Creando cantera por el Prof. Dr. D. Alberto Tárraga Tomás, académico de número

La promoción de la ciencia y el conocimiento constituye la base para el incremento de las vocaciones científicas en los más jóvenes. Los científicos no surgen de la nada, sino del aprendizaje desde las edades más tempranas, por lo que es de agradecer que las instituciones públicas impulsen la  investigación entre los estudiantes más jóvenes, objetivo que persigue la Academia de Ciencias de la Región (ACCRM) apoyando iniciativas como MasterChem” y Math_TalentUM, el congreso IDIES, desarrollado en Institutos de Enseñanza Secundaria, o Ciencia en Acción, con resultados ciertamente sorprendentes que, muchas veces, trascienden de nuestra Región, aunque sin la repercusión que deberían tener.

El pasado mes de diciembre se falló el XXXII Certamen Nacional de Jóvenes Investigadores, convocado por la Secretaría General de Universidades y el Instituto de la Juventud, que concedió uno de los seis primeros premios convocados al trabajo: “Portmán, un problema de peso. El paradigma de la contaminación del suelo”, presentado por Jorge Parra, estudiante del IES “Alcántara”, de Alcantarilla, y coordinado por el profesor, José María Olmos. A este premio se le sumó el otorgado por la Real Sociedad Española de Química, dotado con una aportación económica adicional y una estancia de perfeccionamiento en un grupo de investigación relacionado con el área del trabajo.

Hay que resaltar que este Certamen, como los promovidos en el ámbito regional, tiene como objetivo fundamental la búsqueda de vocaciones científicas entre los estudiantes de toda España que se encuentren cursando estudios previos a la etapa universitaria, y en áreas de conocimiento de Ciencias de la Tierra y de la Vida; Ciencias Físicas, Químicas y Matemáticas; Ciencias Sociales y Jurídicas; Tecnologías e Ingenierías; y Artes y Humanidades.

Sin duda, estas iniciativas fomentan el interés por la ciencia, crean afición y vocación, y desarrollan una auténtica cantera de talento científico, tan necesario en la sociedad del conocimiento, en plena cuarta revolución.

Uno de los objetivos prioritarios de la ACCRM, reside en el desarrollo de actividades orientadas a atraer el interés de los jóvenes hacia la investigación, impulsando concursos, reuniones y congresos de jóvenes científicos. Por consiguiente, como miembro de esta Academia quiero subrayar la importancia de los premios otorgados a Jorge y José María en este Certamen nacional, y celebro la inquietud mostrada por un nutrido grupo de profesores de IES que, incluso sin el merecido reconocimiento de las autoridades educativas, trabajan en la promoción de las vocaciones científicas entre los jóvenes murcianos. Enhorabuena y a seguir creando cantera.