Área de Tecnologías de la Información y las Comunicaciones Aplicadas
Área de Tecnologías de la Información y las Comunicaciones Aplicadas Universidad de Murcia
Área de Tecnologías de la Información y las Comunicaciones Aplicadas
ATICA
25.09.2017
 
 
MNCS - Sección de Metodologías Imprimir E-mail

La sección de Metodologías, Normalización y Calidad del Software (en adelante MNCS) se crea en 2003 con el surgimiento de ÁTICA a partir del anterior Servicio de Informática. Debido a la necesidad de cumplir plazos administrativos y adscribir al personal correspondiente, podemos considerar que comienza verdaderamente su andadura con el inicio del año 2004.

Visión, Valores y Misión

Visión

La Visión de MNCS es la de un futuro en el que el software producido por ÁTICA sea reconocido en todas partes como sinónimo de producto de excelente calidad técnica y cuidada y precisa elaboración.

Misión

La principal Misión de MNCS, como la de cualquier parte de la Administración Pública, será cumplir con el mayor celo posible el artículo 103 de la Constitución Española:

La Administración Pública sirve con objetividad los intereses generales y actúa de acuerdo con los principios de eficacia, jerarquía, descentralización, desconcentración y coordinación, con sometimiento pleno a la ley y al derecho.

--Constitución Española de 1978

De forma más específica, también es Misión de MNCS procurar a los desarrolladores de ÁTICA todos los recursos normativos, metodológicos, de infraestructura, de conocimiento y de control y de mercado que les permitan desarrollar productos de excelente calidad.

Valores

Los Valores que orientan el desempeño del oficio de los miembros de MNCS y reflejan su actitud para, mediante su labor profesional, cumplir con la Misión encomendada son:

  • Vocación de Servicio Público
  • Compromiso con la Universidad de Murcia como comunidad y como institución.
  • Profesionalidad reflejada en el afán por la Calidad del Servicio.

Áreas de actividad

Las principales áreas de actividad de MNCS son las siguientes:

Normalización.

La faceta de entidad normalizadora que debe llevar a cabo MNCS comprende dos partes: la normalización de proyectos software y la normalización de documentos y procedimientos de carácter horizontal dentro de ÁTICA, esto es, que engloben o afecten, dado su alcance, a más de una sección o servicio.

Normalización de proyectos software

La parcela de la normalización del software es quizá la más delicada de la gestión de MNCS. No ya por la importancia de la misma, que, innegablemente, existe, sino por la necesidad de mantener un suave pero riguroso equilibrio entre el acatamiento de las normas al que debe someterse un servidor público, cual es el desarrollador, y el fomento de la creatividad que, en un trabajo del tipo del realizado por éste en ÁTICA, es deseable.

Todo proyecto software tiene tres facetas que resulta necesario que sean normalizadas:

Apariencia externa
Entendemos por apariencia externa de un proyecto software todo aquello que se le presenta al usuario, desde interfaces gráficas de usuario, hasta mensajes en modo terminal de caracteres, pasando por la apariencia de cualquier página de la sede web (Internet o Intranet) de todo proyecto.
Estructura interna
Fiel reflejo de la normalización de la apariencia externa, la estructura interna del producto software debe guardar unas normas que determinarán la forma que deberán tener los nombres de cada uno de los objetos del proyecto, el lugar en el que deben residir, cómo deben ser documentados, etc.
Documentación
Es sumamente importante la existencia de una correcta y completa documentación para una larga y feliz vida del proyecto software. Estas características pueden ser acentuadas si dicha documentación presenta siempre una estructura similar y homogénea, que permita un fácil acceso a la documentación generada y una fácil y correcta creación de la misma, mediante plantillas, documentos maestros, etc.

Normalización horizontal

MNCS asume también las funciones de ente normalizador de la documentación y los procesos que engloban a más de una sección o servicio de ÁTICA o que tienen un alcance global representativo de una actividad del Área de amplio espectro.

