarón, El Aaiún, poseer, proveer, sobreseer, abofetee, abofeteé, desees, deseé, horneemos, horneé, paseéis, paseé, peleen, peleé, chiísmo, friísimo, etc. Las dos oes (oo) se mantienen en los elementos de composición de origen griego zoo-, noo- y oo- (zoognosis, noosfera), en la palabra loor y en algunas formas verbales de los verbos que acaban en -oar (croo, del verbo croar; incoo, del verbo incoar).

2.- Otras veces se simplifican: aguardiente, contraatacar, contranálisis, contrargumentar, paraguas, portaviones, prestreno, redificar, reditar, reducar, relegir, rembolso, rencontrar, renganchar, renviar, restructurar, rexaminar, sobreesfuerzo, sobrentendido, sobrescribir, sobrestimar, sobrexcitar, teleducación, vicejecutivo, antimperialismo, antincendios, antinflamatorio, polinsaturado, seminconsciente, autobservación, euroccidental, germanoriental, macroperación, microrganismo, proccidental…

3.- Cuando la reducción a una sola vocal dé lugar a una palabra de sentido diferente, se deberán mantener las dos vocales originales. Unos ejemplos.

  • reestablecerse (“volver a establecerse”) para evitar la coincidencia con restablecerse (“recuperarse de una enfermedad”);
  • reemitir (“volver a emitir”) para distinguirse de remitir (“enviar”, “perder intensidad”);
  • reelaborar (“volver a elaborar”) no es lo mismo que relaborar, (“realizar de nuevo una labor”);
  • reevaluar (“evaluar otra vez algo”) no es lo mismo que revaluar (“elevar el valor de algo”);
  • ultraamoral (“muy” amoral), no es lo mismo que ultramoral (“muy” moral);
  • archiilegal (“muy” ilegal), no es lo mismo que archilegal (“muy” legal);
  • tampoco se permite la contracción, si el elemento inicial es bio- (para que no se confunda con bi-), zoo-, noo- y oo-: no se escribe *bioxidación, sino biooxidación; ni *zología, sino zoología; ni *nosfera, sino noosfera, ni *ogénesis, sino oogénesis.
4.- Un caso especial es el del prefijo co-: en algunas palabras se mantienen las dos vocales (cooficial, coopositor, coorganizar), mientras que en otras, debido a la pronunciación generalizada de una sola vocal, se puede reducir (coperar, cordinación, cordinada).
15.- ¿Se debe decir «este aula» o «esta agua», «el agua» o la agua»?

«Este agua» está mal dicho, como también está mal dicho «la agua».

1.- Delante de palabras que empiezan por a tónica (escrita a o ha) se emplean las formas masculinas el, un, algún y ningún: el agua, el hacha, un agua, un hacha, algún agua, algún hacha, ningún agua, ningún hacha.

2.- Hay excepciones: letras (la a), siglas (la AMPA), ciudades (La Haya)…

3.- Los demás determinantes (esta, esa, aquella, misma, toda, otra, mucha, poca...) mantienen siempre la forma femenina esta agua, esa hacha, aquella agua, otra hacha, alguna agua, toda hacha, ninguna agua, toda hacha

16.- ¿Se debe decir trastocar o trastrocar, prever o preveer, dilatar o diferir, problemática o problema?

1.- Trastocar se refiere a alterarse algo, mientras que trastrocar designa un cambio esencial: se “trastoca” un plan de viaje, por ejemplo, pero se “trastroca” un cambio profesional, por ejemplo.

2.- La forma preveer está mal dicha; lo que se debe decir es prever, que significa ver anticipadamente. En cambio, sí es correcto decir proveer, que significa facilitar las cosas que se necesitan para hacer algo, como, por ejemplo, proveer los recursos para un banquete.

