Museo de la Universidad de Murcia

El PasoExposición "El grupo El Paso desde la mirada de Antonio Pérez." Del 22 de octubre al 27 de noviembre de 2007.

"Creemos que nuestro arte no será válido mientras no contenga una inquietud coincidente con los signos de la época, realizando una apasionada toma de contacto con las más renovadores corrientes artísticas. Pretendemos presentar una obra auténtica y libre, y luchamos por un arte hacia la salvación de la individualidad, dentro del signo de nuestra época."

Estas palabras dieron vida al manifiesto que el grupo El Paso publicó en 1957, en una España que aún vivía una situación de posguerra, inmersa en el aislamiento internacional y sumida en una profunda crisis social y política. De esta manera, una impresión de arte colectivo rompió la total atonía del mundo creativo español: el grupo El Paso.

Es, sin duda, significativo que la Universidad Nacional de Educación a Distancia apostase hace años por iniciar su colección de obra gráfica contemporánea por ese informalismo -arte informal- que este grupo de jóvenes creadores, de diversas tendencias y diferenciada personalidad, pesentaron al unir su esfuerzo para expresar una misma visión sobre la función del arte. Pero no es tan significativo si cabe, si entendemos con ello que la UNED como universidad de todos y para todos debe adaptar a su personalismo innovador y su apoyo cultural y social a todo aquello que, como demanda social o función innovadora, marque pautas de un desarrollo creativo y progresista, mejorando así la formación integral del individuo como germen de progreso; y eso quedó definido por El Paso, un grupo de pintores comprometidos con la sociedad del momento: Rafael Canogar, Luis Feito, Juana Francés, Miguel Millares, Antonio Saura, Manuel Rivera, Pablo Serrano, Antonio Suárez, Manuel Conde y José Ayllón. Unos años más tarde, Martín Chirino y Manuel Viola incorporarían sus nombres al grupo, mientras se alejaban definitivamente Francés y Serrano.

Aunque la disolución del grupo tuvo lugar en 1960, coincidiendo con el momento de agotamiento del informalismo en el panorama artístico internacional, su gran labor marcó las líneas de creación del arte de vanguardia español y europeo.

Con su disolución, cada uno de sus integrantes evolucionó, dentro del mundo creativo, por vertientes muy diferentes que todavía enriquecerían más su aportación artística. Algunos incorporarían en sus obras información, signos y referencias figurativas, como fuera el caso de Canogar y Saura; otros se mantuvieron dentro de la abstracción, aunque dejando paso al color o a la geometrización, como ocurriría con Feito. Pero lo cierto es que el grupo El Paso marcó un antes y un después en el arte europeo, y por ello la Fundación Antonio Pérez de Cuenca, la Universidad de Murcia y la Universidad Nacional de Educación a Distancia, en su propuesta del Centro Universitario de Cuenca, han apoyado la idea de mostrar en esta exposición la importancia y la pujanza de este grupo, aprovechando estos 50 años que se cumplen de aquel Manifiesto de su creación lanzado en 1957.

Miguel Romero

Director del Centro Asociado de la UNED en Cuenca