Terremotos y Energía por el Prof. Dr. D. Francisco García Carmona, académico de número

En los últimos meses dos terremotos nos han sacudido, uno por su magnitud, el de Japón, y otro, por su proximidad en nuestra querida Lorca. Según los expertos no podemos todavía predecir en qué momento se van a producir, pero sí sabemos qué lugares son más propensos de sufrir estos fenómenos; por lo que sí podemos minimizar sus consecuencias con los conocimientos técnicos y científicos que tenemos. En Lorca, con una construcción más acorde con el hecho de encontrarnos en una zona de alto riesgo sísmico. En el caso de Japón, la situación es algo más compleja, pues una parte de sus consecuencias están relacionadas con la necesidad que tiene nuestra sociedad de obtener ingentes cantidades de energía y las decisiones políticas de obtener parte de ella en centrales nucleares como la de Fukushima, quizás la única solución posible en su momento. El llamado accidente nuclear de Fukushima ha movilizado conciencias políticas como en Alemania donde la canciller Angela Merkel ha anunciado que el futuro energético de Alemania no será nuclear. La pregunta que debemos contestar es si ¿esto es posible?, sin duda la respuesta desde el conocimiento y la tecnología hoy en día es: si, es posible. Las tecnologías para obtener energía renovables, tanto termosolar, como eólica están suficientemente maduras y en ambas la contribución española es pionera y competitiva, este hecho tiene que ver, de una forma muy destacada, con nuestras empresas de estos sectores que han apostado por la innovación, el desarrollo tecnológico y la internacionalización. Algunos ejemplos son: La sevillana Abengoa que está construyendo una enorme planta solar en Arizona, proyecto que fue respaldada por el presidente Obama al anunciar un préstamo garantizado de 1.450 millones de dólares. Esta planta abastecerá a 70.000 hogares y evitará la emisión de 475.000 toneladas de dióxido de carbono al año. En el campo de los aerogeneradores destaca Gamesa con plantas de producción en España, India, China, Brasil y EEUU, cuya planta en Pensilvania recibió la vista de Obama el pasado 6 de Abril. Esto hace que España disponga de tecnología propia y del tejido industrial necesario para poder obtener energías renovables que nos pueden permitir independizarnos completamente de las nucleares y en buena parte de nuestra altísima dependencia del petróleo. De hecho, según Eurestat, en el 2009 el 9.3% de la energía consumida en España procede de energías renovables, mientras en Alemania fue el 8.5%, en Francia el 7.5 y en Reina Unido el 3%. Según el Instituto para la Diversificación y Ahorro de Energía la energía eólica fue la energía más utilizada en España en Marzo de este año.