REVISTA ELECTRÓNICA DE ESTUDIOS FILOLÓGICOS


NUEVAS POESÍAS

 

Edmundo Farolán

 

 

 

CORTA ES LA VIDA…


Corta es la vida
Triste es el trance final
Nacimos equivocados
Y luego pasaremos
Hacia una irremediable eternidad.

Humo es el respiro
Chispa es el pensamiento
Y cuando estos se apaguen
El cuerpo se volverá ceniza,
El espíritu se desvanecerá
Cual aire tenue.

Mi nombre caerá en el olvido
Nadie se acordará de mis obras
Pasará mi vida cual rastro de nube;
Se disipará como una neblina
Acosada por los rayos del sol.
Mi vida es el paso de una sombra
Mi fin, irremediable: no hay retorno.

Entonces, ¡venga!, a disfrutar
De los bienes presentes!,
¡A gozar de las cosas con ansia juvenil!
¡A llenarnos de mejor vino
y de perfumes!,
¡que no se nos escape
la alegría primaveral!
¡Dejemos en todas partes,
recuerdos de nuestra alegría!
¡Ésta es nuestra suerte y nuestro sino!

EROS DEBAJO DEL PUENTE DE OSTRAVA
(inspirado por Hamza Messari)


Debajo del puente de Ostrava,
las escandalosas caricias infurtivas de un hombre a una mujer
que se dejaba hacer complacida con sus ojos cerrados...

Debajo de aquel puente,
el ardor de dos cuerpos en gozo,
la petición de un beso,
piel enfebrecida,
delirio mórbido...

Debajo del puente
el frenesí de una pasión abierta...

Y yo un poeta negro
con nostálgicos recuerdos
de los amores
que me han dejado profundamente distanciado
de este mundo europeo
donde ahora habito...

Mi corazón ya no palpita,
mi corazón ya no sangra.

Las voces de aquellos amores pasados:
La voz trémula de aquella amante que llevaba mis manos
a su pecho descubierto;

La voz de otra amante que me citaba en aquel lugar de siempre
a la hora de costumbre;

Las voces de otros amores que me hacían un lugar
en sus lechos inundados de recuerdos...

voces que ahora no llegan
sino en remembranzas nostálgicas
porque mi corazón ya no palpita,
mi corazón ya no sangra
en este país frío
lejos de mi cuna negra.

DAME TU AMOR

dulce crisis de mi locura:
flor de mis huertos,
lámpara de mi vida,
extiende aquel puente
de la fragancia de limones
para que te alcance,
ponme en la masa de tu pelo
y olvídate de mí...

por ti he dado la libertad
a todas mis mujeres,
por ti, he dejado toda la historia atrás,
y por ti he borrado el acta de mi nacimiento...

ámame, mujer,
ahógame en el mar de tu presencia,
ámame, mujer más bella
entre todas las mujeres del universo,
ámame.

Mujer de mis ensueños,
tu amor es mi mapa:
el mapa del mundo ya no me interesa,
las capitales del mundo que he visitado
ya no me apetecen;
soy la capital
más antigua
de la tristeza;
mi herida es una grabación faraónica,
y mis dolores se extienden
cual bandada de palomas desde
Baghdad hasta China...

¡alma de mi alma, mi selva de olivos,
sabor de fuego, sabor de nieve,
sabor de mis dudas y de mis certezas!

¡abrázame, dame cobijo, guíame!
busco la génesis del mundo,
busco una patria para mi frente,
busco el amor de una mujer
que me lleve hasta las fronteras del sol
y que allí me tire.

flor de mi vida,
mujer de mis ensueños,
ámame,
dame tu amor,
dame tu amor,
dame tu amor....

POEMA DE AMOR

Me muero por ti
pero no me atrevo
declarar mi amor
porque sé que es imposible.

Mi consuelo es el estruendo del mar,
el sonido bucólico de una guitarra,
el viento que silba tu nombre.

La noche con su silencio
enruidece la paz y la serenidad
de mi alma.

NOCTURNO

estrellas en el cielo lejano;
noche y luna;
corazón que canta mis anhelos;
anhelos,
quimeras...

quieta meditación;
tiempo traidor;
años de lenta agonía
esperando otro día,
después otra noche...

ignoto porvenir:
¿luz?
¿amor eterno?
¿otra mañana?
¿otro devenir?

noches serenas,
quietas,
noches sin respuestas...

MELANCOLÍA

Desfilan ante mí
las serenas nostalgias
de los ensueños.

Una lejana melancolía
señala sus huellas.

Huellas inquietantes.
Huellas cansadas.

Ya sin ternura.
Se ha ido la pasión.
Pasión efímera que flota en el aire.
Ahora nada más queda.
Sólo la melancólica incertidumbre.

VIVIR DE ANTAÑO

Brotes funestos
Tejidos del desengaño
Tristes aventuras
Quijotescas
Andanzas de locura
En misteriosos campos
Del cerebro
Donde el tiempo
Es vivir de antaño
Cual la eterna ilimitada
Aurora de centinelas.

OBSESIÓN

Obsesión de mi cerebro:
volver a aquella insensata juventud,
juventud inquietante,
obsesión en busca del amor imposible,
obsesión de una búsqueda
de la mujer sublime, hermosa, impávida...
obsesión, delirio, locura.



FLOR FILIPINA

Flor del amor divino
Flor sublime
Cual cantar eterno.
Descansas sola
En la montaña divina.