3.- Tanto dilatar como diferir son verbos válidos. Lo que no es válido es utilizar un verbo con el sentido del otro. Actualmente es muy frecuente emplear mal el verbo dilatar (y sus formas dilatando, dilatado, se ha dilatado…) con el sentido del verbo diferir (y sus formas difiriendo, diferido, se ha diferido…). Dilatar apunta principalmente al espacio, mientras que diferir apunta principalmente al tiempo: en lugar de decir «la respuesta se ha dilatado un mes» es mejor decir «la respuesta se ha diferido un mes».

4.- Las palabras problemática, normativa y temática son plenamente correctas cuando se refieren, respectivamente, a un “conjunto” de problemas, de normas o de temas; en cambio, cuando nos referimos a “un” problema, “una” norma o “un” tema, lo correcto es emplear no problemática, sino problema, no normativa , sino norma y no temática, sino tema.

17.- ¿Cómo son las abreviaturas de doña, don, graduado, doctora, etc.?

A) Errores frecuentes en abreviaturas usuales; el asterisco que precede a algunas abreviaturas (y a cualquier forma) indica que tal abreviatura, o tal forma, es incorrec-ta.

1.- La abreviatura de doña no es ni *Dª. ni *, sino D.ª o Dña.

2.- La de director no es ni *Dr. (que es la abreviatura de doctor) ni *dtor., sino Dir.; Dir.a es la abreviatura de directora.

3.- La de primero es 1.º; no es ni * ni *1º.

4.- La de afectísimo no es *affmo., sino afmo.

5.- Las de usted y ustedes son Ud. y Uds. Es incorrecto *Udes. para ustedes. Se desaconsejan U., V. y Vd. para usted , así como Us., Vs. y Vds. para ustedes. La palabra unidad se abrevia como ud. frente a Ud. (usted).

B) Hay palabras que admiten más de una abreviatura.

1.- Departamento se abrevia como dpto. y como depto.

2.- Página puede abreviarse como p., pg. y pág.

3.- A diferencia de la palabra señor, que se abrevia solo con Sr., la palabra señora se puede abreviar de tres formas: con la adición de una a voladita (Sr.a, S.a) o con la adición de una a en línea (Sra.). Y, también a diferencia de doctor, que se abrevia como Dr., doctora lo hace con dos formas: Dr.a y Dra.

4.- Teléfono puede abreviarse como tel., teléf., tfno. y tlf.

5.- Número puede abreviarse como n.º, como nro. y como núm.

6.- Ilustre se abrevia de tres formas: I., Il. e Iltre.

7.- Licenciado y licenciada en abreviatura son Lic. y Lic.a, Ldo. y Lda. o Lcdo. y Lcda.

C) Otras abreviaturas: (ilustrísimo), Mtr. (máster), Gdo. y Gda. (graduado y graduada), Prof. y Prof.a (profesor y profesora), Ing. e Ing.a (ingeniero e ingeniera).

D) El superíndice (letra voladita) se escribe detrás del punto abreviativo: 1.º, 4.ª, Sr.ª, n.º, etc.

18.- ¿Se escribe los DNIs?
No. La forma del plural de las siglas es la misma que la del singular. No se escribe *los DNIs, ni *los DNI’s, sino los DNI. El plural se expresa mediante el artículo u otro determinante: «Los PC de sobremesa son fiables y cómodos», «Estos PC son fiables y cómodos».
19.- ¿Hay que decir «los españoles y las españolas» o solo «los españoles»?
Con decir «los españoles» designamos a todos los ciudadanos de España, tengan el sexo que tengan. Lo mismo vale para las expresiones «amigos y amigas», «vecinos y vecinas», etc. El desdoblamiento de terminaciones no es incorrecto, pero no es obligatorio.
20.- ¿Hay que escribir sino (junto) o si no (separado)?
Según lo que se quiera comunicar. Se escribirán juntos cuando sea una conjunción adversativa («No toma vino, sino cerveza») o cuando nos refiramos al “destino” de alguien o algo («Era su sino»); se escribirán separados si cada palabra mantiene su valor («Si no quieres, no vengas»). También hay que tener cuidado con escribir juntas o separadas las expresiones siguientes: demás y de más, aparte y a parte, también y tan bien, tampoco y tan poco.
21.- ¿Qué es lo correcto: «Se venden casas» o «Se vende casas»?

