Escudo del Congreso
Durante los días 6, 7, 8 y 9 de Abril de 2000 se celebró en Cartagena el II Congreso Internacional de Mundo Púnico, cuya temática principal versó sobre tres ejes generales Religión, Antropología y Cultura Material. Las sesiones se celebraron en el Salón de Actos de la UNED de la ciudad, en horario de 9 de la mañana a 2 de la tarde y de 5 a 8 de la tarde, a excepción del domingo 9 de abril en el que sólo hubo sesión de mañana, incluida la clausura. Las intensas sesiones se complementaron con visitas organizadas a tres de los yacimientos arqueológicos más importantes de la ciudad, Teatro romano, Cerro del Molinete (Arx Hasdrubalis) y Muralla Púnica, visitas que fueron guiadas por parte de sus propios excavadores.El Congreso se sistematizó en 13 ponencias, con 26 comunicaciones asociadas a dichas ponencias y repartidas a lo largo de los cuatro días que duró el Congreso. Para las comunicaciones se dispuso de un máximo de media hora y para las ponencias cuarenta y cinco minutos por lo que los contenidos del Congreso fueron extremadamente densos y tremendamente agotadores para todos los que seguimos el mismo.Organizado por el Instituto Interuniversitario de Estudios del Próximo Oriente Antiguo (IPOA) – Universidad de Murcia, contó con la colaboración y patrocinio de la Concejalía de Cultura del Ayuntamiento de Cartagena y la Consejería de Cultura de la Comunidad Autónoma de Murcia, que se ha comprometido a la publicación de las Actas del Congreso.

Los ponentes del Congreso fueron los siguientes: Gregorio del Olmo Lete (IPOA- Universidad de Barcelona), Sergio Ribichini (Istituto Sabatino Moscati de Roma), Maria Giulia Amadasi (Universidad de Roma “La Sapienza”), Paolo Xella (Istituto Sabatino Moscati de Roma), Pedro Barceló (Universidad de Potsdam en Alemania), Juan Blánquez (Universidad Autónoma de Madrid), Mª Cruz Marín Ceballos (Universidad de Sevilla), Muhammed Fantar (Instituto Nacional de Patrimonio de la República Tunecina), Jesús-Luis Cunchillos (Instituto de Filología del CSIC, Madrid), Juan-Pablo Vita (Instituto de Filología del CSIC, Madrid), Joaquín Sanmartín (IPOA-Universidad de Barcelona), J. J. Ferrer (Universidad Jaume I de Castellón de la Plana), Iván Negueruela (Museo Nacional de Arqueología Submarina).

SERGIO RIBICHINI
SERGIO RIBICHINI DURANTE SU PONENCIA EN EL CONGRESO

Las comunicaciones presentadas en torno a estas ponencias han sido todas ellas de una gran calidad científica, abarcando sus contenidos a buena parte del ámbito peninsular, con una especial atención al ámbito levantino, y en concreto a las trazas del poblamiento fenicio-púnico en el litoral murciano, en torno a los centros de Cartagena y Mazarrón, ya que las comunicaciones de tema regional han sido numerosas, colmatando así el ligero vacío de investigación que sobre este mundo afecta a la Región de Murcia, y que intenta subsanarse con la celebración de este tipo de actividades. Tras la celebración del Primer Congreso en noviembre de 1990, hemos retomado diez años después esta iniciativa con el objeto de darle una periodicidad más regular, fomentando el estudio del mundo fenicio-púnico en nuestro ámbito peninsular, llenando así el vacío programático que conllevan los actuales planes de estudio universitarios. El Congreso ha sido un excelente foro para la reunión de expertos en el mundo fenicio-púnico en el cual se han puesto en común las novedades más interesantes en la materia, así como las aplicaciones de las nuevas tecnologías, como demostró la presentación de la Ugaritic Data Bank (UDB) prototipo del corpus Inscriptionum Phoenicarum necnon Punicarum (CIP).

Lo que en principio se preveía una reunión reducida, tuvo una gran acogida entre los investigadores nacionales, desbordando las previsiones de la organización, obligando a un duro encaje del programa para no dejar a ninguno de los investigadores fuera de la posibilidad de exponer sus novedades en el Congreso. Por este motivo, los contenidos han sido muy densos, sin perder ni un ápice de calidad científica, los cuales han sido expuestos con una excelente acogida del público, muy numeroso durante todas las sesiones, en su mayoría estudiantes y licenciados de la Universidad de Murcia, así como numerosos ciudadanos interesados en la arqueología púnica.

Una de las conclusiones más reveladoras del Congreso ha sido la puesta en común, a distinto ámbito geográfico, de la existencia de una interacción cultural intensa entre el mundo fenicio-púnico y el mundo indígena peninsular, constatado incluso en áreas tan alejadas y fuera de toda órbita colonizadora como podría ser el interior de la Meseta. Este aspecto del mundo fenicio-púnico ha resultado de tal interés a la organización que se plantea la celebración del III Congreso Internacional de Mundo Púnico para el 2002, con una temática centrada en torno a las relaciones entre poblaciones indígenas y contingentes colonizadores u orientales.