Imprimir

El Acuerdo de Seguridad Social reforma el sistema de reconocimiento de Enfermedades Profesionales.

CC.OO. destaca que a partir de ahora la declaración de enfermedad profesional será diagnosticada por el INSS y las Mutuas y sale del ámbito empresarial.

Como parte integrante del acuerdo sobre Medidas en materia de Seguridad Social, se firma mañana, jueves día 13, en la Moncloa, la Reforma del Sistema de reconocimiento de Enfermedades Profesionales de la que CC.OO. destaca como elemento clave que la declaración de la Enfermedad Profesional sale del ámbito del empresario. A partir de ahora serán el INSS (entidad gestora) y las Mutuas (entidades colaboradoras) las encargadas de la notificación directa a partir del diagnóstico médico.

Se reconoce también un importante papel en el proceso a los Servicios Públicos de Salud de las Comunidades Autónomas que comunicarán a la Mutua y/o al INSS, la sospecha de la existencia de una Enfermedad Profesional. Los órganos técnicos de los Ministerios de Trabajo y Sanidad, elaborarán una guía de los síntomas y patologías relacionados con el agente causante de la enfermedad profesional, que sirva como fuente de información y ayuda para el diagnóstico. Los Servicios de Prevención comunicarán también a la Mutua y/o al INSS la sospecha de la existencia de una EE.PP. Se reconocerán también EE.PP a trabajadores y trabajadoras que no se encuentran en situación de alta (a través del INSS), y se dispondrá de un nuevo parte de Enfermedad Profesional antes de final de año.

El acuerdo alcanzado, por tanto, permite poner las bases de un nuevo Sistema de reconocimiento de Enfermedades Profesionales en el ámbito de la Seguridad Social, pero teniendo en cuenta sus implicaciones preventivas y el papel que debe jugar el Sistema Público Sanitario.

Desde hace más de una década CC.OO. lleva reclamando de la Administración un nuevo Modelo de Enfermedades Profesionales que supere las deficiencias del actualmente vigente desde 1978 (infradeclaración de Enfermedades Profesionales fruto de la resistencia empresarial al reconocimiento de las mismas, bien por no asumir el necesario análisis de sus causas o por evitar la actuación de la Inspección, las carencias en la formación médica en salud laboral del Sistema Público Sanitario), para que desde la sanidad pública se entienda el centro de trabajo como ambiente de exposición a riesgos; así como la tradicional separación entre la atención del daño y las implicaciones preventivas del mismo.