1.- Si el verbo se refiere a un ente no personal, irá en singular o en plural en concordancia con el nombre: «Se vende casa», «Se venden casas».

2.- Si el verbo se refiere a una persona y va seguido de la preposición a, se pone en singular: «Se interroga al causante del incendio», «Se interroga a los causantes del incendio».

3.- Si el verbo se refiere a una persona y no va seguido de la preposición a, irá en singular o en plural en concordancia con el nombre: «Se busca especialista», «Se buscan especialistas».

22.- ¿Es incorrecto poner la preposición de detrás del verbo?

1.- El error más frecuente es lo que se conoce como dequeísmo. Consiste en colocar delante del nexo que indebidamente la preposición de cuando esta sigue a un verbo que suele ser de significado sensorial (oír, ver, etc.), de pensamiento (considerar, convencer, creer, opinar, pensar, recordar, etc.), de comunicación (comentar, decir, etc.)… Para estar seguros de si se puede o no se puede poner la preposición de podemos hacer la siguiente prueba.

1.1.- Sustituir el sector que empieza con que por el pronombre eso. En la oración «Sus hijos le dijeron que regresaran», si hacemos la prueba de sustituir el sector «que regresaran» por el pronombre demostrativo eso, observamos que tiene sentido sin la preposición de: «Sus hijos le dijeron eso»; en ese caso no hay que poner tal preposición.

1.2.- Por el contrario, si el sector que comienza por el nexo que lo sustituyéramos por el pronombre eso y no tuviera sentido, entonces habría que poner la preposición de: si en la oración «Estoy seguro de que fueron ellos» eliminamos la preposicón de y sustituimos «que fueron ellos» por la palabra eso, constatamos que no tiene sentido decir *«Estoy seguro eso», por lo que hay que colocar la preposición de ante que.

2.- Las formas del verbo deber nunca van seguidas de la preposición de cuando tienen sentido de “obligación”: «Debemos estudiar»; pero cuando tienen sentido de “duda”, lo mejor es que vayan seguidas de la preposición de («Deben de ser las diez»), aunque algunas veces se omite («Deben ser las diez»).

3.- Verbos como dudar, informar, avisar, cuidar, advertir…, pueden ir seguidos o no de la preposición de, según el contexto.

23.- ¿Hay que acentuar palabras como ti, tu, mi, me y similares?

1.- Las palabras, sean tónicas, sean átonas, que constan de una única sílaba por regla general no llevan tilde: bar, bien, cal, cruz, dan, di, diez, dio, fe, fin, fue, fui, gas, gol, guion, ion, me, nuez, pan, par, paz, pez, piel, sal, sed, ti, tos, tren, truhan, vais, van, vi, vid, vil, vio, voz...

2.- Como excepción, llevan tilde aquellas palabras monosilábicas tónicas para distinguirlas de las palabras monosilábicas que se pronuncian igual, pero que son átonas; las más conocidas son él, , , , , , .

  • «El culpable no es él», pero «Ha salido el sol».
  • «El me gusta caliente», pero «Mañana te llamaré» y «Esa te está muy bien escrita».
  • «Eso es lo que dices», pero «Esta es tu gata».
  • «Piensa en », pero «Esta es mi gata» y «Da el mi más fuerte» (nota musical).
  • «Esperamos que la orden», pero «Viene de su pueblo» y «La de ponla en mayúscula».
  • «No nada» y «Juan, fuerte», pero «Se lo creen todo».
  • «Se buscaba a mismo» y «Dile que trabajas», pero «Si tú me dices “ven”, lo dejo todo», «Dime si estás mejor» (interrogativa indirecta) y «¿Puedes dar el si alto?» (nota musical).

3.- La palabra ti nunca lleva tilde.