Con una frecuencia superior a lo esporádico, resulta necesario diseñar procedimientos cuyo alcance supera el ámbito normal de trabajo de una sección o servicio. Ejemplos de estos procedimientos pueden ser el proceso de Automatrícula que afecta fundamentalmente a Desarrollo y Soporte o el de Incidencias de Seguridad que afecta a Sistemas y Redes y, en gran número de ocasiones, a Soporte.

De la misma forma, en bastantes ocasiones resulta necesario generar documentación de carácter global o que, aun siendo parcial, involucra a personal de diferentes secciones o servicios de ÁTICA. Ejemplos de documentos de esta clase pueden encontrarse en memorias anuales, políticas de certificación, políticas de seguridad, normativas de uso de servicios, etc. La ausencia de una coordinación y de un único colectivo generador de dicha documentación podría llevar a una extremada baja calidad de la misma.

Dada la existencia de áreas de actuación en MNCS estrechamente relacionadas con la coordinación y con funciones de normalización de documentación, ÁTICA le ha confiado este cometido de normalización horizontal de procesos y documentación.


Metodologías de Desarrollo.

Es éste, al igual que el subapartado anterior de Normalización, un ámbito de delicada gestión dentro del Servicio de Desarrollo de ÁTICA. La elección de una metodología oficial de desarrollo dentro del área y la obligatoriedad de su cumplimiento puede llegar a ralentizar el ritmo de desarrollo actual y a burocratizar en exceso un mundo actualmente en frenético cambio.

Si entendemos el software como un producto que sigue el ciclo de vida determinado por la norma [ISO 12.207] Information technology -- Software life cycle processes, la metodología de desarrollo nos debe permitir sistematizar las actividades que dan soporte a este ciclo de vida, lo cual tendrá como consecuencia:

  • Aumentar la capacidad de adaptación a los cambios de requisitos de las aplicaciones del personal del Servicio de Desarrollo Aplicaciones y Metodología y potenciar la reutilización de los componentes software, lo cual redundará en una mejor productividad del personal del Servicio.
  • Definir un marco estratégico para el desarrollo de sistemas de información que ayuden a conseguir los fines que en cada momento se establezcan.
  • Aumentando la importancia del análisis de requisitos, proporcionar a la Universidad de Murcia mejores productos software que satisfagan de forma más completa las necesidades de la comunidad universitaria.
  • Facilitar las labores de mantenimiento de los productos software de ÁTICA.

Gestión de la Calidad del Software.

Es éste uno de los pilares fundamentales de la actividad de MNCS, en estrecha correlación con la Misión de la Sección. Dada la juventud de la Sección, esta faceta de su actividad se encuentra aún en fase de establecimiento de principios y directivas. Aún así, con el fin de estructurar nuestra actividad en lo referente a Calidad del Software, en el seno de MNCS distinguimos entre:

Calidad del software

MNCS debe definir exactamente qué se va a entender en ÁTICA por «Calidad del software» y, en particular, qué normas, conjunto de normas, modelos y requisitos de calidad se deberán seguir.

También determinará qué factores de calidad, criterios de calidad y métricas del producto se utilizarán a la hora de evaluar la calidad de un producto software.

Control de la Calidad del Software

Entendemos por «Control de la Calidad» a la determinación del grado de calidad de un producto software. Esta determinación involucra fundamentalmente medidas determinadas que reducen la calidad del producto/servicio software a algo mensurable y comparable de forma tal que algo subjetivo como el concepto de calidad se convierte en un dato objetivo.

MNCS determina qué acciones deben llevarse a cabo, cuándo y por quién para evaluar la calidad de los distintos productos software de ÁTICA y de los procesos de desarrollo de los mismos.

