LAS "ANTIVITAMINAS"

Aparte de las diferencias de asimilación vitamínica que existen entre unos individuos y otros, hoy sabemos que hay muchos factores que pueden afectar a la utilización de las vitaminas en el organismo. Por ejemplo, algunos alimentos contienen sustancias capaces de destruir, inactivar o hacer imposible la absorción de las vitaminas en el intestino. Se las conoce comunmente con el nombre de Antivitaminas, y ejemplos de ellas pueden ser: la "Avidina", proteina del tipo de las albúminas, existente en la clara de huevo, y la "Tiaminasa", enzima que aparece en alimentos como el pescado crudo. Se ha demostrado experimentalmente que ambas son capaces de degradar vitaminas de las que forman el complejo B.

Estas circunstancias hacen que no sea fácil establecer unas cifras de necesidades vitamínicas que tengan una validez general. En la práctica, se determinan unas recomendaciones dietéticas con un margen de seguridad suficiente para que puedan satisfacer las necesidades de un 97,5% de los individuos pertenecientes a los distintos grupos de población.

volver