¿Qué entendemos por acceso abierto o ciencia abierta?

Por acceso abierto a la literatura científica (Open Access, OA) se entiende su libre disponibilidad en Internet, permitiendo a cualquier usuario su lectura, descarga, copia, impresión, distribución o cualquier otro uso legal de la misma, sin ninguna barrera financiera, técnica o de otro tipo.

Las tres declaraciones de ámbito internacional más importantes que apoyan y definen el open access (acceso abierto) son:

  • Declaración de Budapest (Budapest Open Access Initiative, BOAI) de 2002
  • Declaración de Bethesda (2003)
  • Declaración de Berlín (2003)

La Declaración de Budapest estableció las dos principales vías para el acceso abierto:

La vía verde o vía de autoarchivo: se basa en la práctica de depositar en un repositorio de acceso abierto los trabajos previamente publicados.

La vía dorada: que consiste en que el editor de una revista publica los trabajos en acceso abierto de manera inmediata y perpetua en el tiempo, bajo una licencia en la que el autor mantiene el copyright. Normalmente lleva consigo que el autor paga a la revista para que el artículo esté en acceso abierto.

A estas vías tradicionales se les suman otras variantes que han surgido con posterioridad:

Vía bronce: hace referencia a artículos que son de libre lectura en las páginas de los editores, pero sin una licencia abierta explícita que permita su distribución y reutilización.

Vía diamante o platino: se refiere a las revistas que publican en acceso abierto, y que no cobran a los autores por publicar ni a los lectores por leer. Son revistas que generalmente están financiadas por instituciones académicas o gubernamentales, o por sociedades científicas.

Cuando enviamos un artículo a una revista, es importante conocer las políticas de dicha revista respecto al acceso abierto. Para ello, podemos consultar la propia web de la revista ("Rights&Permission", "Copyright" o "Políticas de autoarchivo") o acudir a las plataformas Sherpa Romeo y/o Dulcinea.

Ventajas de la publicación en acceso abierto

 

  • Mayor visibilidad, uso e impacto: los documentos depositados en repositorios pueden ser recuperados por más buscadores y proveedores de servicios. Al ser leídos por un mayor número de investigadores, los trabajos obtienen mayor número de citas y por tanto aumenta su impacto.
  • Mayor garantía de preservación: puesto que la preservación es uno de los objetivos de los repositorios institucionales.
  • Mejor protección contra el plagio. Mayor reconocimiento del autor como tal al ser difundido y citado su documento.

 

Obligaciones legales de depositar en abierto

 

Como cumplir obligaciones acceso abierto

REBIUN: infografía: "Cómo cuplir con los mandatos de acceso abierto".

 

Obligación legal a nivel europeo: Horizonte 2020, y a partir de 2020 “Horizonte Europa”

Los resultados de la investigación (datos y publicaciones) de proyectos financiados con fondos públicos dentro de este programa, deben depositarse en acceso abierto en un repositorio:

  • antes de 6 meses desde su publicación en el caso de Ciencias
  • el plazo será de 12 meses para las Ciencias Sociales y Humanidades.

Obligación legal a nivel nacional

Ya en 2011, la Ley de la Ciencia, la Tecnología y la Innovación en su artículo 37 detallaba las medidas para el acceso abierto (AA en adelante) en España.

La llamada Ley de la Ciencia de 2011 obliga a poner en acceso abierto los resultados de la investigación financiada con fondos de los Presupuestos Generales del Estado.

Por otro lado, el Real Decreto de 2011 que regula las Enseñanzas de Doctorado, indica que las tesis aprobadas en cada Universidad deben depositarse en el repositorio institucional, con carácter obligatorio desde febrero 2012.