Hace unos meses os escribíamos para comunicaros que a uno de nuestros socios (Rubén del Campo, estudiante predoctoral del Departamento de Ecología e Hidrología de la Universidad de Murcia y miembro de la anterior Junta Directiva de AJIUM) había ganado la convocatoria de los proyectos de investigación para jóvenes investigadores de la AIL (Asociación Ibérica de Limnología).

Esta vez os comunicamos que otro socio de AJIUM, Vicente Martínez López (estudiante predoctoral de los departamentos de Zoología y Antropología Física, y de Ecología e Hidrología de la Universidad de Murcia, y también miembro de la anterior Junta Directiva de AJIUM) ha ganado la convocatoria de proyectos de investigación liderados por jóvenes investigadores de la AEET (Asociación Española de Ecología Terrestre) en la categoría “Tomando la Iniciativa”. El proyecto ganador se titula: “Polinizadores en riesgo: análisis de redes de polinización y dispersión de patógenos en zonas semiáridas”, está dotado de 2000€ y tiene un duración de un año.

Bombus terrestris en Sierra Espuña (Murcia). Foto tomada por Pepe Acosta

La primera convocatoria de proyectos destinados a jóvenes investigadores de la AEET fue en 2011, y desde entonces ha estado realizando una convocatoria anual. Actualmente se reconocen tres categorías de proyectos:

  • “Tomando la iniciativa”. Destinada a estudiantes pre-doctorales.
  • “Ganando independencia”. Destinada a post-doctorales que hayan leído la tesis hace menos de tres años.
  • “Consolidando la investigación”. Destinada a post-doctorales consolidados

Para más información, entra en la web de la AEET.

Desde AJIUM queremos resaltar la importancia de este tipo de iniciativas que suponen una excelente oportunidad para los jóvenes investigadores. Este tipo de convocatorias contribuyen a estimular la competitividad y la originalidad entre los científicos que se inician en la carrera investigadora, cualidades que sin duda son el motor del avance científico, por ello desde AJIUM animamos a la Universidad de Murcia y al resto de instituciones y sociedades relacionados con la investigación a impulsar este tipo de convocatorias.

Enhorabuena a Rubén y Vicente y mucha suerte en vuestros proyectos.

El pasado martes 23 de febrero tuvimos la oportunidad de tener una reunión con el Vicerrector de Investigación solicitada por él mismo y motivada, principalmente, por el documento que, como bien sabréis, remitimos tanto a diversos medios de comunicación como a responsables de diversas instituciones/fundaciones en torno a la inversión en I+D+i en la Región de Murcia.
Debido a la escasez de tiempo, decidimos centrar la reunión en la situación y estrategias en torno a los contratos postdoctorales.
Lamentablemente, no fue posible abordar muchos más aspectos, pero hay que resaltar la predisposición del Vicerrector en mantener en el futuro un diálogo fluido con los representantes de AJIUM, comprometiéndose con ello a reunirse con nosotros periódicamente para avanzar en diversas cuestiones.
En el siguiente enlace podéis ver los principales puntos tratados así como las contestaciones del Vicerrector.
Saludos

Con motivo de la celebración de las elecciones autonómicas del 24 de mayo, AJIUM decidió establecer una ronda de contactos con los diferentes partidos que concurren a ellas. El calendario de reuniones quedó como se detalla a continuación:

  • PSOE: martes 19 de mayo
  • Ciudadanos: miércoles 20
  • UPyD: jueves 21
  • Ganar la Región de Murcia (IU-Verdes-AS): viernes 22
  • Podemos: nos emplazaron a reunirnos tras las elecciones.
  • PP: no obtuvimos respuesta por su parte.

El objetivo de estas reuniones era presentar a los partidos el Decálogo de Objetivos de la FJI consensuado por la Federación de Jóvenes Investigadores, de la que AJIUM forma parte. Como resultado de esta ronda de reuniones hemos preparado dos documentos: una reflexión global y resumen de los puntos tratados en cada encuentro.

Desde aquí queremos, una vez más, agradecer la buena disposición de los partidos que han accedido a reunirse con nosotros en esta última semana de campaña electoral.

