Espintrónica por el Prof. Dr. D. Miguel Ortuño Ortín, académico de número

Seis compañías electrónicas norteamericanas han creado tres institutos de nanoelectrónica que financiarán y dirigirán la investigación en dicho tema en las más importantes universidades. La idea es buscar una nueva tecnología electrónica capaz de sustituir a la actual, cuando ésta alcance su límite. Se supone que la tecnología presente podrá seguir progresando a un ritmo similar al actual durante unos quince años más. Aunque este plazo pueda parecer largo, es conveniente empezar ya una búsqueda exhaustiva de nuevas tecnologías. Se trata de una apuesta de alto riesgo, pero con enormes beneficios potenciales. El área en la que, de entrada, más se va a investigar en los mencionados institutos es la denominada espintrónica, palabra que resulta de cruzar el término espín con electrónica. El espín es el giro interno que posee la mayoría de las partículas microscópicas, entre ellas el electrón. En este caso, el espín puede señalar en dos direcciones, que denominamos arriba y abajo y que podemos imaginar que corresponden a un giro del electrón en un sentido o en otro. El espín casi no se había utilizado en electrónica hasta que en la última década se empleó en los discos duros de los ordenadores. Hoy en día, la información digital de ceros y unos la almacenamos en ellos a través de la orientación hacia arriba o hacia debajo de los espines de una pequeña zona o dominio. La cabeza lectora del disco reconoce dicha orientación porque la resistencia del material depende enormemente de ella. El uso del espín en otros dispositivos es más complejo y por eso se requiere una investigación básica a largo plazo. Se prevé que la espintrónica posea varias ventajas frente a la tecnología actual. Una es que necesita muy poca energía, lo que permitiría la construcción de circuitos masivos. Además, la información se mantendría en ausencia de suministro eléctrico. Cuando encendiéramos un ordenador lo encontraríamos en el mismo estado en el que lo dejamos. Otra importante ventaja de la espintrónica es que todas las funciones del ordenador (cálculo, almacenamiento de datos y comunicaciones) podrían realizarse en un mismo material. El reto inmediato más importante de la espintrónica es encontrar un material semiconductor que sea magnético a temperatura ambiente, para así ser capaz de mantener fija la dirección del espín. Si esto en verdad se consiguiese, la espintrónica tendría muchas posibilidades de ser el centro de una nueva revolución tecnológica.