XVII JORNADAS HISTORIA DEL TRABAJO: Crisis y reconstrucción de los mercados de trabajo en los inicios de la era industrial: movilidad laboral, social y geográfica. 8 y 9 de junio 2017. Barcelona.

ImmigrantsEstacioFrança_XavierMiserachs_CollecioMACBA_fonsXMiserachs_1962

Primera circular

Crisis y reconstrucción de los mercados de trabajo en los inicios de la era  industrial: movilidad laboral, social y geográfica.
8 y 9 de junio 2017
Facultad de Geografía e Historia
Universidad de Barcelona
Montalegre 6-8
08001 Barcelona

El Grupo consolidado de la Generalitat de Cataluña Trabajo, Instituciones y Género (TIG)  organiza anualmente unas Jornadas sobre Historia del Trabajo con el objetivo de mejorar la coordinación entre las investigaciones en curso, estimular los debates entre especialistas, y  contribuir al desarrollo de la perspectiva de género en los estudios históricos sobre el trabajo.
En esta su decimoséptima edición las Jornadas están dedicadas al análisis de los efectos de la  crisis finisecular provocada por la industrialización sobre los mercados de trabajo, los oficios y
las ocupaciones y las respuestas adaptativas generadas por los trabajadores a los nuevos entornos productivos.

SECRETARÍA: tig@ub.edu

Resumen

La erosión de los oficios tradicionales producida por la industrialización es un tema clásico de la historia social europea y española. Pero las hipótesis clásicas presentan un panorama
excesivamente simplista caracterizado por la descualificación, la desposesión y la proletarización, que se adapta especialmente mal a la producción en pequeña o mediana escala con presencia relevante de los negocios familiares y la pequeña propiedad. En todo
caso conocemos mal los procesos de adaptación de esos oficios al nuevo mundo industrial, especialmente cuando se trata de la mano de obra femenina. Disponemos también de algunos estudios sobre el origen de la mano de obra en algunas urbes industrializadas y sobre la
reutilización de capacidades gestadas en entornos rurales, proto-industriales y domésticos a los nuevos mercados de trabajo industriales y urbanos. Menos conocidos son los procesos de
transformación en el mundo de las profesiones liberales. En estas jornadas pretendemos reunir a especialistas sobre el mundo de los oficios y las profesiones en torno a los procesos de cambio generados por la transición del antiguo régimen a la sociedad liberal. Invitamos pues a los especialistas que trabajan sobre los mundos del trabajo artesano y obrero, así como sobre el complejo mundo de las actividades en el mundo rural –no exclusivamente el trabajo
agrario–, los servicios y las profesiones liberales a presentar sus comunicaciones.

Normas para el envío de propuestas de comunicación:

Las propuestas se enviarán en un documento Word especificando los objetivos, hipótesis, metodología, fuentes, conclusiones y bibliografía (mínimo 3000 y máximo 5000 palabras). El resumen ha de contener una definición muy precisa de las hipótesis y problemática abordada;
la relevancia del tema en el contexto internacional y nacional con referencia breve pero concisa a las líneas de debate en que se inserta y los autores y equipos que están trabajando sobre el tema; ha de detallar el ámbito geográfico y la cronología; las fuentes que se van a
utilizar y las hipótesis interpretativas que se derivan de la investigación. Se aceptarán sólo los trabajos que presenten total o parcialmente resultados inéditos que se ajusten estrictamente al tema de las Jornadas. El autor/a incluirá su nombre completo, situación profesional y dirección completa postal, así como el email. En caso de tratarse de una tesis en curso, se especificará también director /a, departamento y universidad.
Se indicará la sesión a la que se pretende presentar. Así como también, en su caso, el proyecto de investigación en el que se inserta. Finalmente, se ha de acompañar una relación de publicaciones del autor en relación a este tema, o una selección de las más relevantes.
Se aceptará la presentación de comunicaciones en formato póster. En este último caso los autores deberán traer sus pósters y los colgarán en paneles facilitados a tal efecto por la organización el primer día de las Jornadas. Las instrucciones para la realización de los posters
se podrán consultar en la web de las Jornadas a partir del 20 de febrero 2016.
Fecha para el envío de propuestas. 29 de Enero 2017
La aceptación de la propuesta será comunicada al autor el 20 de Febrero de 2017

Publicación.

Es intención de los organizadores publicar un libro dentro de la Colección Historia del Trabajo con una selección de las comunicaciones presentadas. Los autores que estén interesados en la publicación deberán entregar la versión definitiva de su texto (máximo de 70.000 caracteres con espacios, notas, tablas y bibliografía) antes del 30 de diciembre de 2017. No obstante, su publicación definitiva estará sometida a los resultados del proceso de
evaluación por pares que rige la Colección de Historia del Trabajo.