Saludos,

AJIUM

FOTOS DE LAS REUNIONES

 PSOE

 Ciudadanos

 UPyD

 

 

 

 

 

 

Ganar la Región de Murcia

Los estuarios y lagunas costeras son ecosistemas de transición entre las aguas dulces y marinas. Las zonas litorales y someras de estos sistemas acuáticos constituyen importantes zonas de alevinaje para multitud de especies de peces marinos, ya que ofrecen condiciones ambientales muy favorables (mayor disponibilidad de alimento, refugio contra los depredadores, temperaturas más benignas), y además son el hábitat de especies muy singulares y con interés conservacionista. Sin embargo, estas zonas se encuentran actualmente entre los ambientes acuáticos más vulnerables a nivel mundial y soportan una presión humana considerable que ha llevado, en muchos casos, a una alteración importante de sus comunidades biológicas.

Uno de los impactos antrópicos más significativos en estos sistemas es el desarrollo urbanístico de su línea de costa, situación que afecta negativamente a las comunidades biológicas de las zonas litorales a través de la alteración o pérdida de hábitats, la entrada de contaminantes, cambios en las corrientes y en la distribución del alimento, etc.

Zona litoral del Mar Menor. En primer plano se observa una de las pocas zonas de la laguna que todavía quedan sin urbanizar. Al fondo destacan las urbanizaciones de Playa Honda y Playa Paraiso en la zona sur de la laguna.

El Mar Menor es una de las lagunas costeras más grandes de Europa y cuenta con numerosas figuras de protección que avalan su gran relevancia en el contexto de la conservación de la biodiversidad a nivel internacional. No obstante, su zona costera está densamente poblada y mantiene una intensa actividad turística que hace que durante los meses de verano la población se incremente hasta los 450.000 habitantes. Pese a la fuerte degradación ambiental que ha sufrido su zona costera durante las últimas decádas, en el área perimetral de la laguna todavía se conservan humedales que mantienen un elevado grado de naturalidad y que poseen un gran valor conservacionista, gracias a la presencia de especies de flora y fauna muy singulares en el contexto europeo. Además, las zonas litorales sumergidas de la laguna presentan una elevada diversidad de hábitats y sustentan una rica y abundante comunidad de peces.

El objetivo de este trabajo ha sido examinar el efecto de la urbanización del litoral de la laguna sobre la estructura del hábitat y la comunidad de peces de talla pequeña en las zonas someras litorales. Para ello se seleccionaron un total de 6 localidades, tres de ellas en zonas urbanizadas (La Manga, Los Nietos y Los Alcázares), y otras tres en zonas naturales (Lo Poyo, El Carmolí y La Hita), y se compararon varios parámetros relativos a la estructura del hábitat (profundidad, composición del sustrato y desarrollo de la vegetación acuática), y a la estructura y composición de la comunidad de peces.

Los resultados obtenidos mostraron que las zonas urbanizadas tenían una mayor profundidad, un sustrato más grueso y homogéneo (compuesto por arena y grava mayormente), y una menor cobertura y desarrollo de la vegetación acuática con respecto a las áreas naturales. Del mismo modo, se encontraron diferencias significativas en la estructura y composición de la comunidad de peces entre ambos tipos de localidades, destacando una mayor abundancia de especies con interés conservacionista, como el fartet (Aphanius iberus) y la aguja (Syngnathus abaster), y especies con interés pesquero como la dorada (Sparus aurata) y el mújol (Liza saliens), en las zonas naturales respecto a las zonas urbanizadas.

Es muy probable que las diferencias detectadas en la estructura del hábitat se deban mayormente a la intensa actividad humana que se desarrolla en las zonas urbanizadas: las labores de regeneración y limpieza de playas que se realizan todos los años, así como la construcción de paseos marítimos y escolleras que afectan a la dinámica de las corrientes, han alterado la estructura del hábitat litoral de la laguna y, por tanto, de la comunidad de peces que puebla esta zona. Por el contrario, las zonas naturales mantienen una buena cobertura de vegetación acuática (en forma de praderas de Cymodocea nodosa o Ruppia cirrhosa) y presentan un sustrato heterogéneo. Esta situación favorece el desarrollo de una abundante y diversa comunidad de peces gracias a la presencia de una mayor complejidad del hábitat (más refugio) y a los abundantes recursos alimenticios que los peces pueden hallar en estas áreas.

