Museo de la Universidad de Murcia

Desplegable Luc Huijbrets

Luc Huijbregts vuelve la mirada a sus raíces religiosas, a una concepción del mundo que hace mucho tiempo que contempla con desapego, y sobre la que ya había reflexionado anteriormente desde su trabajo escultórico. No obstante, es ésta la primera vez que dedica una exposición monográfica al tema, utilizando con frecuencia fragmentos de su propia biografía.

En una quincena de piezas se hace repaso de la iconografía católica, de sus textos, de sus figuras, de sus credos, del sentir del creyente, del poder espiritual y material de la fe, del desaliento al perderla, o de la libertad así lograda. Pues es esa mirada libre la que permite al escultor analizar y proponer nuevas lecturas, críticas e irónicas en su mayoría, de un imaginario religioso cuyas ramificaciones se extienden hasta configurar una forma de vida.

El grueso de la exposición lo componen esculturas en madera de tilo, grabada por cientos de finísimas líneas con las que las obras adquieren esa peculiar textura, seña de identidad de su autor. Se recubren de una policromía impactante a la que asimismo Luc Huijbregts es fiel. Aunque las esculturas en madera son clara mayoría, otros materiales le han restado protagonismo en esta ocasión. Irrumpe así la escayola en tres de las obras a las que se suma también una de bronce. Además, otros elementos, como plumas, metales, o perlas, adornan muchas de las piezas. El extrañamiento que produce verlos adheridos a esas formas francas, rotundas y acabadas de la madera, sirve, como todo lo demás, al simbolismo que preside la producción de este artista. Cada una de sus piezas esconde mensajes encerrados enigmáticamente en una forma.