La noTICa

Tu seguridad es la de todos

La importancia de mantener seguros tus datos.

INCIBE

La información en las universidades es esencial para llevar a cabo los distintos procesos que se producen en ella: gestión académica, investigaciones, procesos administrativos, información sobre campus, etc. El almacenamiento, tratamiento y gestión de la información, en formato digital o en otros formatos son las actividades que conforman los llamados sistemas de información que soportan estos procesos. Estos sistemas incluyen también los datos, los recursos materiales (tradicionales, como el bolígrafo y el papel, o tecnológicos) y las personas necesarias para realizar esas actividades.

Si hablamos de los activos que componen estos sistemas de información, es fácil identificar, en primer lugar, aquellos más tangibles como ordenadores, dispositivos de almacenamiento, teléfonos móviles, etc. Sin embargo, no se debe olvidar que existen otros activos de información, también esenciales para la universidad, que son intangibles como el know-how de los docentes, estudiantes y personal administrativo, la reputación, el software, o la propiedad intelectual.

Es lógico pensar que la información es un recurso esencial para cualquier organización, más aún en aquellas que proveen servicios basados en el conocimiento, como las universidades.

Por ello, es un aspecto fundamental incidir en que las universidades deben preocuparse por su información pues, de no estar disponible, alterarse o difundirse sin consentimiento podría afectar a la buena marcha de la misma. Si la información sobre nuestros procesos como institución, los datos personales y académicos de nuestros estudiantes, docentes y personal de administración, o detalles sobre proyectos de investigación cayeran en manos ajenas las consecuencias podrían ser muy negativas para nuestra actividad y nuestra reputación.

Volver...