Por tanto, como propuesta de gestión, se recomienda mantener y fomentar la presencia de zonas naturales sin urbanizar en el litoral de lagunas costeras, con la finalidad de conservar el hábitat de especies de peces con interés conservacionista y pesquero. Además, se hace necesario desarrollar metodologías alternativas para la limpieza y regeración de playas, y la incorporación de propuestas desde distintos ámbitos sociales en el diseño e implementación de los programas de gestión de playas, de modo que se minimicen los impactos sobre estos hábitats.

 – Autor y correo:

David Verdiell Cubedo; verdiell@um.es

– Enlace al artículo original:

http://link.springer.com/article/10.1007/s13157-012-0296-6

 

 

 

 

A lo largo de la historia de la humanidad, la lactancia natural, bien por parte de la madre o bien por parte de otra mujer, ha sido crucial para la supervivencia de los recién nacidos y no ha sido hasta épocas muy recientes cuando se ha contado con una alternativa de alimentación suficientemente segura, la leche artificial. El estudio de las decisiones que las mujeres toman en torno a la lactancia es importante desde el punto de vista biopsicológico, social y sanitario.

Imagen tomada de la obra ‘Las tres edades de la mujer’, de Gustav Klimt

Desde la Psicología y, en concreto, desde la Genética de la Conducta, podemos estudiar hasta qué punto nuestra configuración genética y las experiencias ambientales son importantes para explicar las diferencias individuales de nuestro comportamiento. Los estudios de gemelos nos permiten llevar a cabo investigaciones acerca de la influencia relativa de factores hereditarios y ambientales en temas de interés como el que nos ocupó en este caso, la lactancia materna.

Brevemente, el método consiste en comparar la mayor o menor similitud, con respecto a un carácter seleccionado, entre gemelos que provienen de un único cigoto o monocigoticos (gemelos idénticos) y gemelos que provienen de dos cigotos diferentes o dicigoticos (gemelos no idénticos o mellizos). En este estudio, comparamos hasta qué punto se parecían las gemelas participantes en el Registro de Gemelos de Murcia que habían sido madres: analizamos si la habían iniciado en el caso de su primer hijo, durante cuánto tiempo le habían dado el pecho, y cuál había sido la media de la duración de la lactancia a todos sus hijos. Participaron un total de 390 pares de gemelas que habían nacido entre 1940 y 1966, a las que entrevistamos por teléfono y personalmente sobre diversos aspectos de su salud y de su vida reproductiva.

La mayoría de ellas habían amamantado a su primer hijo (80.6%) y lo hicieron durante un promedio de 4.8 meses, una duración muy similar a la media de la duración de la lactancia a todos sus hijos (5.1 meses).

Cuando comparamos a las mujeres de acuerdo con su cigosidad, observamos que las gemelas monocigóticas (idénticas) se parecían más entre sí que las dicigóticas (no idénticas), lo que apuntaba a que hay factores genéticos implicados en este comportamiento. De hecho, comprobamos que aproximadamente la mitad (entre un 44% y un 54%) de las diferencias en el inicio y mantenimiento de la lactancia materna está influida por nuestra estructura genética (por ejemplo, por genes que regulan la producción de hormonas, como la prolactina). El resto de las diferencias que observamos entre las mujeres se deberían a experiencias personales únicas (como podrían ser sus condiciones laborales, las intervenciones sanitarias en sus centros de salud o el apoyo de sus parejas).

Este estudio permitió calcular la importancia relativa de los factores genéticos y ambientales en la lactancia materna. El peso de los factores genéticos era esperable, debido al valor que en términos evolutivos ha tenido la lactancia para nuestra especie. Futuros estudios deberían profundizar en factores concretos relacionados con las diferencias individuales en este comportamiento.

 

– Autora y correo:

Lucia Colodro Conde; lucia.c.c@um.es

– Enlace al artículo original.

http://journals.cambridge.org/action/displayAbstract?fromPage=online&aid=8871477&fileId=S1832427413000029

 

 

En este espacio se publicarán de forma periódica resúmenes de artículos publicados en revistas científicas por socios y socias de AJIUM.

Se trata de una iniciativa para compartir con la sociedad algunas de las aportaciones que desde este colectivo hacemos en materia de investigación.