Y yo el peregrino
con pasos solitarios
mis dolores te llevo
mis amores te traigo.


 

 


KARVINA  2004

1. MUJERES CHECAS


El poeta saluda
a estas mujeres:
cabellos rubios,
flotantes,
cual selvas de otoño.

"Dobre den"
con sus sonrisas divinas,
ojos azules, suave ritmo
de sus movimientos,
"Nascle".

¡Ay qué bellas
son estas checas!
 
Dulces, divinas
Besos y ensueños
en sus labios rojizos.

Esbeltas, alegres
en su juventud,

Delirio y delicia
de este poeta.

2. KARVINA DE LOS MINEROS

El paro, el desempleo
de estos mineros viejos
que se sientan
en los bares "non-stop"
para emborracharse.

Mineros borrachos
de este pueblo minero,
Karvina de los mineros,
Karvina pueblo frío
de mujeres locas
que en los bares
se coquetean
y cuando se acaba la noche
se despiden,
se retiran
como si fueran fantasmas alegóricos
en un cuento de hadas.

3. LOCAS CHECAS
(para Andrés Giménez)

Medio putas cual enanas
con obsequios y promesas,
bailes sensuales,
cuerpos intoxicantes,
y después de todo,
te dejan frío
en noches de otoño,
otoño de borrachos,
lejos del mar tranquilo,
mar del Mediterráneo,
mar del Pacífico,
castigo y destino
permanecerse
en esta loca tierra,
tierra desafinada,
tierra castigada
por Dios y el diablo.

4. RECUERDOS DE AMORES PERDIDOS

Soy un viejo.
Soy un loco.
Poeta ciego.
Ilusiones tontas.
Cantos y esperanzas.
Nada más que fantasías,
Risas y sonrisas,
Grotescas, dolientes,
de almas inconscientes,
de amores perdidos,
y dulces tiempos idos.

Nada más se queda
de aquellos recuerdos del pasado,
Recuerdos cual víctimas del hada

Mujeres que rehusé,
Labios que no besé.

El pasado que ha sido;
El pasado de amores perdidos.

5. KRISTINA DE LAS JOYAS
(para Kristina Heinzova)

Amiga aventurera,
el techo necesita ayuda
pero los fondos se esfumaron
en tus viajes gitanos:
Egipto, Creta, Turquía
lugares policrónicos
donde el tiempo no existe.

Sólo el sol, el mar,
los secretos eróticos,
olores de perfumes y especies
de esta gente africana/asiática,
almas y tierras
sin límites, sin fronteras.

6. HAMZA: DANZAS Y ANDANZAS

Su majestad bailaba con la checa loca
"Ver y no tocar",
pero las leyes se crearon
para los demás y nunca jamás
para su majestad.

"Arrímate a los buenos",
lo repetía varias veces
su majestad, el rey moro,
"Así aconsejaba la madre
de Lazarillo de Tormes".

Ostrava con sus bazares,
El satélite digital,
KFC y los pollos fritos
al estilo gringo
con su colesterol para matar.

"Mira, mira, ¡qué guapas
son estas checas!" exclamo yo.
"Sí, verdad" me contesta su majestad
"pero son judías estas putas".

Seguía el moro con sus consejos
a este huérfano peregrino:
"Son piezas del museo;
hay que ver pero no tocar".
Se ponía a reir
mientras inhalaba su rapé.
"Moisés tartamudeaba, ¿sabías eso, vuesa merced?"
"Pues no," reía yo.
"Le mordía una aspa cuando era chiquillo.
Entonces era su hermano Aarón, el orador
de la familia, el que predicaba,
la voz móvil de Moisés".

El moro me contaba leyendas
más de mil y una,
"Los árabes viven en el desierto
y se entretienen con cuentos
de fantasía e imaginación".

El moro se lagrimaba con su rapé,
envuelto en mística éxtasis.
"El Korán nos obliga no comer
durante el día en el mes de Ramadán,
y si cometemos el pecado de comer
durante el día, tenemos que dar de comer
a sesenta personas".

Pues el rey moro por su bondad y pecados
daba de comer y beber a más de diez personas
cada día, atrayéndoles a su despacho/cocina
con su café árabe, cuscus, y callos.

"Vosotros sois la sal de la tierra,
vosotros sois la luz del mundo...
Evangelio de Juan", se sonríe el moro.
Le corrijo, "Perdón, majestad, pero eso
viene del Evangelio de Mateo".
Me replica: "Vuesa merced está equivocado.
Es el evangelio de Juan. Hasta en francés
los puse de memoria", y empieza a recitar
los versos en francés.

Cojo la biblia para mostrarle
que está equivocado, y con la confusión
en sus ojos africanos, se pone tartamudo,
"P..pero estaba c..casi seguro que era de Juan".

Y con un ojo cerrado le miro con el otro
y le digo: "En el reino de los ciegos,
el tuerto es rey."

 

 
RETIRO

el viajero se retira para descansar,
un descanso espiritual
con el silencio de las montañas,
con la paz del mar,
con dios en la naturaleza,
de los árboles,
del sol de este país nórdico,
sus lluvias frías...
dios místico
en tu silencio
estás radiante, majestuoso,
mientras yo, el pobre viajero,
buscando tu cara escondida,
miro el gran mar,
para contemplar tu esplendor y gloria.

Vancouver, 2005