Santa Catalina del Monte (Verdolay, Murcia)

Investigador Responsable iArq:
Milagros Ros Sala

 El poblado de Santa Catalina del Monte se inserta en el complejo arqueológico de El Verdolay que se sitúa en las inmediaciones del área residencial de dicho nombre, 3 kms. al Sur de Murcia capital, accediéndose a él a través de la carretera local que une esta ciudad  desde el Barrio del Carmen, con el Valle. Las excavaciones efectuadas en 1984 y 1985 en la ladera Norte del Cerro de Santa Catalina han proporcionado una se­cuencia cuya sedimentación corresponde a 5 fases constructivas interpretadas y asociadas a siete períodos culturales cronológicamente sucesivos excepto entre las dos últimas fases detectadas entre las que median nueve siglos de diferencia. El más antiguo hasta ahora detectado se corresponde cronológica y culturalmente con el período Reciente del Bronce Final. Se superpone al anterior un nuevo nivel constructivo definido por su cultura material como Fase Preibérica o Hie­rro Antiguo I para la que las cerámicas de importación de las colonias fenicias que forman parte de su conjunto mate­rial indican una cronología en torno a mediados del siglo VII a. C. y de la segunda mitad del mismo. La documentación constructiva y urbanística es escasa, al situarse sus restos, en gran parte por de­bajo de las posteriores, que en cierta forma aprovechan sus paramentos; sabemos, no obstante, que en estos momentos se desarrolló una intensa actividad metalúrgica en esta zona del poblado – evidenciada en los niveles de limpieza y dese­cho de un horno situado probablemente en un corte colindante no excavado-, y se conoce también el tipo de construcción que es a base de muros con cimentación de piedra menuda y alzado de adobes, también enlucido interiormente y con plan­tas rectangulares. Las construcciones de la fase inmediatamente anterior, Ibérica Inicial o Hierro Antiguo II, que cronológicamente abarcaría toda la primera mitad del siglo VI a.C., cambian con respecto a las anteriores. Son construcciones de planta rectangular con muros construidos mediante una cimentación de piedra pequeña y alzado de adobes rectangulares rojos; a es­tos muros se adosan un banco de adobe también rojo, revocán­dose, muro y banco, con enlucido amarillo. El pavimento es asimismo amarillento y situado a un nivel menor que el de la calle; a él se accede mediante una puerta o vano situado en la pared Suroeste, con dos escalones formados por piedra me­diana y revestidos también de un revoque amarillo. Son ca­racterísticas de estas construcciones: 1) los muros terraza situados en las vertientes Norte y Oeste de las construc­ciones, de forma que la cimentación se inicia en estos lados un metro más abajo del nivel del pavimento, sirviendo así de podio sobre el que se levanta un lado de la casa. Dichos muros son a la vez forros, ya que aprovechan construcciones anteriores y a ellas se adosan, formando así una especie de doble cimiento, que en realidad se forma con el muro de una casa de fase cronológica anterior y un nuevo muro que se adosa al anterior forrándolo o revistiéndolo, 2) la forma de rematar los  ángulos interiores de las casas, curvándolos me­diante el engrosamiento del revoque, está  indicando la adop­ción de técnicas muy determinadas de las que se deduce un específico cuidado de las construcciones domésticas, de claras implicaciones sociales. Por último, en la que se ha definido como fase Ibérica Antigua, que parece remontarse a fines del siglo VI o inicios del siglo V a.C., las construcciones son de planta cuadrada, mayores que las de la fase anterior, con zócalos de una o dos hiladas de piedra de tamaño medio a grande, careada, en las que los vanos se refuerzan y delimitan mediante piedras mayores bien careadas; el suelo, bien horizontalizado, lo constituye una gruesa capa de pavimento arcilloso amarillento. Al menos dos compartimentos intercomunicados.

Bibliografía
  • Ros Sala, Maria M., “Excavaciones arqueológicas en el poblado de Santa Catalina del Monte (Verdolay, Murcia): campañas de 1984 y 1985”, Memorias de Arqueología, 2, 1985, pp. 93-114.
  • Ros Sala, Maria M.,”El poblado de Santa Catalina del Monte: una aproximación a la urbanística del siglo IV a.C. en el ámbito territorial del Segura-Guadalentín” Cuadernos de Prehistoria y Arqueología de la Universidad Autónoma de Madrid, 11-12, 1984-1985, pp. 77-88.
Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *