Escuela de Práctica Social

Presentación

Uno de los principales objetivos de la institución universitaria es lograr la mejor formación de su alumnado, tanto en enseñanzas de grado como de posgrado, y, con ello, una óptima inserción laboral de sus egresados. Los estudios de Trabajo Social no son una excepción en este sentido. El entorno profesional, institucional y social demanda una mayor especialización y un continuo reciclaje de los/as trabajadores/as sociales, que posibilite respuestas eficaces en una sociedad que se encuentra en permanente cambio. Es indiscutible que las dinámicas sociales, lejos de ser estáticas, evolucionan a ritmos cada vez más acelerados, dando lugar a nuevas problemáticas y necesidades sociales que precisan de un abordaje profesional específico y de calidad. En este contexto, la formación extracurricular y de posgrado adquiere una nueva significación, más allá de la obtención de una determinada acreditación académica y/o profesional. Se convierte en una herramienta necesaria para que los profesionales adquieran capacidades y habilidades en un entorno cambiante y competitivo, en el que las fronteras profesionales tienden a diluirse hacia perfiles que ofrezcan respuestas inmediatas a las necesidades y problemáticas que van surgiendo, teniendo en cuenta además que los actores y agentes implicados en la política social son numerosos y heterogéneos.

 

Este hecho, unido a la realidad concreta de nuestra región en lo que respecta a los estudios de Trabajo Social y a la praxis de estos profesionales, suscitó en su momento la necesidad de crear un espacio formativo de posgrado dirigido a los trabajadores y trabajadoras sociales, siendo éste la Escuela de Práctica Social de la Universidad de Murcia. Esta escuela es el órgano que relaciona a la Universidad de Murcia, a través de la Facultad de Trabajo Social, con el Colegio Oficial de Trabajo Social de esta región con el fin de racionalizar la enseñanza extracurricular de posgrado y ofrecer a los estudiantes y profesionales de Trabajo Social, y de otras disciplinas afines vinculadas con la intervención social, una formación específica, tanto a nivel teórico como práctico, que les permita un adecuado y eficaz desempeño profesional en el ámbito laboral y organizacional de nuestro entorno social.

 

Posterior a un proceso dialéctico entre el Colegio Oficial de Trabajo Social de la Región de Murcia y la Universidad de Murcia, a través de la entonces Escuela Universitaria de Trabajo Social convertida hoy en Facultad de Trabajo Social, se procede el 10 de diciembre de 1997 a la firma de un convenio entre ambas instituciones para la creación y funcionamiento de la Escuela de Práctica Social. El 18 de mayo de 1998 se constituye el Consejo Rector de la escuela, como Órgano Rector de la misma. A partir de ese momento, se inicia un proceso que culmina con la aprobación, el 23 de septiembre de 1998, del Proyecto de Reglamento de la Escuela de Práctica Social, la constitución de su Comisión Permanente y la aprobación del primer programa formativo de la Escuela para el primer cuatrimestre de 1999. La Escuela de Práctica Social se inaugura oficialmente el 19 de febrero de 1999.

 

Entre sus principales actividades, la escuela se encarga de organizar:

  • Cursos de formación, perfeccionamiento y reciclaje profesional para Titulados Universitarios en Trabajo Social y otras disciplinas afines. Estos cursos en ocasiones tendrán como destinatarios también al alumnado de la Universidad de Murcia y de otras instituciones docentes.
  • Reuniones orientadas a la formación (congresos, seminarios, simposios, etc.) que permitan el intercambo de conocimientos científicos, técnicos y prácticos sobre un determinado tema de interés para los agentes sociales.

 

                                LOGO