4.- Cuando en algunas formas verbales el acento recae sobre la i, entonces sobre esa i se pone la tilde: críe, crío, fíe, fío, frío, guíe, guío, líe, lío, píe (del verbo piar), pío, río (de reír). Pero si el acento recae sobre la última vocal (la e o la o), entonces no lleva tilde. Así, frente a «Él se rio», se escribe «Yo me río», frente a «Él frio», se escribe «Siento frío»…

24.- ¿Hay palabras que se pueden pronuciar de dos formas?

En español hay abundantes palabras que admiten la pronunciación en una sílaba o en otra y, por tanto, que puedan llevar o no llevar tilde, o llevarla en una sílaba o en otra, en correspondencia con el acento.

1.- Tienen doble acentuación las formas verbales de los verbos adecuar, agriar, evacuar, expatriar, historiar, licuar, paliar, repatriar y vidriar.

2.- Hay tres terminaciones de palabra que admiten doble acentuación: ‑íaco frente a ‑iaco, ‑mancia frente a ‑mancia, ‑plejía frente a ‑plejia, con sus correspondientes femeninos y plurales. Algunos ejemplos: demoníaco o demoniaco, hemiplejía o hemiplejia, maníaco o maniaco, nigromancía o nigromancia, quiromancía o quiromancia, paraplejía o paraplejia

3.- Ejemplos de palabras que admiten dos acentos.

  • alveolo, dinamo, elite, ibero, omoplato, pabilo… frente a alvéolo, dínamo, élite, íbero, omóplato, pábilo
  • saxófono y saxofón, magnetófono y magnetofón...
  • rádar y radar (esta es la preferida).
  • afrodisiaco, amoniaco, austriaco, cardiaco, demoniaco, elegiaco, etiope, gladiolo, maniaco, olimpiada, paradisiaco, pelicano, periodo, policiaco, reuma, Zodiaco…, frente a afrodisíaco, amoníaco, austríaco, cardíaco, demoníaco, elegíaco, etíope, gladíolo, maníaco, olimpíada, paradisíaco, pelícano, período, policíaco, reúma, Zodíaco
25.- ¿Llevan tilde las palabras procedentes de otras lenguas?

1.- La regla general dicta que los latinismos y los demás préstamos de otras lenguas se escriban con tilde (si les corresponde por las normas) solo cuando se hayan adaptado plenamente al español. El problema viene cuando tratamos de saber si una determinada palabra de origen no español está adaptada o no a nuestra lengua.

2.- Con los latinismos hay una relativa claridad (con excepciones).

2.1.- Los vocablos latinos castellanizados se escriben en redonda y, además, llevarían tilde si les corresponde por las reglas generales de la acentuación española: accésit, auditórium o auditorio, cuórum, currículum o currículo, déficit, desiderátum, detritus o detrito, execuátur, facsímil, factótum, hipérbaton, ídem, ínterin, ítem, médium, memorándum o memorando, plácet, referéndum o referendo, réquiem, supéravit, tedéum, ultimátum o ultimato, vademécum…

2.2.- Todas las locuciones latinas se escriben en cursiva y sin tilde: casus belli, cum laude, curriculum vitae, delirium tremens, honoris causa, in extremis, in memoriam, in pectore, in situ, ipso facto, lapsus linguae, modus operandi, motu proprio, nihil obstat, numerus clausus, peccata minuta, rigor mortis, sub iudice, sui generis

3.- En palabras que se toman de lenguas distintas del latín hay más incertidumbre por la constante entrada (y salida) de tales vocablos, sobre todo si son ingleses. Una lista incompleta puede ser la siguiente: bidé, búnker, canapé, carné, casete, catarsis, claque, clímax, cruasán, chance, debacle, debut, estándar, máster, míster, palmarés, penalti, tótem, wiski…

26.- ¿Qué razones hay para escribir por que, porque, por qué o porqué?

1.- La forma por qué es propia de una pregunta sea directa («¿Por qué no te callas?»), sea indirecta («Dime por qué no te callas»).

2.- La forma porque es propia de una explicación: «Come porque tiene hambre».

3.- La forma porqué equivale a razón, causa…: «No sé los porqués de su viaje». 

