Elam y su entorno

Elam y su entorno

El antiguo Elam quedaba situado, más o menos, en territorio del actual Irán, sirviendo de enlace entre los antiguos pueblos del Irán y los centros del Asia anterior. De hecho, los valles de los ríos Kerka (Uknu) y Karun (Ulai), que formaban las puertas de entrada a Elam, no eran más que la prolongación oriental de la llanura mesopotámica. Elam formaba una meseta irregular, rodeada por cadenas montañosas -los montes del Kurdistán lo separaban de Urartu; los montes Zagros, de Mesopotamia; la cadena del Indukush, de la India; los montes de Kopetdaj limitaban por el norte; y los montes de Suleimán, por el sur, separando el mar del desierto de Lut, que ocupaba, junto con el desierto de Kavir más al noroeste, la zona central de Elam. Aunque la distribución geográfica de Elam no es del todo conocida, tomando en consideración su momento de mayor expansión, podemos configurar el territorio en varias regiones:

-Regiones de Pashime y de Sherihum, en la costa del golfo Pérsico, desde Huzistán a Bushir y a lo largo de la misma costa hasta Bandar Abbas, respectivamente.

-Región de Susiana, cercana a la orilla mesopotámica del golfo Pérsico, con capital en Susa.

-Región de Awan al noroeste de Susa.

-Región de Zahara, próxima al Luristán, entre Awan y Susa.

-Región de Idamaraz, entre Gutium y la Susiana.

-Elam propiamente dicho, situado en la zona interior, con capital en Anshan (actual Tell-i Malyan).

-Región de Zabshali, situada al norte de Anshan y hasta el mar Caspio.

-Región de Simaski, situada al este de Zabshali y al norte de Kerman (en la frontera con Marhasi).

Desde el punto de vista climático puede dividirse a Elam en dos zonas: las tierras altas y las tierras bajas. Las tierras altas se corresponden con la zona central de los montes Zagros, ofrecen un clima caracterizado por un invierno relativamente lluvioso y frío, y un verano muy caluroso. Una parte importante del terreno es de roca, sin embargo, existe una extensión apreciable de zona de bosque que da paso a pastos en los niveles más elevados. Conforme se va hacia la meseta y a medida que disminuye la pendiente del terreno, las precipitaciones son menores y los ríos se convierten en estacionales, por lo que escasean los bosques y los pastos. La agricultura es poco productiva y no existe irrigación. Las tierras bajas de Elam constituyen el Huzistán donde se aprecian una zona árida, situada al sur de Ahwaz, muy poco lluviosa y sin importancia al combinar pantanos salinos con el árido desierto. Una zona semiárida, que se extiende desde Ahwaz hasta las colinas del Agha Jari, a unos pocos km al sur de Susa y Dizful. Y una zona seca, que se extiende desde el límite más superior de la zona semiárida hasta territorios del norte como Deh Luran y los pies de las montañas de los Zagros. El verano es caluroso, mientras el invierno es muy frío. Huzistán es una extensión de la llanura aluvial mesopotámica, alimentada por cinco ríos -el Kerka, el Diz, el Karun, el Marun y el Zuhreh o Hindian-, de los que el Karun es el más importante y el que mayor cantidad anual de sedimentos aporta.

Añadir a favoritos el permalink.

Comentarios cerrados