Centro de Medicina del Deporte

PWC-170

Esta prueba valora la respuesta y adaptación del sistema cardiovascular al ejercicio, dando una información aproximada de la condición física del sujeto.

Se realiza en cicloergómetro y es una prueba submaximal, solamente se llega a completar el escalón donde se alcance las 170 pulsaciones. Es una prueba indirecta, ya que los resultados se obtienen al comparar los datos del sujeto con unas tablas elaboradas previamente, por lo tanto, como ya hemos mencionado, los valores son extrapolados.

Se utiliza un protocolo incremental en escalera, con escalones de 2 minutos de duración y un incremento de 50 watios en cada escalón para los hombres y de 25 watios cada escalón para las mujeres. Previamente se realiza un calentamiento y una vez finalizada la prueba, se realiza una recuperación activa.

Esta prueba se realiza con monitorización electrocardiografica contínua, con grabación del electrocardiograma al final de cada escalón y grabación automática de los eventos. También se controla la Presión Arterial al final de cada escalón, lo que nos traduce la respuesta del sistema cardiovascular durante el ejercicio.

Esta prueba es fundamentalmente diagnostica y es la prueba que se incluye en el reconocimiento médico de Aptitud deportiva.