La Fundación de Estudios Médicos (FEM) de Molina de Segura fue una idea desarrollada por varias personas, entre ellas el economista Juan de Dios García Martínez y el profesor Antonio García García, molinense de nacimiento, catedrático de Farmacología de la Facultad de Medicina de la Universidad Autónoma de Madrid.

D. Eduardo Javier Contreras Linares la acogió con calor, con la colaboración del Hospital de Molina y de diversos empresarios.  A través de la correspondiente Moción presentada por el Sr. Alcalde-Presidente el Ilustre Ayuntamiento de Molina de Segura (Murcia) el 2 de febrero del año 2001 aprobó "...la constitución de una Fundación que sin ánimo de lucro tiene como objetivo global el apoyo a la investigación biomédica..."