Garantía de la Calidad del Software

Una vez determinada la forma de evaluar la calidad del producto y del proceso software, deben utilizarse los resultados obtenidos para aumentar la calidad de los nuevos procesos y productos y deben definirse las actividades que de forma periódica, planificada y sistemática deben llevarse a cabo para aumentar la probabilidad de que el producto software satisfaga los requisitos de calidad de ÁTICA. Este conjunto de actividades es conocido como «Garantía de Calidad» del software.

MNCS define el conjunto de actividades que, constituyendo la garantía de calidad de los productos software, aseguran que éstos satisfacen los requisitos mínimos de calidad de ÁTICA.

Gestión de la Calidad del Software

Dado que el entorno del desarrollo de software es muy cambiante, las actividades de garantía y control de calidad deben revisarse periódicamente, así como la totalidad del sistema de calidad de ÁTICA. La organización del conjunto de políticas, estándares, directrices y documentación relativa a la calidad del software se le denomina “Gestión de la Calidad del Software”.

MNCS también define el conjunto de políticas y estándares que, constituyendo la gestión de calidad del software, garantizan la actualidad de los procedimientos de garantía de calidad y los métodos de control de calidad, así como la pertinencia de la definición de calidad de software de ÁTICA.


Gestión de la Configuración del Software.

En MNCS entendemos por “Configuración del Software” a la parcela del conocimiento que tiene como finalidad controlar la evolucion del software.

El arte de coordinar el desarrollo de software para minimizar la confusion, se denomina gestión de configuración. La gestión de configuración es el arte de identificar, organizar y controlar las modificaciones que sufre el software que construye un equipo de programación. El objetivo es maximizar la productividad minimizando los errores

--Babich, W. Software Configuration Management 

Según el estándar IEEE Standard for Software Configuration Management, [IEEE/ANSI std. 1042-1987] del IEEE Computer Society, Software Engineering Technical Commitee, Software Engineering Standards Subcommitee de 1987, la Gestión de la Configuración del Software está formada por cuatro actividades:

Identificación de la configuración.
Esta actividad consiste en identificar la estructura del producto y sus componentes y en hacerlos únicos y accesibles de alguna forma.
Control de cambios en la configuración.
Consiste en controlar las versiones de un producto software, asi como las entregas que del mismo se hacen, junto con los cambios que se producen en el producto a lo largo de todo el ciclo de vida del mismo.
Generación de informes de estado.
Esta actividad se centra en informar acerca del estado de los componentes del producto y de las peticiones de cambio. También recoge estadísticas acerca de la evolución del producto.
Auditoria de la configuración.
Esta actividad es la que valida la completitud del producto software y la consistencia entre sus componentes. Garantiza que el producto es lo que el usuario quiere.

Junto con estas actividades fijadas por el estándar, en MNCS consideramos que deben formar parte también de la Gestión de la Configuración las siguientes actividades:

Control de versiones.
Esta actividad debe mantener un completo registro histórico de las diferentes versiones de los módulos de cada proyecto software con el fin de permitir un fácil recuperación de estados estables anteriores.
Gestión de problemas.
Un completo análisis y seguimiento de las incidencias de los productos software a través del sistema DUMBO facilita enormemente el seguimiento de la evolución de cada producto software.

El Plan de Gestión de Configuración.

Según el estándar IEEE Standard for Software Configuration Management Plans, [IEEE/ANSI std. 828-1990] del IEEE Computer Society, Software Engineering Technical Commitee, Software Engineering Standards Subcommitee de 1990, todo proyecto informático debe contar con un documento que se debe producir al comienzo del proyecto en el que se definen las políticas estándares y procedimientos que serán utilizados para llevar a cabo la gestión de la configuración a lo largo del proyecto.

Uno de los objetivos de MNCS es la confección y supervisión del cumplimiento del Plan de Gestión de la Configuración del Software de todo proyecto informático nuevo que asuma ÁTICA, sin menoscabo de que también asume la confección de los planes correspondientes a proyectos ya en elaboración.

Gestión de la Documentación del Software.

