CEUM

El Delegado de Protección de Datos, en un correo del 22 de mayo de 2019, aclara cómo proceder en la publicación de las notas cumpliendo con la Ley Orgánica de Protección de Datos.

Desde el Consejo de Estudiantes consideramos que la forma más adecuada para notificar las calificaciones es el apartado "Calificaciones" del Aula Virtual

Dicho informe de Agencia Española de Protección de Datos,suscrito por la Abogacía del Estado, considera lícita la publicación de la nota junto al nombre y apellidos. No obstante, el informe condiciona la difusión al cumplimiento de una serie de requisitos:

  • El medio preferente para la publicación es el aula virtual, debiendo limitarse el acceso a quienes formen parte del correspondiente grupo.
  • En cuanto a los datos que se pueden publicar, además de la nota, el nombre y los apellidos se puede incluir también el DNI/NIE/pasaporte únicamente cuando dos personas se llamen igual, si bien en este caso deberán utilizarse cuatro cifras aleatorias. Para ello se recomienda acudir a los criterios que ha fijado la propia Agencia en el documento “Orientación para la aplicación provisional de la disposición adicional séptima de la LOPDGDD”.
  • Por lo que se refiere al tiempo durante el que ha de prolongarse la publicación, la Agencia señala que ha de ser el necesario para los fines del tratamiento. Así pues, si se trata de notas provisionales mientras se puedan presentar reclamaciones; si, por el contrario, son definitivas el que permita garantizar su conocimiento por todas las personas interesadas.
  • En todo caso, la Agencia reconoce que, en ejercicio de su autonomía, corresponde a cada Universidad apreciar la necesidad de proceder a la publicación de las calificaciones y la forma en la que deberá realizarse la misma, atendiendo para ello a los criterios señalados.

El informe considera ilícita la posterior difusión de las notas fuera de este ámbito académico, ya sea utilizando medios tecnológicos (pe.: correo electrónico, WhatsApp y otros sistemas de mensajería, redes sociales…) o incluso verbalmente. Por tanto, quienes incumplan esta exigencia deberán asumir las consecuencias que en cada caso correspondan.