Sesión 1.- Cambios y adaptaciones del trabajo en el campo en el desarrollo de la sociedad industrial
La caída de las rentas agrícolas, la mecanización y la mayor atracción de la vida en la ciudad han explicado tradicionalmente y de forma simplista la emigración de campesinos del campo a la ciudad y el abandono de sus formas de vida tradicional. Sin embargo este proceso es mucho más complejo. Los campesinos no solo vivían del trabajo agrícola, sino que lo complementaban con otras actividades relacionadas con la transformación de los recursos naturales, con
actividades proto-industriales que aseguraban sus ingresos y muy a menudo recurriendo a una gran movilidad espacial. La transición a la sociedad industrializada y moderna fue un proceso complejo en el que las formas antiguas de producir se fueron substituyendo poco a poco por otras nuevas, a la vez que los recursos naturales que se producían en el mundo rural fueron substituidos por otros producidos en otros entornos. Esta sesión pretende reunir a los
investigadores interesados por el análisis de las vías de adaptación y las estrategias desarrolladas por los campesinos y sus familias frente a estos cambios, frente a las nuevas demandas productivas, a las nuevas formas de trabajo y a las nuevas maneras de organizar el
tiempo en el proceso de formación de los mercados de trabajo industriales.
Sesión 2.- Gremios y proletarización: el artesanado en los inicios de la industrialización
Tradicionalmente se ha considerado que el artesanado en extinción formó la cohorte de los primeros obreros fabriles. Si bien la lógica permite trazar esa inexorable vinculación, las investigaciones históricas han sembrado muchas dudas sobre esa aparentemente obvia relación. La adaptación de los menestrales al nuevo contexto industrial, al menos en su primer impulso, fue mucho más diversa. En cierto modo, carecemos de una hipótesis clara sobre la movilidad social en este contexto. Baste recordar que en el caso de Barcelona, eje y motor industrial de Cataluña, el despegue manufacturero se asentó sobre la industria algodonera, un sector que desde el siglo XVIII tenía poco de artesano, y que el primer ejército de operarios
estuvo en parte compuesto por mujeres, un grupo que tampoco pertenecía, strictu sensu, al mundo de los artesanos agremiados. Las tensiones producidas por la industrialización superaban el estrecho marco de las nuevas factorías, extendiéndose a las relaciones urbanas y a la lucha por los recursos económicos –propiedad inmobiliaria o redes comerciales– de la ciudad. Por esta razón, se hace necesario reconstruir el destino de los trabajadores manuales calificados, aquellos que provenían del cosmos gremial, en ese nuevo entorno así como discutir su papel periférico o nuclear en la conformación del mundo obrero industrial tanto en el mundo de la producción como el del asociacionismo.
Sesión 3.- Orígenes de la mano de obra de las nuevas industrias y servicios

Como la historiografía más reciente ha puesto de manifiesto las explicaciones clásicas del origen de la mano de obra que alimentó los mercados de trabajo industriales eran excesivamente simplistas. Los obreros y obreras de las primeras fábricas rara vez eran campesinos en sentido estricto; era más frecuente que tuvieran una experiencia previa de trabajo manufacturero, proto-industrial o artesanal en actividades similares o afines que reutilizaron en otros entornos productivos. La capacidad de adaptación y re-cualificación de las
propias aptitudes y conocimientos a los nuevos entornos laborales puede ser también más compleja y tenemos un buen número de estudios sobre ello: de pescadores a marineros, de trabajadores de la conserva a las fábricas de latas, de mineros a trabajadores portuarios, de tratantes a comerciantes en la ciudad, de sirvientas a trabajadoras de la hostelería… Traslaciones que podían ser de carácter estacional y acabar o no por ser definitivas. En cualquier caso sabemos poco acerca de los factores que influyeron (e influyen) en la captura
de nuevos yacimientos de empleo por determinados oficios o por grupos de trabajadores originarios de determinadas localidades: ¿reutilización de capacidades? ¿capacidad para la creación de redes de empleo, solidaridades vecinales o familiares….? El seguimiento de esta
movilidad laboral no resulta fácil pues muy a menudo las fuentes históricas, especialmente en el siglo XX, han ido sustituyendo el registro del oficio por el de pertenencia a un sector de  actividad (construcción, comerciante…), o a la condición laboral (asalariado). Las cada vez más extendidas categorías de “operario”, “jornalero” y otras similares oscurecen el trabajo efectivamente realizado y han sido asociadas a la pérdida de cualificación, pero podía ser también, en mercados de trabajo muy volátiles, una forma adecuada de definir la movilidad de unas ocupaciones a otras y la gran versatilidad de los trabajadores para responder a la demanda más conveniente en cada momento. La consideración clásica sobre la progresiva pérdida de status de los trabajadores en los procesos de industrialización y su de-cualificación progresiva ha sido puesta también en cuestión, mostrando una mayor complejidad de los procesos de de-cualificación, re-cualificación en la que la movilidad social no derivaba mecánicamente del mercado sino también de las culturas laborales y asociativas. Esta sesión pretende abordar estas problemáticas dando cabida a todos los sectores productivos y de
servicios.

Sesión 4.- Profesiones liberales

Los estudios sobre profesiones liberales en los siglos XVIII a inicios del siglo XX revelan que las titulacions académicas superiores sociológicamente estaban vinculadas a oficios artesanales y profesiones con título inferior. En los orígenes sociales de médicos,
farmacéuticos, veterinarios, arquitectos, abogados, profesores de enseñanza media y superior, podemos encontrar familias dedicadas a actividades sin título académico superior, pero relacionadas con la profesión liberal que se ejercía: médicos que eran hijos de
curanderos, barberos o cirujanos; médicas hijas de comadronas; farmacéuticos de herboristas o drogueros; veterinarios de albéitares y herradores; arquitectos de delineantes y maestros de obras; abogados de escribientes y procuradores; y profesores de instituto y
de universidad de maestros de escuela. Este fenómeno plantea una serie de cuestiones: se trataba de capitalizar los conocimientos derivados de oficios de base empírica o de carácter más profesional que científico para un ascenso social a través de un título académico
superior? Las tradiciones familiares fueron un estímulo para ello? Hasta qué punto estos procesos fueron la respuesta a los cambios legislativos y la extinción de algunos títulos como el caso de los albéitares-herradores o de los maestros de obras? El aumento de
exigencias académicas para ejercer una determinada profesión fomentó una movilidad social descendente? Cómo se adaptaron los oficios y las profesiones a los cambios científicos y tecnológicos del siglo XIX? Todas estas cuestiones merecen ser estudiadas combinando metodologías cuantitativas y cualitativas, y perspectivas más generales con estudios de carácter más microhistórico.