Empresas

Atrás

Modelo de Educación en Valores para favorecer la responsabilidad personal y social los jóvenes

Descripición:

La adolescencia es un período de transición entre la infancia y la juventud en el que se experimentan importantes cambios físicos, psicológicos y sociales. Algunos de estos cambios se materializan en la búsqueda de la identidad personal y la autonomía, de una mayor intimidad con los pares, en el alejamiento del vínculo parental, en el desarrollo de la sexualidad y el desarrollo cognitivo.

La violencia juvenil y el uso de drogas y alcohol es el resultado de un conjunto de variables que afectan a todos los estratos de la sociedad actual, desde las familias acomodadas, hasta las familias sin recursos. Las fuentes de riesgo se encuentran en las escuelas, en la sociedad, en la familia y en las condiciones existentes fuera del colegio.

Por ello, es necesario plantear programas de intervención social que permitan a los adolescentes desarrollar recursos cognitivos y psicológicos que les ayuden a interpretar lo que es bueno y malo para ellos y actuar de acuerdo con estos criterios.Diferentes investigaciones han demostrado que la práctica de actividad física mediante programas basados en el MRPS producirán mejoras en la autoestima y autoconcepto, la sensación de bienestar y la estabilidad emocional, al igual que una disminución en la ansiedad, depresión y percepción del estrés que pueden ser traducidas en una mejora de la calidad de vida relacionada con la salud.

Ventajas/Beneficios:

 Se trata de un método sencillo y simple. Estructurar el aprendizaje y la enseñanza de responsabilidad por niveles ha demostrado ser una herramienta muy eficaz para los profesores y una estrategia de aprendizaje muy útil para los alumnos.

 Fomenta la autonomía de los estudiantes, ya que permite regular su conducta por normas, enseñándoles a ser independientes y asumir sus responsabilidades, al tiempo que se incrementa su autoestima.

El Modelo mejora el clima de aula en las sesiones de educación física, incrementando la percepción de responsabilidad personal y social, así como la deportividad de los participantes y disminuyendo el número de conductas violentas, y de indisciplina y desinterés.

 Mejora los hábitos saludables disminuyendo el sedentarismo.

Se trata de un método medible y que puede otorgar sello de calidad a quiénes lo implementan.

Aspectos innovadores:

Al ser un programa sistematizado centrado en el trabajo de una educación en valores, resulta más eficaz para provocar cambios a corto-medio plazo, frente a otras metodologías de enseñanza más tradicionales, en el bienestar personal y social.

Nivel de desarrollo:

Disponible para el Cliente.

Empresas o áreas de aplicación:

Ayuntamientos y otras administraciones públicas.

Escuelas deportivas.

 Patronatos.

Centros educativos.

AMPAS de centros educativos.

Empresas que desarrollan actividades extraescolares en centros educativos.