Os recordamos, que para aquellos que estéis interesados podéis enviar vuestros resúmenes a la dirección de la Asociación: ajium@um.es. Debéis enviar un resumen de aquellas publicaciones que os gustaría difundir a través de AJIUM, siguiendo las siguientes indicaciones:

– La extensión será de 300 a 1000 palabras en castellano.
– Debe incluir el enlace al artículo original.
– Si es posible, os podimos que adjuntéis, en formato de imagen (.jpg, .png, etc.), un recorte de la primera página de su artículo y además, una imagen que pueda acompañar la entrada en el blog o que sirva para ilustrar el resumen en las redes sociales.
– Y por último, vuestro correo electrónico o forma de contacto, por si algún investigador/a o medio de comunicación tiene interés por ampliar información.

Esperamos tus resúmenes, comenzaremos… ¡No te los pierdas!

 

Invertir en ciencia… por nuestros hijos

Es preciosa la leyenda de José y el Faraón, y contiene una gran sabiduría. La leyenda nos enseña que es precisamente en los tiempos de vacas gordas cuando los gobernantes han de prepararse para los tiempos de vacas flacas, que antes o después vendrán. Habrá que reflexionar qué habremos de hacer cuando las vacas gordas vuelvan, y apuntarlo bien, que luego se olvida. Ya que no supimos guardar un quinto del grano producido como hubiera recomendado José, es importante ahora poner mucho cuidado en cómo repartimos lo que tenemos.

Los presupuestos de una familia, de una empresa o de las Administraciones públicas tienen dos grandes capítulos donde emplean los fondos: gasto e inversión. Inversión es el uso de dinero con la expectativa razonable de recuperarlo y sacarle rendimiento; gasto, el uso de dinero que no nos genera esa expectativa. Si hablamos de los presupuestos públicos, se podría decir que el gasto lo hacemos para nosotros y la inversión la hacemos para nuestros hijos.

Creo obvio que la educación primaria, la universitaria, la promoción de la ciencia y la de la tecnología son inversiones porque se pueden esperar razonablemente de ellas rendimientos futuros. Veo con mucha preocupación que se trate estas partidas como si fueran gastos. Una escuela de calidad es la garantía de que los mejores talentos se desarrollarán y producirán una generación de científicos y tecnólogos dentro de 10 o 20 años. La Universidad accesible a todos, según sus méritos y su esfuerzo, asegura la continuidad de este proceso para dentro de cinco o 10 años. Y las inversiones en fomento de la ciencia y la tecnología promocionan la conversión de todo ese talento en innovación que revertirá en nuevos productos, patentes, servicios y, en general, en sólida exportación en plazos aún más cortos.

Para trasladarlo a un área cercana a mí, la idea de que se “gasta mucho” en programas espaciales debe desterrarse por dos motivos. En primer lugar porque no se gasta sino que se invierte. Estudios económicos de entidades tan prestigiosas como la OCDE coinciden en que cada euro invertido en la actividad espacial reporta a la economía de un país entre 4 y 20 veces su valor: las posibilidades abiertas por el espacio hacen surgir infinidad de nuevos negocios y la innovación conseguida mejora los procesos de las demás industrias. En segundo lugar porque lo que se invierte no es mucho. Si repartiéramos entre todos los españoles la inversión pública de España en espacio cada año tocaríamos a… unos cuatro euros. En Europa la media es de 10, una décima parte que en EE UU. Comparémoslo con las cifras que se barajan por persona del coste de los rescates bancarios, por ejemplo. Y con esa pequeña inversión hemos conseguido que la industria y los científicos europeos sean líderes mundiales en lanzadores comerciales, satélites de comunicaciones, exploración planetaria y observación científica de la Tierra, por citar solo algunos ejemplos, y sin mencionar el efecto de las tecnologías espaciales sobre otros sectores.

En el caso español, ha costado muchos años de esfuerzo y tenacidad construir una consolidada y pujante industria espacial. Industrias, centros de investigación y universidades de nuestro país participan en prácticamente todos los programas de la Agencia Europea del Espacio (ESA), y han adquirido un gran prestigio en Europa. Llegar hasta aquí ha requerido mucho tiempo y mucho esfuerzo y es esencial mantener e intensificar las inversiones en este sector de tanta importancia estratégica.

No nos liemos ahora entre gasto e inversión, y no nos carguemos ahora las vacas flacas, sobre todo las que darán buena leche en cuanto tengan mejor pienso. Por nuestros hijos.

Pedro Duque es astronauta de la Agencia Europea del Espacio (ESA).