Llamamos Gestión de la Documentación del Software a aquella parcela del desarrollo del software cuyo objetivo fundamental es generar, organizar y hacer accesible cuanta información sea precisa para la creación, modificación y utilización del software.

Como puede apreciarse a partir de la definición anterior, la documentación del software tiene tres orientaciones principales:

Creación y Diseño del software

Las fases de Análisis, Diseño y Codificación son las más propensas a generar documentación en el proyecto, aunque no sea ésta, precisamente la más utilizada posteriormente ni la más necesaria. El motivo de esta elevada producción reside en la elevada energía creadora que se manifiesta en este período y en la necesaria plasmación de las necesidades del usuario en ideas concretas para su posterior desarrollo. La documentación de esta fase incluye especificaciones de diseño, de procedimientos, de requisitos, casos de uso, etc. Su destinatario preferente son los analistas o los diseñadores de software.

Modificación del software.

Consiste en toda aquella información necesaria para comprender cómo el software desempeña su cometido de la forma para la cual fue diseñado. Incluye comentarios en el código fuente, especificaciones de modelado, diagramas entidad-relación, etc. Asimismo, también incluye la documentación de todas las modificaciones que se produzcan a lo largo del periodo de mantenimiento del software, en estrecha sinergia con la Gestión de la Configuración del Software. Los destinatarios fundamentales son desarrolladores de software.

Utilización del software.

Esta documentación está formada por todos aquellos documentos que un usuario desconocedor del sistema debe consultar para extraer el máximo de las potencialidades del aplicativo. En el caso de módulos de software de carácter horizontal, consistirá en todos los documentos que un desarrollador debe consultar para conocer y utilizar la interfaz.

En relación con la Gestión de la Documentación del Software, MNCS tiene encomendados la auditoría, el control, el seguimiento y, en caso necesario, la custodia de toda la documentación relativa a los proyectos del Servicio de Desarrollo.


Diseño y Desarrollo de Infraestructuras de Software.

Dado el abanico tan amplio de productos software destinados a la gestión universitaria desarrollado por el personal de ÁTICA, es inevitable que surjan problemáticas comunes a un gran número de ellos.

Este hecho se acentúa en la parcela de aplicaciones destinadas a clientes ligeros (navegadores) y proporcionadas como servicios Internet. Es éste un campo de las TIC en el que el soporte nativo de transmisión de información (el protocolo HTTP) es un protocolo orientado a la representación de superestructuras textuales y no a la presentación de la información como se viene utilizando asiduamente en la actualidad. Junto a esta utilización alejada de los fines del diseño original de la herramienta, surgen varias extensiones que pretenden agilizar o mejorar este soporte, bien en forma de lenguajes o pseudo-lenguajes en el lado del cliente (JavaScript, Java), bien en el lado del servidor (ASP, JSP, Servlets, PHP, etc.). La atractiva solución al desarrollo de aplicaciones que supone la existencia de un cliente ligero y universal cual es el navegador, da origen a la paradoja actual del desarrollo de aplicaciones orientadas a Internet: se dedica un gran esfuerzo del desarrollo de aplicaciones en el lado servidor para lograr que la presentación por parte de todos los clientes sea, si no igual, sí al menos coherente, cuando la propia definición del protocolo y el propio diseño de la solución HTTP no obliga a éstos más que a ciertas normas generales de presentación.

Además de esta problemática, en un entorno de desarrollo de aplicaciones en el que éstas presentan un gran número de afinidades, se plantea en multitud de ocasiones la necesidad de llevar a cabo acciones de nivel inferior similares a las realizadas por otra aplicación (acceso a dispositivos hardware, procedimientos de autenticación, etc.). El desarrollo de los subaplicativos necesarios para realizarlos es un proceso gran consumidor de recursos humanos que se repite con pequeñas variaciones de una a otra aplicación, haciendo que cada una de ellas responda de forma particular al mismo evento lo cual redunda en un incremento de la probabilidad de fallos de programación y en una mayor carga sobre el mantenimiento de las aplicaciones, alejando a los productos software de la Visión de MNCS.

