Museo de la Universidad de Murcia

Cántigas Exposición "Cantigas de Santa María Obras en estaño y óleo" Desde el 8 al 29 de Marzo de 2007.

La gran obra poética de Alfonso X son las Cantigas de Santa María, compilación de leyendas medievales, milagros de Nuestra Señora y alabanzas en su honor.

La colección comprende 420 composiciones y los códices conservados son cuatro: el Códice de la catedral de Toledo, hoy en la Biblioteca Nacional de Madrid; los dos de la biblioteca del monasterio de El Escorial y uno de la Biblioteca Nacional de Florencia.

Las Cantigas constituyen el cancionero mariano más rico de la Edad Media, participando de la mentalidad religiosa medieval en la que cualquier acción divina redundaba en alabanza a Dios, a María o a los santos. Todas ellas van acompañadas de melodías, ya que fueron compuestas para ser cantadas. Se suelen clasificar en dos grupos principales: las meramente líricas, de loor en honor de la Virgen María, y las poesías de carácter narrativo, en las que se relatan milagros o leyendas referentes a Santa María, y un pequeño grupo que comprende los prólogos poéticos, cánticos en las fiestas de la Virgen y peticiones o acciones de gracias a María.

Destacar el valor artístico de sus miniaturas y la importancia que tienen para la historia de la cultura de la época por el estudio de la vida cotidiana (indumentaria, arquitectura, armas, navíos, instrumentos musicales, etc.)

En relación con la autoría, para la mayoría de los críticos la actuación del rey se reducirá a una revisión estilística y la autoría física se atribuye a diversos colaboradores. Las fechas de elaboración y recopilación de las Cantigas se sitúan entre 1257 y 1283.

Las fuentes a las que recurrió el monarca fueron los modelos de colecciones medievales sobre milagros de Santa María que existían en Provenza, Francia e Inglaterra.

Sabemos que las Cantigas acompañaron al monarca hasta su muerte, de tal manera que el rey dispone que "todos los libros de Cantares de loor de Santa María sean todos en aquella iglesia de nuestro cuerpo se enterrare e que los fagan cantar en las fiestas".

Las Cantigas han constituido siempre la admiración de todos. Con razón se las considera como la obra maestra de la pintura y la música de libros del siglo XIII en España y de toda la miniatura medieval hispana.