Museo de la Universidad de Murcia

Carmen CastilloExposición de Fotografía de Dña. Carmen del Castillo Elejabeytia. Del 27 febrero al 25 de marzo de 2004.

Sala de Exposición Temporal del Museo de la Universidad de Murcia.

Descargar Catálogo PDF.

Esta mañana cuando he llegado al museo, el sol brillaba sobre las piedras de colores de la fachada, conforme iba avanzando por los caminos polvorientos de este complejo cultural, antiguo Cuartel de Artillería, todavía en obras, mis ojos construían formas plásticas y vivas que evolucionaban según las veía. Sin cámara alguna, pues no la llevaba conmigo, ellos hacían fotografías, quedándose los objetos grabados en mi mente.

Al rato de llegar y emprender una charla con José Miguel fueron desapareciendo.

Es decir, yo capto una imagen, que sin cámara se desvanece y con el revelado vuelve con toda su plasticidad, apareciendo en ella estructuras quizás a primera vista ocultas. Pienso, que el fotógrafo es consciente de lo que ve y al mismo tiempo, la improvisación y rapidez en que se actúa y capta la imagen son tan fugaces que ese objeto se evapora de la mente reconstruyendo mas tarde vía cámara lo captado.

La fotografía es uno de los medios que tiene el artista de lograr su entorno, de expresar su sensibilidad y de producir imágenes que probablemente para los demás permanecen o han permanecido veladas. Un ejemplo, yo puedo pasear por el bosque y ver la corteza de un árbol, otro ve el árbol en su totalidad, un tercero sólo las hojas en el suelo y algún otro la senda por la que camina, o sencillamente nada.

Siempre me apasionó la fotografía, aunque no soy persona que lleve continuamente la cámara encima: hay días que la necesito para expresar mis ideas, sentimientos o estados de ánimo, son instantes peculiares, cuando la mente está abierta y clara con ganas de descubrir y crear o sencillamente cuando viajo.

Comparo en ocasiones la fotografía con la arquitectura, como un trazo plástico que brota o como un poema que aparece en la niebla quedando reflejado en el papel. 

Poseo varias cámaras y objetivos, pero sólo una, la más antigua, sencilla y simple, una Nikon, es mi compañera en estos momentos estelares.

Febrero de 2004
Carmen de Castillo-Elejabeytia