Nodo Repensar los márgenes: identidades, discursos y prácticas frente al poder

Miembros y líneas de investigación

1. Ana Díaz Serrano

adise5911@yahoo.es

2. Almelia Almorza Hidalgo

aalmhid@upo.es

3. Rocío Delibes Mateos

rodelibes@gmail.com

4. Rafael Gaune Corrali

rgaune@uc.cl

5. Carolina González Undurraga

carolina.gonzalezu@gmail.com

6. Liliana Pérez Miguel

perezm.liliana@gmail.com

7. Jorun Poettering

jorun.poettering@lrz.uni-muenchen.de

Misión

Los últimos 50 años del pensamiento occidental han estado marcados por los efectos de la globalización. A la zaga de otras disciplinas, la Historia ha asumido como propias algunas propuestas orientadas a entender un fenómeno que se consideraba novedoso y difícil de aprehender.

Para ello, ha sido necesario repensar sus ámbitos geográficos y temáticos tradicionales, obsoletos para ligar las interpretaciones del pasado con los intereses de un presente en el que las conexiones y los intercambios se aceleran, mientras las mixturas se evidencian y los límites se difuminan.

Dos de los debates centrales han sido la dicotomía centro-periferia y la correlación entre lo global y lo local. Su desarrollo a lo largo de las últimas décadas ha permitido un importante giro en la comprensión de las relaciones de poder y, por ende, del funcionamiento de las entidades políticas multiterritoriales, que surgen como fuerzas planetarias a finales del siglo XV, con las empresas asiáticas y africanas de la Monarquía portuguesa y se consolida posteriormente con la dominación trasatlántica y transpacífica de la Monarquía hispánica. El efecto mundializador de estos proyectos expansionistas inauguraron la modernidad y trazaron las dinámicas que definen al mundo contemporáneo: circulación, multiculturalidad y multicentralidad. Asumidas éstas, una serie de preguntas han captado la atención de los investigadores en los últimos años: ¿Cómo se desarrollaron durante la primera modernidad? ¿Cuál fue su alcance? ¿Cómo fueron administradas por el poder instituido? ¿Cómo fueron asumidas, interpretadas e intervenidas (o interferidas) por los sujetos históricos? Las respuestas han sido variadas. La mayoría de ellas han utilizado categorías analíticas que, al ser aplicadas al estudio de las sociedades modernas, han generado interesantes discusiones; pero, a su vez, han derivado en una comprensión inconclusa del pasado, arrastrada por la fuerza explicativa de categorizaciones y procesos propiamente contemporáneos. Es el caso del propio concepto de “globalización”, junto a otros como “mundialización”, “circulación”, “dominación”, “frontera”, “aculturación”, “mestizaje”, “género”, “etnia”, “subalternidad”, o “colonialismo”. Estas traslaciones han acumulado críticas, cuyo eco ha alimentado el debate, pero no han ofrecido abiertamente nuevas pautas. Es en este punto de valoración de los trabajos realizados hasta el momento y, a la vez de insatisfacción, donde se sitúa nuestra propuesta.

Desde el Nodo Repensar los márgenes proponemos una alternativa interpretativa, mediadora entre la tendencia vigente (y entusiasta) y sus discrepancias: un ejercicio de matización, que permita graduar la aplicación de algunos de los conceptos claves en el estudio actual de las Monarquías ibéricas. Para ello presentamos varias líneas de trabajo aunadas por la reflexión sobre los grupos -o individuos que representan a esos grupos- tradicionalmente analizados desde la limitrografía, bien por sus clasificaciones socio-culturales o bien por su ubicación geográfica. Una vez llevados al centro de la discusión, estos grupos han sido definidos como “subalternos”, “fronterizos” o “periféricos”, y estereotipados en la resistencia (más o menos explícita) al poder instituido. De este modo, sus capacidades de acción y de influencia han sido siempre cuestionadas, cuando no negadas, y su situación en el mapa socio-político relegada.

Con esta propuesta queremos incidir en el desenvolvimiento de estos sujetos secundarios frente al poder y, con ello, resignificar los márgenes que ocuparon. Circundando la sugerencia de segregación a la que remiten, presentamos estos márgenes como espacios (físicos o figurados) de transposición del modelo rector. Éste fue diseñado por la Corona (centro “real”, emisor y confirmador de autoridad) y definido a través de las prácticas de los diferentes agentes sociales. Para explicar la vigencia de este modelo en cuatro continentes es necesario señalar las dinámicas que favorecieron la concurrencia de las estrategias de dominación con los intereses de quienes se vieron afectados por ellas. Hasta el momento ha sido destacada la voluntad de armonización por parte de los representantes del poder real y han sido identificados los instrumentos que fueron dispuestos para ello. Sin embargo, creemos necesario profundizar en el uso de estos instrumentos y, con ello, en el análisis del desarrollo de un sistema flexible en el que, a través de la negociación (generalmente implícita), las disidencias fueron disipadas y las divergencias contenidas. De este modo, lo que la historiografía ha interpretado como casos excepcionales podrían revertirse en situaciones ordinarias, e incluso ser consideradas como habilitadoras del gobierno planetario que la Monarquías ibéricas hubieron de desplegar.

Líneas de investigación:

  • Distinguimos los siguientes focos de interés:
    Las repúblicas de indios como espacio de transición entre los ordenamientos indígenas tradicionales y el modelo hispánico, con los trabajos de Rocío Delibes sobre la gobernanza en el norte de Perú, y de Ana Díaz en torno a la formulación, constitución y desarrollo de los cabildos indios en varios territorios de la América española.
  • La recepción y transmisión de la cultura política hispánica por la población de origen africano, a través de trabajo de Carolina González sobre los esclavos y esclavas litigantes en Santiago de Chile y México.
  • Las mujeres españolas en América, con los trabajos de Amelia Almorza sobre la influencia de este grupo inmigrante en la configuración de las élites peruanas y de Liliana Pérez en torno a la figura de las encomenderas en Perú.
  • La circulación de modelos urbanos, con el proyecto de Jorun Poettering sobre Río de Janeiro.
  • Las órdenes religiosas como conectores entre las realidades periféricas y los centros de poder, con el trabajo de Rafael Gaune sobre la labor de los jesuitas como traductores y constructores de la sociedad chilena a través de su correspondencia con Roma.

Otras consideraciones:

El Nodo cuenta con un seminario internacional permanente, coordinador por Rocío Delibes y Ana Díaz, que se celebra anualmente en Sevilla:

  • I sesión: Carolina González, 13 de marzo de 2014.
  • II sesión: Jaime Valenzuela, Hugo Contreras y Mauricio Gómez, 4 de febrero de 2016.
  • III sesión: Miguel Donoso y Rafael Gaune, 19 de enero de 2017.

Otras actividades organziadas en el marco del Nodo:

  • Simposio Al margen de las identidades: etnia, género y poder en la América modern (siglos XVI-XVIII). Dentro del X Coloquio Tradición y Modernidad en el Mundo Iberoamericanos. Cádiz, 2-5 de septiembre de 2014.
  • Simposio Repensar los márgenes. Mediadores locales y dinámicas globales en América (siglos XVI-XVIII). Dentro del XVIII Congreso AHILA. Valencia, 5-9 de septiembre de 2017.