Tendencias en robótica por el Prof. Dr. D. Juan López Coronado, académico honorario

Como se sabe, la robótica normalmente conocida como clásica se caracteriza por realizar labores de manipulación de piezas, o utillajes complejos, en líneas de producción (sector del automóvil, electrodomésticos, montaje de dispositivos electrónicos,…etc.) altamente sincronizadas. En estos casos el robot actúa como un autómata o máquina polivalente altamente sofísticada donde se conoce en cada instante con la precisión suficiente la posición de la pieza sobre la que se va a actuar. En la jerga robótica se dice que se trabaja en entornos o ambientes “altamente estructurados”, es decir, que se conoce en cada instante dónde nos encontramos y hacia dónde vamos a dirigirnos. En estas circunstancias, aunque el número de aplicaciones es importante, nos encontramos ante una saturación en la oferta de robots y en las perspectivas de creación de nuevos segmentos de negocio y nuevas empresas, aparte evidentemente de ingenierías de proceso, que actuan como utilizadores de un número limitado de marcas comerciales que acaparan los mercados actuales. Desde hace varios años se ha ido avanzando hacia una nueva generación de máquinas robóticas capaces de actuar en entornos cambiantes, es decir “poco estructurados”, tanto en interiores como en exteriores, e introduciendo la posibilidad de movilidad. Ello se ha debido a varios aspectos: incremento en la capcidad de percepción, que permite analizar el entorno de evolución; mayores prestaciones de los sistemas de computación tanto en velocidad de cálculoy capacidad de memoria como miniaturización; incremento de las variedades de movilidad terrestre, marítima o aérea; posibilidades de locomoción (patas, ruedas u orugas) en los robots móviles terrestres; aportación de nuevos materiales más ligeros y resistentes; y finalmente, introducción de elevados niveles de inteligencia y autoaprendizaje que permiten autonomía en la toma de decisiones. Este nuevo contexto de evolución de la robótica ha hecho renacer el interés de las administraciones, que vislumbran la posibilidad de obtener realizaciones tangibles capaces de plasmarse en la creación de nuevas empresas de robótica y nuevos sectores de utilización. La demostración de este interés se observa en el hecho de que la Comisión Europea ha lanzado en las postrimerías del sexto programa marco una propuesta de financiación específica para proyectos de robótica avanzada, con excelentes perspectivas para otorgarle un papel relevante en el séptimo programa marco. Espero poder tratar monográficamente avances y tendendencias en sectores específicos, en alguno de los cuales la Región de Murcia y la Politécnica de Cartagena juegan un papel relevante.