Los rankings y la UMU. Recomendaciones para favorecer nuestra visibilidad.

La mejora, una tarea que tenemos como comunidad científica.

La mejora, una tarea de tod@s

Desde comienzos de este siglo, y muy singularmente desde que en 2003 apareciera el Ranking Mundial Académico de Shanghai (ARWU), las clasificaciones se han convertido en un elemento de gran valor para el mejor conocimiento de las universidades, tanto por parte de los miembros de cada comunidad universitaria, como, muy especialmente, por parte de las personas e instituciones con las que una universidad debe relacionarse nacional e internacionalmente.

Actualmente existe una gran variedad de rankings, que utilizan diferentes indicadores en función de los parámetros de calidad y desempeño de las funciones universitarias que consideran más relevantes. De ahí deriva una primera y elemental dificultad para interpretar y valorar adecuadamente sus resultados. Tampoco puede pasar desapercibido que la heterogeneidad del conjunto de universidades a nivel mundial es obviada en la generalización de las fórmulas de encuesta.

No obstante, los rankings siguen siendo una referencia para los gobiernos, las empresas y la sociedad, y dado que representan unos índices de calidad adicionales a los que proporciona nuestra agencia nacional, ANECA, debemos hacer todo el esfuerzo necesario para que la Universidad de Murcia muestre adecuadamente su realidad docente, de investigación y de transferencia conforme a los parámetros que algunos de ellos miden.

En este sentido, quizá conviene subrayar que la Universidad de Murcia es la única universidad de la Región de Murcia clasificada en los tres rankings internacionales más importantes: el mencionado ARWU, el World University Ranking de Times Higher Education (THE) y el ranking QS World University Rankings. Y también que, de las 18.000 instituciones de educación superior en el mundo clasificadas, nuestra universidad está colocada entre las 1000 primeras; es decir, nos encontramos entre el 6 por 100 de las mejores universidades del mundo.

Esos rankings, en efecto, muestran cómo, a pesar de las limitaciones económicas con que debemos manejarnos, la Universidad de Murcia sigue siendo capaz de ofrecer una educación de calidad y mantener una producción científica y de transferencia de conocimiento a la altura de la élite mundial. Pero muestran, asimismo, que todavía tenemos amplio margen de mejora. Los resultados presentes implican de suyo una responsabilidad compartida: la que nace del deber de mantener el nivel ya alcanzado. Pero también muestran nuestras debilidades y, con ellas, el camino para la mejora y la superación.

No se trata de obsesionarnos con los rankings. Pero sí de saber que están ahí y, sobre todo, de considerar que pueden ser muy útiles para mejorar nuestro trabajo y, con ello, engrandecer nuestra universidad. Es preciso que la actividad que llevamos a cabo quede reflejada correctamente en ellos; y precisamente a ese fin sirve esta web que ponemos a disposición de la comunidad universitaria. Se trata, en definitiva, de compartir estrategias y buenas prácticas para que los numerosísimos méritos y el gran potencial docente, investigador y de transferencia que posee la Universidad de Murcia sean conocidos y reconocidos como es debido.

José Luján

Rector de la Universidad de Murcia

Ir arriba