CIENCIA Y TECNICA EN LA REGION DE MURCIA

Por CARLOS FERRANDIZ ARAUJO

Académico de Número de la Real

Academia de Medicina y Cirugía de Murcia

La sociedad murciana debe concienciarse de que su progreso y futuro está en el esfuerzo común, de manera coordinada e interrelacionada, de todos los sectores que la forman, sin abstenciones ni deserciones. Entre ellos -políticos, económicos, sociales, industriales, culturales- ostenta un papel decisivo el de la ciencia, aunque algunas veces no sea muy nítida, a primera vista, su influencia. La Región de Murcia, con un gran potencial en este sentido, no ocupa, desgraciadamente, el papel que le correspondería en el concierto nacional e internacional, teniendo como tiene una vocación inequívoca y un pasado esplendoroso en el campo de la ciencia y de la técnica.

Desde el siglo XVIII el devenir científico del Reino de Murcia se encuentra plasmado en torno a importantes instituciones que integraron a muchos murcianos ejerciendo, una relevante transformación de la sociedad, no sólo regional sino nacional. El Departamento Marítimo de Cartagena, con su Arsenal, Escuela y Observatorio de Guardias Marinas, el Real Jardín Botánico y su Academia, la Escuela de Delineadores y Pilotos, el Anfiteatro de Anatomía y la Real Academia Médico-Práctica, son ejemplos de entidades que promovieron el estudio de la ciencia, con su órgano de difusión -el Semanario Literario y Curios- tirado desde la Real Imprenta de Marina, sita en los bajos del Hospital Militar.

Murcia alberga la Real Academia de Medicina y Cirugía, la Real Sociedad de Amigos del País (también en Lorca y Cartagena), el Instituto Alfonso X el Sabio, la Universidad Libre, instituciones de intensa actividad científica.

A todo este impulso científico se unen la Constructora Naval, la Escuela de Ingeniería Técnica Industrial, la Escuela de Comercio, la Escuela de Ingenieros de Minas, la Escuela Naval de Óptica, la Escuela de Submarinos y Torpedos, así como la de Armas Submarinas y la de Formación Náutico-Pesquera, entre otras, en Cartagena. Posteriormente, la Universidad de Murcia, especialmente la Facultad de Ciencias, y el CEBAS han supuesto un hito fundamental en el desarrollo científico regional. La puesta en marcha de la Universidad Politécnica de Cartagena concita unas expectativas en investigación que ya comienzan a dar sus frutos.

La historia de la ciencia y de la técnica nos enseña que la mayoría de estas aportaciones no constituyeron flor de un día, sino que fueron duraderas y con una influencia decisiva en la sociedad y en la misma ciencia, sin olvidar, solo a título de homenaje, nombres murcianos tan preclaros como La Cierva, Isaac Peral, Jiménez de la Espada y Hernández Ardieta, entre otros, lo que nos debe de servir como reflexión proyectiva.