Fuente: El País (10 de noviembre de 2012)

A los jefes de Estado o de Gobierno de los países de la UE, a los presidentes de las Instituciones de la UE:

A menudo se dice que toda crisis también presenta una oportunidad. La crisis actual nos obliga a tomar decisiones, y una de ellas se refiere a la ciencia y su apoyo. Allá por el año 2000, ustedes y sus predecesores acordaron el objetivo de convertirse el área “basada en el conocimiento más dinámica del mundo en el año 2010”. La intención era ambiciosa y noble, pero el objetivo ha quedado muy lejos.

La ciencia puede ayudarnos a encontrar respuestas a muchos de los problemas acuciantes a los que nos enfrentamos: nuevas formas de aprovechar la energía, nuevas formas de producción y nuevos productos, nuevos marcos para entender cómo funcionan las sociedades y cómo podríamos mejorar su organización.

Estamos justo en el comienzo de una nueva y revolucionaria comprensión de cómo funcionan nuestros cuerpos con consecuencias incalculables para nuestra salud y longevidad futuras.

Europa está a la vanguardia de la ciencia en muchas áreas. La transformación de este conocimiento en la innovación de nuevos productos, servicios e industrias es la única forma de dotar a Europa de una ventaja competitiva en el cambiante panorama mundial y asegurar a largo plazo la prosperidad futura de Europa.

El conocimiento no conoce fronteras. El mercado global de talento sobresaliente es altamente competitivo. Europa no puede permitirse perder a sus mejores investigadores, y se beneficiaría fuertemente de la atracción de talento extranjero.

La reducción de los fondos disponibles para la investigación de excelencia se traduce en un menor número de investigadores que alcanzan esta condición. En caso de una severa reducción en el presupuesto comunitario de investigación e innovación corremos el riesgo de perder una generación de científicos de talento, justo cuando Europa más los necesita.

En este sentido, el Consejo Europeo de Investigación (ERC) ha logrado un reconocimiento mundial en un tiempo extraordinariamente corto. El ERC financia a los mejores investigadores donde se encuentren en Europa, independientemente de su nacionalidad: investigadores excelentes con proyectos excelentes. El ERC complementa la financiación nacional de la investigación fundamental, añadiendo un valor adicional a la excelencia.

La financiación de la investigación a nivel de la UE cataliza un mejor uso de los recursos disponibles y ayuda a que los presupuestos nacionales sean más eficientes y eficaces. Estos recursos de la UE son extremadamente valiosos pues han demostrado su capacidad de lograr beneficios esenciales para la ciencia europea, así como beneficios crecientes a la sociedad y un aumento de la competitividad internacional.

Es fundamental que sigamos apoyando, y más importante aún, inspirando la extraordinaria riqueza del potencial de investigación e innovación que existe en toda Europa. Estamos convencidos de que la nueva generación de investigadores también hará oír su voz y deberán oír lo que tienen que decir.

La pregunta que queremos plantearles, a ustedes, jefes de Estado o de Gobierno y presidentes reunidos en Bruselas los días 22-23 de noviembre para discutir el presupuesto de la UE para el periodo 2014-2020, es simple: cuando se anuncie el acuerdo para el futuro presupuesto de Europa, ¿cuál será el papel de la ciencia en el futuro de Europa?

Firmado por 42 premios Nobel y galardonados con la medalla Fields: Sidney Altman, Werner Arber, Robert J. Aumann, Françoise Barré-Sinoussi, Günter Blobel, Mario Capecchi, Aaron Ciechanover, Claude Cohen-Tannoudji, Johann Deisenhofer, Richard R.Ernst, Gerhart Ertl, Martin Evans, Albert Fert, Andre Geim, Serge Haroche, Avram Hershko, Jules A. Hoffmann, Roald Hoffmann, Robert Huber, Tim Hunt, Eric R. Kandel, Klaus von Klitzing, Harold Kroto, Finn Kydland, Jean-Marie Lehn, Eric S. Maskin, Dale T.. Mortensen, Erwin Neher, Konstantin Novoselov, Paul Nurse, Christiane Nüsslein-Nolhard, Venkatraman Ramakrishnan, Richard J. Roberts, Heinrich Rohrer, Bert Sakmann, Bengt I. Samuelsson, John E. Sulston, Jack W. Szostak, John E. Walker, Ada E. Yonath, Rolf Zinkernagel, Harald Zur Hausen; Pierre Deligne, Timothy Gowers, Maxim Kontsevich, Stanislav Smirnov, Cedric Villani.

Top
Switch to mobile version