El brócoli y el cáncer de próstata por el Prof. Dr. D. José Luis Iborra Pastor, académico honorario

El carcinoma de próstata es la segunda causa de muerte por cáncer en hombres de América del Norte, con más de 100.000 casos cada año. Un equipo de investigadores de la Universidad de California en Berkeley ha encontrado que un producto químico, el 3.3’-diindolilmetano (DIM), producido en la digestión de vegetales, tales como el brócoli, las coles de Bruselas y rizada y la coliflor, que tienen un alto contenido del compuesto indol-3-carbinol, puede impedir el crecimiento y proliferación de células cancerosas de próstata humana, en ensayos de cultivo de células. L. Bjeldanes, investigador principal del estudio, financiado por el Nacional Institutes of Health, establece que “es el primer compuesto químico derivado de plantas que actúa como un antiandrógeno y el descubrimiento es de un gran interés en el desarrollo de la terapéutica y la prevención del cáncer de próstata”.

Un andrógeno es una hormona necesaria para el desarrollo y función normal de la próstata, que desempeña un papel clave en el inicio del cáncer de próstata, por lo que en los primeros estadios se intenta bloquear su crecimiento con fármacos antiandrogénicos. Posteriormente, las células neoplásicas desarrollan resistencia al estímulo androgénico y se dividen con independencia de éste, progresando la enfermedad.

El trabajo, que aparecerá el 6 de junio en el Journal of Biological Chemistry, muestra que el producto DIM actúa, en primer lugar, bajo un mecanismo de inhibición de andrógeno, puesto que las células cancerosas dependiente de andrógeno -tratadas con una solución de DIM- crecen un 70% menos que el mismo tipo de células cancerosas que no lo han sido, y que la misma solución no tiene efecto alguno en el crecimiento de células independiente de andrógeno. En segundo lugar, el producto DIM también funciona a un nivel de expresión génica, al inhibir las acciones de la dihidrotestosterona, el andrógeno primario que estimula la expresión del antígeno específico de próstata (PSA), que actúa como un factor de crecimiento en el cáncer de próstata. El tratamiento con DIM de células dependiente de andrógeno también disminuyó los niveles de PSA. El compuesto DIM se une al mismo receptor que utiliza la dihidrotestosterona y aunque su estructura química es diferente al Casodex -un fármaco sintético que se utiliza como antiandrógeno- su estructura espacial y su comportamiento son similares, de manera que bloquea la acción del andrógeno.

Existen fundadas razones para que un hábito de mayor consumo de dietas vegetales ricas en compuestos derivados del indol pueda prevenir la incidencia del cáncer de próstata.