Facultad de Enfermería

El papel de las profesiones sanitarias es cada vez más complejo en los últimos tiempos pues con una concepción de salud más integral que en épocas anteriores, sus intervenciones se dirigen a aumentar la calidad de vida, por lo que en su actuación se entremezclan los recursos "puramente clínicos" y tecnológicos con otros más psicológicos y sociales.

La incorporación de la salud de la mujer en la atención sanitaria requiere partir de un marco teórico que explique el proceso de salud enfermedad relacionado, no solo con la biología, sino también con el contexto social, teniendo en cuenta factores de vulnerabilidad en las mujeres como son las cargas familiares, la sobrecarga en la cuidadora informal, la dependencia, los malos tratos, el aislamiento, la doble jornada, la acumulación de roles y todos aquellos factores socialmente asignados.

Estas situaciones planteadas tan evidentes necesitan diseñar unos estudios de máster con un carácter tanto científico como profesional que den respuestas a estas demandas derivadas de este enfoque en salud y mujer.

Los profesionales con el título del Máster en, Salud, Mujer y Cuidados podrán desempeñar su actividad profesional con una orientación nueva, ya sea en los ámbitos de Atención Primaria, Hospitalaria, en el diseño de políticas de salud dirigidas a las mujeres, o en la educación preuniversitaria y universitaria. Estarán especialmente preparados para el análisis de las situaciones de desigualdades en salud y enfermedad, elaboración de informes, establecimiento de criterios científicos aplicados al ámbito socio-sanitario y realización de investigaciones científicas con enfoque de género. Esta opción proporcionará los recursos humanos necesarios para el desarrollo de la investigación en salud de las mujeres, en cumplimiento con la legislación vigente.

La novedad del Máster en Salud, Mujer y Cuidados desde las Ciencias de la Salud es absolutamente pionera tanto en nuestro país como en Europa. Ciertamente otras universidades han puesto en marcha estudios de Máster y de especialista universitario en distintas áreas, y todas ellas se caracterizan por un marcado contenido multidisciplinar. En su totalidad el acceso de los estudiantes está abierto a cualquier rama de conocimiento y grado, y no ofrecen una orientación como la del título que aquí se propone.

Las universidades estadounidenses, pero específicamente las Escuelas de Enfermería, han sido las precursoras en el desarrollo de este título. Más de cincuenta universidades ofrecen esta formación como especialista y, en su mayoría, se puede acceder al Doctorado. Lo que en Estados Unidos es una especialidad, no entra en contradicción con la especialidad de Matrona y, entre otros, están capacitadas para realizar exámenes físicos, aconsejar sobre la salud y el bienestar, proporcionar cuidados contraceptivos, realizar detecciones de enfermedades de transmisión sexual, proporcionar cuidados durante el climaterio y la menopausia y ocuparse de todas las enfermedades de salud que afecten a las mujeres.