4.- La forma por que tiene un uso más difícil de observar. Para saber si la palabra por y la palabra que han de ir separadas podemos hacer la prueba de introducir un artículo entre una y otra y si la frase tiene el mismo sentido, es señal de que deben ir separados: «El motivo por que se fue lo desconozco»; como el sentido no cambia si decimos «El motivo por el que se fue lo desconozco», las palabras por y que deben escribirse separadas.

5.- También hay que discernir entre las formas con que, con que y con qué, o entre así mismo, asimismo y a sí msmo.

27.- ¿Es correcto escribir sin tilde las palabra aun y solo?

A) ¿Cuándo se escribe aún (con tilde) y cuándo se escribe aun (sin tilde).

1.- Se escribe aún (con tilde) cuando es adverbio.
  • «Seguía allí cuando aún era de día» (tiene sentido temporal, equivale a todavía).
  • «Agradar es aún mejor que decir que sí» (tiene sentido intensivo, se emplea en oraciones comparativas).
2.- Se escribe aun (sin tilde) cuando es conjunción.
  • «Comieron aun los que no avisaron» (tiene sentido inclusivo, equivale a incluso).
  • «Corrió aun con pierna ortopédica» (tiene sentido concesivo, equivale a aunque).

B) A la palabra solo no es obligatorio ponerle tilde.

1.- La palabra solo es llana acabada en vocal. La norma ortográfica prescribe que las palabras llanas acabadas en vocal no lleven tilde; el contexto ayuda a diferenciar dos palabras que se escriben igual, pero tienen sentidos diferentes ‑como es el caso‑, pertenezcan o no a la misma categoría gramatical.

2.- Casos similares. Las palabras coma (forma verbal del verbo comer) y coma (sustantivo; el signo de puntuación) se distinguen sin que ninguna lleve tilde; lo mismo sucede a las palabras venga (forma verbal del verbo venir) y venga (forma verbal del verbo vengarse) y a otras muchas.

3.- A lo sumo, sería excusable escribir sólo ‑con tilde‑ cuando equivalga a solamente.

28.- ¿Cuándo hay que poner tilde a los demostrativos?

1.- Las formas esto, eso y aquello nunca pueden llevar tilde: «Esto es insoportable», «Aquello siempre lo recordaremos».

2.- A las demás formas demostrativas no es obligatorio ponerles tilde, pero en algunos casos puede ser aceptable ponerla. Nunca es obligatorio poner tilde a ningún demostrativo. Sería aceptable ponerles tilde cuando esta sirva para aclarar el sentido. Por ejemplo: en la frase «Nombraron a esta directora» queremos decir que nombraron directora a esta, a la que es ahora directora; en cambio, si escribimos «Nombraron a ésta directora» queremos decir que nombraron directora a ésta, no a otra, y tal distinción se puede poner de manifiesto mediante la tilde. Como se observa, se trata de pequeños matices.

29.- Las normas de escritura ¿afectan también a los numerales?

Por supuesto que sí. Hay normas de uso y hay recomendaciones.

1.- Entre las normas están las siguientes.

1.1.- Escribir con letras los números inferiores a diez («seis luces» en lugar de «6 luces») y con letras de diez en adelante («12 luces» en lugar de «doce luces»);

1.2.- Separar por espacios, no por puntos ni por comas, los grupos de tres en cantidades de más de cuatro cifras (45 693 519);

1.3.- Utilizar los cardinales con valor de ordinal a partir de la segunda o tercera decena: el 40 aniversario de la empresa (el cuarenta aniversario de la empresa) en lugar de el 40.º aniversario de la empresa (el cuadragésimo aniversario de la empresa).

1.4.- Emplear los numerales fraccionarios como ordinales: no se puede decir *«el quinceavo puesto», sino «el décimoquinto lugar»;

1.5.- No poner punto en los números que designen años: 2019.

2.- Entre las recomendaciones mencionaremos las siguientes.

