Universidad de Murcia

Francisco Sabater García

Rector de 1975 a 1980

Catedrático de Fisiología Vegetal, maestro de buena parte de los científicos murcianos de varias generaciones, en Francisco Sabater recayó la complicada tarea de dirigir los destinos de nuestra Universidad durante la Transición Democrática. Había heredado una Universidad anclada en el pasado, fuertemente endogámica y con un secular estancamiento, tanto en los referente a titulaciones como en número de alumnos y profesores.

A su talante dialogante y conciliador se deben en buena parte las bases de una transición decidida desde la Universidad que heredaba hacia una Universidad mayor y más competitiva que comenzó a emerger con pujanza a partir de finales de los años 70.

Durante su etapa como rector se crean las Esculeas de Empresariales y la Politécnica de Cartagena. Se pone en funcionamiento Ingeniería Técnica Naval, Filosofía y Ciencias de la Educación y se crea la Escuela Universitaria Politécnica de Albacete -peteneciente entonces al distrito de Murcia-. También se crean nuevos servicios, como el Centro de Proceso de Datos, y se amplía la Biblioteca Universitaria. Auspicia, por otr parte, el más ambicioso plan acometido en muchos años: el anteproyecto de lo que sería el Campus Universitario de Espinardo.

El crecimiento de la Universidad de Murcia durante su mandato, aunque aún lejos de las cotas que lacanzaría en los años siguientes, comienza a tomar apogeo: en cuatro años casi se duplica el número de alumnos y crece de manera considerable el de profesores, al tiempo que se incrementa notablemente la oferta educativa en once nuevas titulaciones o especialidades y se producían, al igual que en el resto del país, esperanzadores cambios cualitativos en el panorama universitario, como la participación de alumnos, por primera vez en la historia de la Universidad, en los órganos de Gobierno universitarios.