Charla: Con un ejército de mil robots a mi cargo

(DISPONIBLE EN VÍDEO) Impartida por Daniel Carrillo (Laboratorio de Robótica de Bristol) el miércoles 14 de noviembre, a las 17:00, en el Salón de Actos.

Acceso al vídeo de la charla aquí.

Breve descripción de la charla: ¿Cómo es posible que no esté intentando destruir a la humanidad con mi ejército de robots? Usando técnicas de arte dramático y ciencia callejera, en esta charla daré una introducción al campo de enjambres de robots ("swarm robotics" en inglés), y a los usos beneficiosos para la humanidad en los que investigadores del Laboratorio de Robótica de Bristol están trabajando. Y todo ello tomando inspiración de la propia naturaleza para programar a los robots: desde miles de peces nadando en bancos para protegerse de depredadores hasta millones de células auto-organizándose en estructuras complejas como nuestros órganos y tejidos. Además, en esta charla fomentaré la cultura de la "agitación científica" (traducción libre y acuñada de la expresión inglesa "public engagement") como un paso más allá de la comunicación científica y como medio para generar discusión con la sociedad. El fin es el de provocar un diálogo interno que promueva el pensamiento crítico en el público, e influir en cómo y qué se investiga para desarrollar una investigación e innovación responsable. Presentaré diferentes técnicas para hacer agitación científica, como el uso de juegos de discusión, artes plásticas, o teatro.

Breve biografía del ponente: Tras graduarse en Ingeniería Informática por la Universidad de Murcia en 2015, Daniel se encuentra actualmente desarrollando su proyecto de doctorado en Laboratorio de Robótica de Bristol, Inglaterra, sobre enjambres de robots para asistencia en tareas de búsqueda y rescate. Aparte de este proyecto, está muy interesado en la comunicación y agitación científica para promover el pensamiento crítico tanto en el espectador como en los propios investigadores (¡incluido él mismo!). Su enjambre de robots y él han actuado en el festival de ciencia de Manchester para la Royal Society, al lado de un Picasso en París para la UNESCO, y pronto se los llevará una semana a colegios en la isla de La Réunion para el British Council. Está convencido de que para desarrollar pensamiento crítico hacen falta emociones, por lo que dedica buena parte de su tiempo a provocarlas de un sitio a otro.