2.1.- No utilizar sendos para referirse a dos elementos, sino cuando sean más de dos, y reservar ambos para designar dos componentes, pues ambos y ambas significa el uno y el otro, los dos (o la una y la otra, las dos), mientras que sendos y sendas significa cada uno (o una) de dos o más de dos.

2.2.- Separar los decimales de los enteros por puntos, no por comas: 35.50 euros.

2.3.- No dejar espacio ‑ni, por supuesto, poner punto‑ entre la primera cifra de la izquierda y las otras tres en las cantidades de cuatro cifras.

2.4.- Utilizar las formas completas ‑tanto en cifras como en letras‑ en la coordinación de cantidades: no decir «Al concierto asistirían entre cinco y diez mil jóvenes», sino «Al concierto asistirían entre cinco mil y diez mil jóvenes», que queda más claro.

30.- ¿Se puede escribir «Murcia, 13-VIII-2020»?

En la indicación de años, meses, días y horas es conveniente seguir unas convenciones, de las que mencionanamos las más básicas.

1.ª En español se sigue un orden ascendente: día, mes, año; así, la escritura tipo es: «12 de diciembre de 2018».

2.ª No se mezclan los sistemas arábigo y romano: «15-9-2010», no *«15-IX-2010».

3.ª No se pone artículo (el o del) delante de los años: «La casa se construyó en 1890». Si se menciona la palabra año, sí hay que poner el artículo: «19 de enero del año 2001».

4.ª Se puede utilizar una de estas cuatro estructuras: d/m/aa, d/m/aaaa, dd/mm/aa, dd/mm/aaaa.

5.ª Se puede emplear uno de estos tres separadores: guiones (8-8-08), barras (8/8/08) y puntos (8.8.08).

6.ª No completar con un cero los guarismos de día y mes cuando son inferiores a diez: no *08-08-08, sino 8-8-08. Se exceptúan los casos en que haya que hacerlo por razones técnicas (en formularios) o de seguridad (en documentos bancarios).

7.ª Tras la indicación del lugar y de la fecha de un documento se pondrá punto si van precedidos de preposición («En Murcia, a 27 de noviembre de 2012.»), pero no se pondrá si no van precedidos de preposición («Murcia, 27 de noviembre de 2012»).

8.ª Para nombrar un grupo de años se acude a su mención directa: «Los años noventa», pero no *«los años `90», *«los 90s», *«los 90`s»…

9.ª En las horas no hay que mezclar cifras y letras en una misma mención: no *«las veinte y 40», sino «las veinte y cuarenta», por ejemplo.

10.ª La mención de las horas se separa de la mención de los minutos por medio de un punto o de dos puntos, no de comas: 21:30, 7.15, etc.

31.- ¿Cuándo conviene consultar un diccionario?

1.- No todos los diccionarios valen para todo.

2.- Los diccionarios de garantía son los de la Real Academia Española (www.rae.es).

3.- Conviene consultarlos sobre todo en dos ocasiones.

3.1.- Cuando tengamos duda acerca del modo de escribir una palabra de origen no español, dado que entran constantemente en nuestra lengua.

3.2.- Para discernir el sentido exacto de un vocablo. Para una buena comunicación es necesario distinguir el sentido respectivo de muchos pares de palabras. Unos ejemplos: absceso de acceso, absolver de absorber, alarmista de alarmante, asequible de accesible, contemplar de establecer, durar de prolongar, ejemplarizar de ejemplificar, envergadura de corpulencia, factible de posible, funcionalidades de funciones, legalidad de ley, limitaciones de límites, nutritivo de nutricional, obsoleto de antiguo, preferir de proferir, protagonista de principal, provocar de producir, sofisticado de rebuscado, sorprendente de sorpresivo, vinculación de vínculo y muchos más.

32.- ¿Cuántas son las letras del español?

1.- El abecedario del español consta de 27 letras: a, b, c, d, e, f, g, h, i, j, k, l, m, n, ñ, o, p, q, r, s, t, u, v, w, x, y, z.

2.- En nuestra lengua no existe una correspondencia absoluta entre grafías y fonos.

