Noticia

El pasado 2 de enero falleció Paul Gilbert, catedrático jubilado del Departamento de Filosofía de la Universidad de Hull.

Su vinculación con la Universidad de Murcia se remonta a la década de los 80, cuando fue uno de los promotores de la firma del convenio Erasmus que, vigente aún en la actualidad, sirve para la movilidad de estudiantes y profesores de filosofía entre Hull y Murcia.  De hecho, él mismo hizo uso del convenio para visitas docentes a nuestra institución.

Paul Gilbert fue un prolífico autor y un apasionado docente.  Se dedicó especialmente a la filosofía política y a la filosofía de la mente, y se interesó en particular por los parecidos y las tensiones entre las tradiciones analítica y fenomenológica.  Buena prueba de ello son tres libros que publicó en coautoría con otros miembros de su departamento: Philosophy of mind (UCL Press, 1998), The world, the flesh and the subject (Edinburgh University Press, 2005) y An introduction to metaphilosophy (Cambridge University Press, 2013).  El primero es una revisión crítica de la filosofía analítica de la mente del siglo XX.  El segundo complementa el anterior, abordando los mismos temas desde la tradición fenomenológica.  Finalmente, el tercero ofrece una visión panorámica de la naturaleza y práctica de la filosofía, desde diversas tradiciones y metodologías.

En el campo de la filosofía política, la editorial Cátedra tradujo en 1997 el primero de los libros que dedicó al análisis del nacionalismo, titulado Terrorismo, seguridad y nacionalidad.  A este siguieron varios más, en los que estudió algunos de los conceptos y fenómenos que están dando forma al siglo XXI: The philosophy of nationalism (Westview Press, 1998), Peoples, cultures and nations in political philosophy (Edinburgh University Press, 2000), New terror, new wars (Edinburgh University Press, 2003) y Cultural identity and political ethics (Edinburgh University Press, 2010).

Más allá de su faceta investigadora, quienes asistieron a sus clases o coincidieron con él en conferencias y charlas impartidas por otros lo recordarán también por su afilado ingenio, por su sutil sentido del humor y por su desenfadada y sin embargo rigurosa oratoria.

Paul