Guía Práctica 2: Citas bibliográficas en prácticas y trabajos

Cada vez que se toma una idea o una información que no ha producido uno mismo, debe citarse su procedencia.

Esta práctica es imprescindible y fundamental por dos razones:

  • el estudiante o investigador honesto reconoce las ideas que no son suyas, y
  • ofrece a sus lectores la posibilidad de acudir a las fuentes originales para contrastar la información o bien para completarla.

Si la idea o la información se toma literalmente (palabra por palabra), el texto copiado debe “entrecomillarse”.
Existen varios tipos de fuentes de los que es posible sacar información:

  • Libros y monografías
  • Capítulos de libros en libros compilados
  • Artículos de revistas académicas o especializadas
  • Working papers / Papeles de trabajo
  • Artículos de periódico o prensa
  • Contenidos de páginas web
  • Leyes
  • Documentos
  • Textos no publicados
  • Tablas y gráficos

En el siguiente documento te ofrecemos una guía para Citar correctamente.

Citas bibliográficas en prácticas y trabajos (PDF)

 

También te puede interesar consultar:

Guía Práctica 1: Elaboración de trabajos académicos

Compartir en
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter