Nivel del Bronce Medio

Tras una franja cronológica de casi un milenio el Tell vuelve a ser ocupado. Se instala en el un templo que tiene una evolución que va desde la simple consideración del lugar como sagrado, sin que apenas haya estructuras, a la construcción de un sistema complejo de edificaciones que refleja la misma complejidad dela comunidad religiosa que en él vivía.

Los restos encontrados convencieron de que el tipo de religiosidad que se vivía en Jamîs estaba relacionada con el ancestral culto de los Altos.

La existencia de un hábitat reducido y con capacidad para pocas personas, así como la presencia de un silo de grandes dimensiones nos hacen pensar que el territorio (no sabemos en cuanta extensión) estaba organizado alrededor del templo que servía de administrador de las cosechas de los campos circundantes.

La destrucción violenta de las instalaciones ha permitido la conservación de un importante conjunto de cerámicas, muchas de las cuales se encuentran en su ubicación original y con los contenidos que tenían en el último momento. Se da de esta forma un paso de gigante para el conocimiento funcional y antropológico de estas cerámicas, que la mayoría de las veces no son sino un elemento de discutible valor cronológico y cuyo estudio se limita a reproducir paralelos y ofrecer descripciones.