2.1.- La h se escribe, pero no se pronuncia.

2.2.- La w suena como la v,.

2.3.- Hay cinco dígrafos, que son combinaciones de dos letras: ch, gu, ll, qu y rr.

3.- Desde una consideración meramente “ortográfica” es relevante destacar la índole distinguidora de los dígrafos ll y rr en muchas palabras, así como la no separabilidad de todos los dígrafos a final de línea.

33.- ¿Es lo mismo tilde que acento?
No.
  1. La tilde es la rayita que se coloca encima de una vocal; la tilde se llama también acento ortográfico.
  2. El acento es la mayor intensidad con que se pronuncia una de las sílabas de las palabras tónicas en español; el acento se llama también acento prosódico.
34.- ¿Se escribe cincuenta y un almas o cincuenta y una almas?

1.- Se debe escribir cincuenta y un almas porque el numeral cardinal va ante un sustantivo que empieza por /a/ tónica (escrita a‑ o ha‑).

2.- Los compuestos del cardinal uno van concordando con la palabra a la que se refieren: cuarenta y un armarios, cuarenta y una cajas.

3.- Delante de mil es opcional escribirlo apocopado o no si la palabra a la que se refiere es del género femenino: treintaiún mil áreas o treintaiuna mil áreas.

4.- Nunca se apocopa delante de la expresión por ciento: «Este IVA es del veintiuno por ciento».

35.- ¿Se escribe los miles de preguntas o las miles de preguntas? ¿Y los millones de mujeres o las millones de mujeres?
Los determinantes que acompañan a las palabras mil, millón… deben tener el mismo género gramatical del numeral, no del referente: no se dice, por ejemplo, *las millones de hormigas, sino los millones de hormigas, ni *las miles de catástrofes, sino los miles de catástrofes.
36.- ¿Es lo mismo una sigla que un acrónimo?

No son lo mismo. Se distinguen por dos características.

1.- La principal diferencia consiste en que para formar una sigla se toma la primera letra de varias palabras (SIU, ONG, DNI), mientras que para formar un acrónimo se toma más de una letra de cada palabra (alfanumérico, cantautor, ofimática).

2.- Otra diferencia consiste en que las siglas son invariables, pero los acrónimos tienen plural (cantautores) y admiten prefijos, sufijos, etc. (anticantautor).

37.- ¿Van mayúscula inicial los nombres de asignaturas, titulaciones…?

1.- La letra inicial del nombre de las asignaturas se escribe en mayúscula: «El examen de Derecho Civil es oral».

2.- La letra inicial del nombre de una ciencia o de una rama del conocimiento se escribe en minúscula: «La bioquímica necesita experimentos», «La morfología forma parte de la lengua».

3.- La letra inicial del nombre de una titulación va en mayúscula si se emplea como nombre propio («Hoy empiezan las clases en el Grado de Economía»), pero se escribe con minúscula en usos genéricos («Los grados de La Merced celebran hoy sus fiestas»).

38.- ¿Se puede decir la árbitra, la atacante. la juez de línea…?
Sí. Como también se puede decir la meta, la defensora, la defensa central, la mediapunta, la lateral derecha (o la lateral derecho), la delantera centro (o la delantero centro), la extremo izquierdo (o la extremo izquierda), etc.
39.- ¿Cuál es la mejor forma de presentar las líneas?
Hay varias maneras correctas de exponer las líneas; la más tradicional en español y la que parece más estética es la justificada, esto es, la que al final de las líneas no deja espacios.
40.- ¿Cuál es la mejor forma de presentar un párrafo?
En español la mejor forma y la más tradicional es aquella tiene en la primera línea tiene un sangrado, es decir, que empieza un poco más hacia dentro. La costumbre de escribir todas las líneas a la misma altura es menos clara pues no indica cuál de ellas es la que da comienzo al párrafo.
Para más dudas se recomienda consultar la web de la Fundación del Español Urgente
Manual de Buenas Prácticas Ortográficas - Ramón Almela Pérez