A la luz de esto resulta altamente recomendable que exista una parcela del desarrollo en ÁTICA dedicada en exclusiva a estas infraestructuras de programación, específicas del entorno del Área, pero utilizadas por más de un proyecto o aplicación.

Evidentemente, sólo una sección no vinculada directamente a un proyecto o aplicación puede tener la visión genérica suficente como para tomar decisiones de diseño imparciales y ventajosas en lo relativo a soluciones comunes y genéricas, por lo que MNCS asume este papel.


Formación.

La impartición de formación por parte del personal de ÁTICA en sus encarnaciones anteriores ha sido tradicionalmente una faceta destacada en el ámbito universitario. Desde cursillos orientados al P.D.I. para comunicar las primeras nociones de programación científica, hasta los actuales cursos de formación convalidables por créditos de libre configuración para el alumnado, pasando por los habituales programas formativos para el P.A.S., la oferta de ÁTICA ha sido en todo momento variopinta y comprometida con las inquietudes de la comunidad universitaria y las nuevas tendencias tecnológicas.

MNCS establece los mínimos requisitos de calidad exigibles en toda formación impartida o recibida por el personal de ÁTICA.

Asimismo es labor de MNCS el control y la garantía de calidad necesarios para que la formación impartida o recibida por el personal de ÁTICA supere los mínimos establecidos anteriormente.

MNCS también coordina y gestiona la formación externa e interna del personal de ÁTICA, estableciendo auditorías de calidad para la formación impartida y procedimientos de seguimiento y control para la formación recibida.

Por último, en MNCS establecemos los ciclos formativos para el personal de ÁTICA adaptados a la cambiante situación en el entorno de las TIC.


Relaciones Externas de ÁTICA.

Con el auge que, en los últimos años, ha tenido ÁTICA como generadora de conocimiento y tecnología (en inglés know-how) en el mundo de las TIC en las universidades españolas, se ha visto incrementado el número de encuentros entre los profesionales de ÁTICA y los responsables de decisiones de otras instituciones, los cuales no necesariamente son profesionales de las TIC. Si bien muchos de estos encuentros han estado encaminados a transmitir ese conocimiento, materializado en forma de productos software, a otras instituciones (generalmente a cambio de contrapartidas económicas), ha comenzado también a perfilarse un nuevo horizonte en las relaciones de ÁTICA con el exterior de la comunidad universitaria, pasando a desempeñar un papel protagonista en la imagen pública de la Universidad de Murcia en muchos eventos de amplio espectro como congresos, exposiciones, jornadas de divulgación, etc.

A la luz de todo esto en MNCS formamos y preparamos a nuestro personal para participar en todos aquellos acontecimientos en los cuales sea necesario presentar los resultados de ÁTICA a un público ajeno al área con el fin de la adquisición de productos software, puesta en común de las líneas de trabajo, representación institucional de la Universidad de Murcia o cualesquiera otros que se le demanden.

Es labor de MNCS, asimismo, la coordinación de todos los efectivos involucrados en un acontecimiento del tipo de los mencionados en este epígrafe, dirigir el acontecimiento y proceder a su ejecución.

De la misma forma, desde MNCS realizamos un continuo seguimiento y potenciación de los convenios actualmente subscritos con otras entidades públicas y privadas, así como el fomento de la firma de cuantos nuevos convenios colaborativos hagan prever un beneficio tangible o inmaterial para la Universidad de Murcia en el entorno de las TIC.

Última modificación ( 03.09.2007 )
 
Área de Tecnologías de la Información y las Comunicaciones Aplicadas
Volver al incio del documento Volver al inicio del documento
Área de Tecnologías de la Información y las Comunicaciones Aplicadas